Superman: El Hombre de Acero vol.2

Superman: El Hombre de Acero vol.2En Septiembre del 2012 la editorial ECC publicaba el primer volumen de una colección basada en el último hijo de Krypton, Superman. Dicha serie se centra en los grandes autores que ha tenido este personaje, y como no podía ser de otra forma, los primeros números son dedicados al inigualable John Byrne. Este artista de origen británico, marcó un antes y un después en la historia del héroe al crear las bases de este tras los acontecimientos de “Crisis en tierras infinitas”. De esta forma, ahora tenemos ante nosotros el segundo volumen de esta estupenda colección, el cual comprende el segundo TPB (Libro en rústica) que apareció, teniendo dentro de sí los números #2 al #4 de Superman, #584 al #587 de Action Comics y el #426 de The Adventures of Superman.

A diferencia de hoy, a finales de los 80 en el mundo del cómic solían primar las historias conclusivas, donde pese a utilizar algún personaje como nexo de unión, los relatos eran contados de principio a fin en no más de 24 páginas, algo que a la industria comiquera actual le supondría grandes quebraderos de cabeza. Como es lógico, las historias de aquella época carecían de la complejidad o profundidad que se dan en las series actuales; razón por la que los buenos guionistas se hacían un buen nombre de manera rápida. Y así llegamos a John Byrne y las historias que se cuentan en este volumen, donde a pesar de situar al Hombre de Acero en diferentes emplazamientos totalmente ajenos unos de otros, los relatos mantienen una calidad abrumadora.

A lo largo de las diferentes páginas del tomo veremos varias historias en las que intervienen numerosos personajes de sobra conocidos por todos nosotros, como pueden ser Ciborg, el Fantasma Errante, Lex Luthor o Darkseid, siendo este último el que acapara la portada del volumen. La primera historia sirve para presentarnos a los conocidos Teen Titans en un relato cargado de moral y mensajes de carácter social, algo muy utilizado en dicha época que seguramente desate en nosotros un sentimiento nostálgico.

Superman: El Hombre de Acero vol.2Tras este primer relato tenemos ante nosotros una historia que nos muestra un Lex Luthor despiadado, capaz de obrar cualquier tipo de mal para lograr sus fines. Un hecho destacable dentro de este cómic es el interrogatorio al que somete a Lana Lang con el fin de lograr conocer la identidad de Superman, donde seremos testigos del resultado de su tortura, algo bastante explícito para su época. A continuación veremos una oscura historia en la que aparece el Fantasma Errante, un misterioso personaje que requerirá la ayuda de Superman para vencer a un mal de origen místico.

A continuación tenemos el arco argumental más extenso de todo el volumen, donde veremos como el kriptoniano viaja al planeta Apokolips, reino del conocido villano Darkseid. A lo largo de las páginas de esta historia, cuyo argumento está unido bajo las tres series de Superman que había en aquella época, veremos las desavenencias del héroe por lograr volver a la Tierra. Este arco introduce en la serie del kriptoniano el crossover Legends en el que Darkseid disfrutaría generando el caos mediante sus esbirros para hacerse con el control, como es el caso de Godfrey, quien intentará desacreditar a los héroes de la Tierra. Entre los tres cómics basados en este crossover encontramos el #426 de The Adventures of Superman, que aunque no es de John Byrne (está escrito por Marv Wolfman y dibujado por Jerry Ordway), sirve como unión para las series Action Comics y Superman. Especial mención dentro de esta historia merece el Superman controlado por Darkseid, a quien este nubla la mente, algo que hemos visto recientemente en otros relatos.

Superman: El Hombre de Acero vol.2Tras esta encrucijada que sufre el kriptoniano nos encontramos con dos historias escritas por Byrne, presentándonos en la primera de ellas a un villano llamado Bloodsport. Este es utilizado por Byrne para criticar nuevamente en formato cómic la funesta guerra de Vietnam y sus consecuencias, siendo una de ellas el daño psicológico al que se vieron sometidos posteriormente la mayoría de soldados. El último número está dedicado a Etrigan, quien enviará a Superman cientos de años atrás para detener un poder maligno que está asolando el centro de Gotham. Aquí podemos observar nuevamente la maestría de Byrne al situar al héroe en diversas situaciones, incluyendo en ellas la magia o la época medieval sin que fluctúe el ritmo de la historia.

El volumen, como ya he comentado, tiene en su interior las dos series que John Byrne se encargaba de escribir e ilustrar a finales de los 80, Superman y Action Comics, siendo la primera de estas sobre la que el artista británico decidía esmerarse más. Aun así, el conjunto de ambas comprende una de las mejores épocas dentro de las historias del último hijo de Krypton. A su vez, también se incluye en el tomo un cómic perteneciente a la serie The Adventures of Superman, la cual estaba a cargo por aquel entonces de Marv Wolfman, que aunque no tuviese tanta acogida como las otras dos series, sirve de nexo de unión para conectarlas.

En cuanto al arte, el dibujo está desarrollado por el propio John Byrne, a quien le acompañan en la tinta, Dick Giordano (en la serie Action Comics) y Terry Austin (en la serie Superman), logrando en ambos dúos un resultado soberbio.

Este segundo volumen que ECC Ediciones ha editado en nuestro país, se compone de 208 páginas y formato cartoné, manteniendo el mismo estilo que su predecesor. En su inicio tenemos un excelente artículo de cinco páginas escrito por Marv Wolfman, finalizando el tomo con otras cinco páginas dedicadas a la historia de Krypton y a dos personajes, Amazing Grace y Metalo. Un increíble volumen que no puede faltar dentro de la colección de cualquier fan de Superman, ya que comprende una de las mejores etapas del Hombre de Acero.

¡No te vayas sin comentar!