Análisis de Aliens: Colonial Marines

Análisis de Aliens Colonial Marines

Hace 7 años, la empresa Sega anunciaba que se había hecho con los derechos de la saga Alien para poder llevar a cabo un nuevo título, algo que levantó el “hype” entre los seguidores de la saga. Pero los años fueron pasando, las promesas se iban desvaneciendo y el desarrollo del juego se iba enturbiando con retrasos, despidos (por parte del equipo de Gearbox) y rediseños. Pero cuando toda esperanza depositada parecía que había sido en vano, se anuncia definitivamente la salida del juego “Aliens: Colonial Marines”, viendo la luz el 12 de Febrero de este mismo año para PC, PS3 y Xbox360.

Pero, parece que este videojuego que ha vivido con un halo sombrío desde sus inicios, continúa sin poder quitarse dicho peso de encima, debido ahora a las malas notas que le han otorgado los medios especializados, las cuales están bien fundamentadas en su mayoría. Así que lejos de hablar de los puntos más negativos, sobre los que podréis leer en la mayoría de medios con una amplia gama para elegir, voy a intentar mostraros las virtudes de este juego, porque como se suele decir, “la belleza está en los ojos del que mira”, y el ser humano tiende a ser muy influenciable en cuanto a ideas preconcebidas se refiere. De hecho, una de las razones por las que este juego ha podido defraudar a muchos jugadores, ha sido por llevar una idea ya hecha sobre lo que se iban a encontrar, sorprendiéndose al ver un productor muy diferente.

Comenzamos con la historia, la cual está considerada por 20th Century Fox como canónica, situándose inmediatamente después de Aliens (secuela de Alien estrenada en 1986). El argumento nos sitúa inmediatamente después de la segunda entrega, cuando en el papel del marine Winter tendremos que averiguar lo sucedido a la nave Sulaco y sus tripulantes. Para el momento en el que llegamos a la nave, ya no se encuentran en ella los supervivientes que vimos al finalizar la película (omito nombres para no hacer spoilers), pero sí que veremos varios guiños a los momentos finales. A partir de aquí, deberemos enfrentarnos a hordas de Aliens y mercenarios de la Weyland-Yutani Corp. por diferentes entornos conocidos por los seguidores de la saga, como son la Sulaco o la colonia LV-426. Algo que sinceramente me sorprendió bastante es el hecho de que durante varios escenarios los xenomorfos apenas tengan protagonismo, relegando este a los mercenarios. Sabiendo este hecho, podéis imaginaros que el juego se convierte durante dichas situaciones en un shooter lineal contra seres humanos, careciendo de los clásicos momentos angustiosos y aprensivos.

Análisis de Aliens Colonial Marines

Pero como todo juego que se precie, además de mostrarnos varias referencias hacia la película que le da nombre, Aliens, nos permitirá buscar objetos ocultos que nos serán de sobra conocidos y que nos permitirán en algunos casos, conocer más acerca de la historia: armas de algunos personajes, cintas de comunicaciones, chapas de soldados, etc. A esto hay que añadirle la muy buena personalización que han incluido a las armas, la cual nos permite mejorar ciertos aspectos de estas para facilitarnos su uso. Para lograr puntos que podamos canjear en mejoras, tenemos un sistema basado en niveles, el cual iremos rellenando mediante la superación de desafíos que iremos encontrándonos durante las misiones. Otro punto muy destacable es la buena ambientación sonora, la cual nos permitirá volver a disfrutar del clásico sonido del rifle de pulsos o del radar, hecho que agradecerán los fans de la película.

Pero uno de los alicientes de este juego es la implementación de la opción cooperativa, algo que nos hará revivir junto a varios amigos la sensación de pertenecer a un comando de marines espaciales. De hecho, para poder llegar a todo el público han decidido que esta opción no sea solo online, sino que han incluido el modo pantalla partida e interconexión.

Análisis de Aliens Colonial Marines

Aun así, la parte más destacable del juego es su modo online, que se divide actualmente en cuatro modos (digo actualmente porque hay anunciados varios Dlc´s que añadirán nuevos modos, como el clásico “horda”). Diseñado íntegramente por el estudio Gearbox, tenemos ante nosotros varias opciones de juego que se dividen de la siguiente forma: Batalla, en la que se crean dos equipos de cinco jugadores cada uno (marines y aliens) para luchar entre sí, permitiéndonos utilizar ambos bandos en las dos rondas que tiene cada partida; Escapada es otro modo que nos presenta a cuatro marines que tienen que huir hasta un punto, regenerándose cada vez que pasan un punto de control, mientras cuatro xenomorfos que se regeneran constantemente han de evitar que lo consigan; Exterminio permite 12 jugadores, poniendo como objetivo para los marines la destrucción del nido de los aliens, mientras que estos tratarán de impedirlo; y finalmente Supervivencia, donde los marines deberán cumplir objetivos mientras sobreviven a oleadas de enemigos. Mencionar dentro de este apartado, que los Aliens son vistos en tercera persona, debido sobre todo, a la dificultad que conlleva para algunos jugadores manejar a estos seres en primera persona.

Como habréis podido observar, dejando de lado todas las pretensiones que intentó conseguir este juego y no logró, y haciendo caso omiso de los vídeos e imágenes que sobre él se habían publicado, estamos ante un nuevo juego de la franquicia Aliens, que gustará a los más fieles de la saga. Si bien es verdad que no se puede comparar frente a los últimos shooters que pueblan el mercado actual, Aliens: Colonial Marines es un juego que nos hará disfrutar de varias horas de diversión junto a nuestros amigos, luchando “codo con codo” frente a hordas de xenomorfos y mercenarios.

1 Comentario

  1. Estoy bastante de acuerdo, es una pena que parte de los niveles sólo puedas eliminar mercenarios (que lo hubieran llamado “mercenaries: colonial marines”, no?), pero la ambientación y el ruidito del radar de movimientos, es igual de angustioso que en la peli, y eso mola.

¡No te vayas sin comentar!