Daredevil: La sonrisa del Diablo

Portada "Daredevil: La sonrisa del Diablo"Tras una etapa guionizando para DC, fue en 1986 cuando Frank Miller volvió a Marvel para escribir las historias de Daredevil, una serie que se encontraba en uno de sus peores momentos. Este, con la saga Born Again, logró revivir al personaje dándole una nueva perspectiva, un enfoque más oscuro, en el que las muertes y las desgracias cada vez hundían más al personaje. Sin lugar a dudas, esto supuso un punto y aparte en la colección del Hombre sin Miedo, pues a partir de entonces, cada guionista que le sucedió lo único que hizo fue repetir el patrón creado por Miller, con más o menos acierto, martirizando cada vez más al Diablo Defensor asemejándolo al dramático Caballero Oscuro.

Pero no era a Batman a quien se parecía cuando Stan Lee y Bill Everett lo crearon en 1964, todo lo contrario, pues a sus comienzos era un vigilante que se enfrentaba a sus enemigos burlándose de ellos, asemejándose mucho más a su amigo el Hombre Araña. Y a estos orígenes lo ha querido devolver Marvel contratando al mejor para este tipo de tareas, Mark Waid, quien ya se encargó de hacer volver a sus mejores momentos al Capitán América y los Cuatro Fantásticos.

Así que, el pasado 2011, el guionista de Alabama se colocó al frente de la serie protagonizada por Daredevil para mostrarnos como este, sonriendo, también podía ser un gran personaje.

En la historia que Waid crea vemos cómo Matt, tras abandonar la Cocina del Infierno y ubicarse en Nueva York, tiene más difícil que nunca ejercer su abogacía debido a que la identidad de su alter-ego es un secreto a voces, siendo esto utilizado en su contra para restarle credibilidad juicio tras juicio. Pero esto no evita que le sigan llegando casos, destacando uno aparentemente sencillo que todos los abogados ya habían rechazado, pero… ¿por qué? Esto hará que Matt Murdock se enfunde su traje rojo para investigar este caso que le hará enfrentarse a un antiguo villano del Universo marvelita.Daredevil: La sonrisa del Diablo

Tras este arco argumental, veremos como el buffet Foggy & Murdock acepta el caso de Austin, un joven invidente que fue despedido sin motivo aparente. Al igual que en la otra historia, cuando Matt recibe el caso, es Daredevil quien comienza a hacer la investigación. Esta vez, cuando Daredevil empieza a hurgar en Midas, la empresa denunciada, descubrirá un proyecto que reúne a los cárteles del crimen más peligrosos del mundo.Daredevil: La sonrisa del Diablo

Además, en este nuevo punto y aparte que supone esta etapa de Waid en la serie, el guionista se encarga de recordarnos brevemente y de manera brillante los orígenes del personaje en la primera página. En este tomo también conoceremos como Matt Murdock ve y se desenvuelve en su entorno en un arco argumental que sirve de epílogo.

Con esta obra Mark Waid hace que Daredevil deje de luchar contra capos de la mafia y ninjas para que vuelva a enfrentarse a pintorescos villanos, demostrándonos que un personaje no tiene por qué estar hundido en la miseria para ofrecer una muy buena historia con la que lograr atrapar a los lectores. A pesar de este borrón y cuenta nueva, Mark Waid sigue manteniendo la continuidad del personaje, haciendo referencia a lo acaecido durante la segunda temporada, algo que aprovecha para incrustar a la serie en el Universo Marvel mediante la aparición del Capitán América. Además, Mark Waid en esta serie consigue dar un poco de más calma a su narrativa, algo que en otras obras suyas llegaba enervaba al lector y hacía que no se disfrutase completamente de las mismas. Este cambio positivo se nota principalmente en la narración de los hechos que realiza en primera persona Matt Murdock o su alter-ego.

En el apartado gráfico nos encontramos al patrio Marcos Martín y a Paolo Rivera. Ambos realizan un dibujo de trazos claros acorde con el nuevo rumbo tomado por la serie. Con sus dibujos dinámicos y de clara estética europea, los dibujantes se encargan de utilizar la visión en forma de radar de Murdock para mostrarnos unos inteligentes dibujos, siendo muestra de ello la portada del volumen.Daredevil: La sonrisa del Diablo

Panini se encarga de recopilar los 6 primeros números de esta tercera temporada del Diablo Guardián en uno de sus tomos 100% Marvel a un precio de 12,00 e. Entre las 144 páginas que componen este volumen editado en formato rústico, encontramos las portadas originales y una introducción que nos servirá para ponernos en antecedentes.

Esta serie, que cosechó dos Eisner (Mejor Número Unitario y Mejor Serie Regular) y que, junto a Incorruptible e Ireedemable, sirvió para que Waid se hiciese con el Eisner al Mejor Guionista, se muestra como uno de los mejores, por no decir el mejor, trabajo del guionista, encandilando no solo a los lectores fieles de Daredevil, sino a cualquiera que busque encontrar una buena serie sobre el personaje. Daredevil de Mark Waid, sin lugar a dudas, una colección para seguir.

Un artículo escrito por Antonio Cañestro LanzaderaDaredevil: La sonrisa del Diablo

¡No te vayas sin comentar!