Top Ten de Alan Moore

Top Ten de Alan MooreLejos de enumerar los 10 mejores cómics del carismático Alan Moore, este artículo se va a centrar en su obra llamada Top Ten, que valga la redundancia, se puede perfectamente incluir dentro de sus mejores trabajos, pasando a formar unión junto a V de Vendetta, Watchmen o From Hell entre otras.

Top Ten o Top 10, según la prefiráis llamar, fue una miniserie de 12 números escrita por el británico Alan Moore e ilustrada por los americanos Gene Ha y Zander Cannon, que se publicó entre Septiembre de 1999 y Octubre de 2001 bajo el sello America´s Best Comics.

Basándose en series policiacas de los años 80, como puede ser “Canción triste de Hill Street”, Moore crea una obra donde nos mostrará la vida de una comisaría de policía del Distrito 10, en la que las historias personales de los agentes tendrán la misma relevancia que la de los casos que tienen entre manos.

Pero la salvedad de este relato reside en su ambientación y temática, debido a que nos trasladan a una ciudad futurista llamada Neópolis, donde todos sus residentes gozan de la cualidad de no ser meros humanos, sino que entre ellos encontramos metahumanos, alienígenas, androides, monstruos, etc. Como es lógico, esto hará que cualquier incidencia o caso a resolver obtenga un cariz impactante para el lector. Así, encontramos la ciudad asolada por un gigantesco monstruo ebrio de más de 30 metros; un acosador sexual invisible que está poniendo en jaque a las féminas de la ciudad; o un asesino en serie conocido por el seudónimo “Libra” que va perpetrando sus asesinatos sin lograr ser descubierto.

Top Ten de Alan MooreTodos estos casos deberán ser resueltos por un grupo de policías de lo más diverso, entre los que encontramos a Smax, un gigantesco ser prácticamente indestructible; al Sargento César, un doberman capaz de hablar y razonar que luce una prótesis para lograr una apariencia más humana; o Jackie, una frustrada lesbiana que tiene la habilidad de volver sus moléculas intangibles.

Pero como he mencionado al inicio, la intención de Moore no es mostrarnos simples historias centradas en un grupo de policías, sino que su interés va mucho más allá, haciendo que el lector pueda prácticamente “conocer” a sus personajes y crear un vínculo con ellos. Para lograr esto, seremos testigos de los problemas que achacan a estos héroes en su vida diaria una vez que han abandonado la comisaría. Todo esto, como viene siendo habitual en las obras del guionista británico, está perfectamente desarrollado para que seamos capaces de cambiar de una situación extrema a algo tan trivial como la llamada de teléfono de la madre de uno de los protagonistas recordándole que hace mucho que no va a verla, sin que nos resulte algo chocante dentro del grueso de la historia.

Para poder crear un vínculo mucho mayor con el lector, el cómic comienza desde la perspectiva de Robyn Slinger, una nueva agente de policía en dicha comisaría, sintiéndose el lector abrumado ante la cantidad de situaciones que asimila en pocas páginas. Este sentimiento de agobio irá disminuyendo según vayamos tomando contacto con el resto de personajes y nos vayamos integrando dentro de la comisaría del Distrito 10, como si nosotros también fuésemos nuevos integrantes de dicho departamento.

Top Ten de Alan MooreComo podéis observar, el trabajo de Moore vuelve a ser excelente, encumbrando la obra a lo más alto y convirtiéndola en algo totalmente diferente al resto. Pero si por algo destaca Moore, es por sus trabajos cargados de crítica y de mensajes morales, algo de lo que Top Ten hace gala. En Neópolis, los androides son conocidos de forma denigrante como chatarros, y se les acusa de quitar puestos de trabajo al resto de metahumanos; existen religiones que adoran al diablo de forma abierta; la zoofilia deja de ser criticada socialmente ante la dificultad para dictaminarla, etc. Todos estos problemas sociales serán plasmados a lo largo de las páginas de una forma correcta y magistral, que hará que el lector recapacite en la gran cantidad de mensajes que contiene cada página.

Por otro lado, Moore también hace referencia a multitud de personajes de otras series, como pueden ser Marvel o DC; y se ríe de forma satírica de ciertas situaciones o eventos que se han dado en dichas editoriales. Top Ten de hecho, no abarca solo un universo, sino que decide expandir sus fronteras argumentales y mostrar un basto multiverso cargado de realidades.

Top Ten de Alan Moore

Al excelente trabajo de Moore en Top Ten le acompaña Gene Ha, quien logra plasmar de forma magistral todas las ideas que el escritor británico ha querido hacer llegar a sus lectores. Pero todo este contenido que abarrota cada página hará que debamos dedicar obligatoriamente un buen merecido tiempo a disfrutar de la excelente obra artística, observando así la gran cantidad de detalles que se esconden en cada viñeta. Pero por el contrario, esto se convierte también en su talón de Aquiles, ya que Top Ten es una obra cuyo máximo esplendor se apreciaría mucho mejor en un formato absolute debido a su gran cantidad de contenido.

En España podemos disfrutar de un volumen recopilatorio de toda la miniserie de la mano de Norma Editorial. A lo largo de sus 352 páginas encontraremos los 12 cómics que comprenden la serie original y que están presentados en forma de capítulos. Su formato cartoné tiene una cubierta ilustrada por el genial Alex Ross, y en su parte final, podemos disfrutar de un compendio de extras que incluyen varias ilustraciones y bocetos.

Top Ten es un auténtico TOP dentro del mundo del cómic, que cualquier lector adulto debería leer, la cual gustará a todos aquellos que quieran disfrutar de una obra que se aleja de las “típicas” historias de superhéroes.

¡No te vayas sin comentar!