American Vampire #5

American Vampire #5Los mejores vampiros del mundo del cómic vuelven a la carga de la mano de su creador Scott Snyder, en un quinto volumen que edita en nuestro país la editorial ECC, cuya portada ya deja entrever quienes serán los dos principales protagonistas de la serie, Pearl Jones y nuestro querido Skinner Sweet. Para este tomo, se han decidido incluir los números #26 al #33 de la serie americana que se publicaron entre Abril y Noviembre del 2012, situándonos con esto a solo un número de lo publicado actualmente en EEUU, sin contar el especial “Señor de las Pesadillas”, algo muy a tener en cuenta en los tiempos que corren, donde solemos ir con varios números de retraso.

La historia que nos plantea este volumen está dividida en dos partes, por un lado tenemos una trama corta de solo dos números (#26 y #27) que tiene dos fines, aunque ambos están ligados a las presentaciones, y por otro el arco principal, llamado “La Lista Negra”. Ambos relatos están situados a mediados de la década de los 50, tiempo en el que también transcurrió lo narrado en el volumen anterior, donde conocíamos al joven Travis.

Bajo la historia denominada “Los Nocturnos”, nos presentan la nueva versión de un conocido personaje, Calvin Poole, sobre quien vimos que era convertido en vampiro al final del volumen tres. Este, al ser negro, tendrá que enfrentarse públicamente contra el racismo que todavía impera en las calles de Alabama, donde podemos ver como los hombres llegan a ser en multitud de ocasiones seres monstruosos sin llegar a necesitar serlo físicamente. Dentro de la segunda parte de este relato, veremos por primera vez un nuevo tipo de seres que todavía no habían tomado parte en la serie American Vampire, los cuales servirán para arrojar luz acerca de la naturaleza vampírica, además de la de otros seres afines a nuestras pesadillas.

American Vampire #5Una historia sin grandes pretensiones que servirá para presentarnos la nueva etapa de este personaje, además de sentar las bases para sucesos futuros en los que se requiera de nuevas especies. Aun así, el relato cumple perfectamente su objetivo, dotando al lector de su dosis de vampiros necesaria.

Tras este, tenemos el arco argumental principal, que como ya comenté al inicio, tiene como protagonistas a Pearl Jones y a Skinner Sweet. Si hacéis memoria, recordaréis como las páginas del tomo anterior concluían con un epílogo en el que veíamos como Pearl encontraba a su marido, Henry, tirado en el suelo y desangrado, debido a que fue atacado por un vampiro que había dado con ellos. Este final sirve para conectar con el inicio de este arco, llamado “La Lista Negra”, donde comenzamos viendo como Pearl se encuentra en Los Ángeles, y lleva en su maletero al vampiro que atacó a Henry, con el fin de conseguir información al respecto.

Mediante esta información que apenas logra sonsacarle, descubrirá que tras su actuación, se esconde algo mucho más grande. Así, decidirá acudir a los “Vasallos de la Estrella del Alba” para que estos intenten sanar la situación de su esposo a cambio de encomendarse de nuevo a ellos con el fin de desmantelar el aquelarre que aparentemente reside en la industria de Hollywood, donde los engaños y las mentiras están a la orden del día, no siendo nada lo que parece. Y por extraño que resulte, a Pearl se le encomendará un sorprendente compañero, Skinner Sweet, junto al que tendrá que lograr desenmascarar toda la cúpula vampírica de Los Ángeles.

Al retornar de nuevo a los lugares donde comenzó la serie, seremos testigos de varios flashbacks a modo recuerdo e incluso de la aparición de viejos personajes, los cuales volverán a dar un giro a la historia.

Scott Snyder continúa creando una trama alrededor del conocido vampiro Skinner Sweet, pero lejos de repetirse, cada relato tiene un nuevo ápice que enfoca el argumento desde nuevas perspectivas, haciendo que la serie continúe gozando de su estilo genuino. Y viendo todo lo que se va desenmascarando, las nuevas propuestas que aparecen e incluso el uso de viejos personajes, nos hace pensar que American Vampire es una serie que tiene todavía un gran viaje por delante, sin llegar a pecar en ningún momento de tomar un cariz repetitivo. En 30 números hemos pasado desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, por lo que no es de extrañar, que la historia continúe evolucionando hasta llegar a nuestros días.

American Vampire #5

En cuanto al apartado gráfico, para esta ocasión todos los números del arco principal han sido ilustrados por Rafael Albuquerque, siendo dibujados por Roger Cruz los concernientes a “Los Nocturnos”. Albuquerque logra desenvolverse perfectamente en los lápices de esta serie, observándose una notable evolución desde sus comienzos en los primeros números hasta ahora. Por otro lado, Roger Cruz intenta y logra mantener un estilo similar al de su compañero en la serie principal, algo muy encomiable, aunque lógicamente es inevitable distinguir el trabajo de ambos artistas.

Finalmente, la edición realizada por ECC guarda el mismo estilo que las anteriores entregas, con la salvedad de que ha sido publicado en dos formatos para poder llegar satisfacer a todos los públicos: formato rústica (15,95€) y formato cartoné (17,95€). Ambas ediciones tienen 176 páginas a todo color, conteniendo en su parte final un artículo de Jero Piñeiro llamado “Miedos Americanos” y las portadas originales de los ocho números que recopila.

¡No te vayas sin comentar!