La Guerra de las Tormentas 1: El Camino de los Reyes

Si os hablo de G.R.R. (Gruñido) Martin, J.R. Tolkien, Robert Jordan o Glen Cook muchos sabréis qué han escrito. Son los autores que más se leen en materia fantástica o épica (aunque a veces se desdibuje la diferencia). Si soléis leer las reseñas de la web ya habréis podido comprobar lo fanático que soy de Brandon Sanderson, por quien apuesto que se va a convertir en el próximo nombre de la lista anterior. Con esta nueva saga, La Guerra de las Tormentas, Sanderson puede demostrar todo lo que puede hacer con una trama muy adulta y mucho menos palomitera que en Elantris o la galardonada y reseñada Nacidos de la Bruma. Preparaos para conocer un nuevo mundo lleno de matices y contrastes, un libro de Ediciones B en su colección Nova.

Portada de El Camino de los Reyes
Portada de El Camino de los Reyes

Nos encontramos en Roshar, un mundo lleno de mitología, historia y guerras. Hay muchas ciudades y las localizaciones son muy distintivas y llenos de detalles, de hecho parece que una ciudad sea incluso un país diferente. Hay varias cosas que nos recordará a Nacidos de la Bruma, pues comparte varias similitudes, un mundo devastado por la ceniza (en este caso tormentas) y con una clara lucha entre clases sociales. En este primer libro de la saga básicamente conoceremos dos localizaciones, Alezkar y Jah Keved, centrándose sobre todo en la primera. Los grandes poderes de este mundo son los poseedores de las espadas esquirladas o esquirladas a secas, espadas imbuidas con un poder que corta el alma y no el cuerpo de aquel al que alcanza. En Roshar existen unos cristales que son los que dan poder tanto en el campo de guerra como en la sociedad, siendo estos cristales los que sin duda alguna deciden el devenir de las batallas, pues insertadas en las armaduras y espadas hacen que el guerrero sea casi invencible.

Una vez situados en el contexto del mundo en el que sucede el libro tenemos a uno de nuestros protagonistas, Kaladin, un feroz y valiente guerrero (quien recuerda muchas veces a Kelsier de Nacidos de la Bruma) por su manera vital de actuar y su genialidad en el campo de batalla. Finalmente nuestro amigo Kaladin pasa a ser esclavo mientras nos enteramos que hay una guerra en marcha y se lucha en 10 bandos diferentes, aunque contra un solo enemigo… Justo en el momento que es atrapado y sus hermanos de armas aniquilados su personalidad juguetona y despreocupada desaparece. Su espíritu de lucha merma considerablemente, aunque nunca deja de intentar escaparse, hecho que le hace ganarse una marca de “peligroso” que reciben los esclavos especialmente conflictivos. Meses más tarde es vendido a un grupo de hombres que transporta puentes (sí, suena raro pero así es) a campos de batalla para que el ejército pueda superar los diferentes accidentes naturales. Esta es una de las tareas más peligrosas que se pueden ejercer en Roshar, y Kaladin está convencido de su muerte inminente, aunque finalmente prueba que su suerte y sus ganas de sobrevivir juegan muy en su favor (¿habrá algo más?). Este es seguramente mi personaje preferido y el que cubre más páginas del libro, cambiando de estado anímico de una manera vertiginosa, cosa comprensible teniendo en cuenta que no para de perder compañero pero a su vez sobrevive a todo tipo de locuras que nadie podría pensar. El final del personaje en el libro es bastante épico y personalmente me sentí muy bien, pues empatizar con Kaladin es sencillo gracias a la labor de Sanderson dibujando línea a línea una marcada personalidad.

Brandon Sanderson orgulloso de su trabajo en la nueva saga de La Guerra de las Tormentas
Brandon Sanderson orgulloso de su trabajo en la nueva saga de La Guerra de las Tormentas

Casi en la otra punta del mundo, en Jah Keved, Shallan Davar se nos presenta como otra de las protagonistas. Quizás no llegamos a conocerla tanto como a Kaladin pero enseguida consigue contagiarnos su fuerte deseo de encontrar una esquirlada y destapar todas las mentiras que hay tras la muerte de su padre. Por suerte no está sola y cuenta con hermanos, aunque muchísimo menos valientes y decididos que ella, quizás debido al amor que sentía su padre por ella (aunque no era correspondido) en detrimento de sus hermanos, pues aunque él le demostraba su cariño también tenía unos peligrosos arranques de ira. Después de varias aventuras finalmente llega donde se encuentra Jasnah, cuya esquirlada quiere robar. Su final, aunque más predecible, también nos hace pensar que en futuros libros será un personaje la mar de interesante y con muchísimos recursos.

El tercer y último de los protagonistas del primer libro es Dalinar Kholin, aunque ya os digo que está plagado de secundarios muy interesantes. Dalinar es un guerrero sin parangón aunque atormentado por la muerte de su hermano. Se siente muy culpable por no acompañarle en sus últimos momentos y durante todo el libro veremos detalles de ese fatídico día. Además es un portador de esquirlada, aunque prefiere llevar su armadura sin ornamentos. Por si no fuera suficiente su pena, adelantado el libro descubriremos como al más puro estilo Marvel, pierde los recuerdos de su mujer, cosa que todavía hace que sea más enigmático y oscuro.

Como ya ocurriera en Nacidos de la Bruma, este es un libro que se va explicando gracias a sus personajes y a los tres puntos de vista por los que vivimos el relato. Al igual que en la saga de Martin iremos cambiando de personaje a diestro y siniestro. Como ya sucediera con Juego de Tronos esto hace que al principio vayas perdido y cueste seguir el ritmo, aunque como suele pasar a partir de la mitad gana muchísimo y agradeces la distribución de los capítulos. Otra cosa que podemos apreciar rápidamente es la variedad de recursos de los que hace gala Sanderson para hablarnos de sus personajes, pues con Kaladin descubriremos los pormenores de su pasado mediante flashbacks, con Shallan nos adentraremos en el mundo de los sueños y Dalinar vive su vida a través de visiones. Todo esto hace que la obra gane en diversidad y Sanderson vuelva a sorprendernos, pues no solo vuelve a sacarse de la chistera un mundo lleno de matices, sino que consigue reinventar la narrativa del género y otro tipo de magia aunque no tan completo como en los libros de Vin, Kelsier y compañía (tengamos en cuenta que Nacidos de la Bruma se basa casi por completo en el sistema de magia).

Uno de los dibujos que podremos ver durante la novela
Uno de los dibujos que podremos ver durante la novela

Si habéis leído Los Jardines de la Luna, el primer libro de Malaz tenéis el libro perfecto ante vosotros, pues como en el mencionado, aquí se nos presenta el mundo, toda su mitología, un par de hechos importantes que se irán desarrollando y conocemos a los protagonistas que seguramente aumentarán en número a lo largo de los libros de las saga. Se han confirmado 10 por el momento y por suerte su ritmo no se parece al de G.R.R. Martin, pues consigue sacar un libro por año sin perder un ápice de calidad. Podemos decir que Sanderson vive para ser escritor y si no esta entre bolígrafos e historias fantásticas no sabe qué hacer. Imaginamos que esta primera novela río será solo el principio de lo que se nos insinúa al principio del libro, una historia que lleva milenios gestándose y que el pasado tiene todavía mucho qué decir.

Si sois de los que os quejáis con los libros de más de mil páginas por no tener ayuda visual ni mapas que consultar estáis de enhorabuena. Cada pocas páginas contamos con bocetos, mapas y aclaraciones sobre las diferentes criaturas, razas o lugares que se convierten en imprescindibles. Otro punto interesante es el de las cartas que nos presentan los capítulos, un escrito sobre los últimos segundos de vida de diferentes personas con un final de lo más desagradable, un punto de tensión que añade Sanderson y ayuda a entrar en calor.

Quiero señalar que en su versión española hay una serie de errores con diferentes personajes, cambiándose el papel y frases un tanto extrañas y que no sabemos a qué se debe. Tildaría a esta novela de excelente en todos sus sentidos e incluso la traducción, pero su primera mitad tiene una cantidad importante de errores que esperemos que Ediciones B corrijan en próximas ediciones (por favor, tapa dura). Por lo demás Ediciones B sigue con su buen hacer dentro de la colección Nova y nos está traduciendo todo lo que hay de Brandon Sanderson quien se está convirtiendo en uno de mis autores favoritos.

Señores y señoras, estamos ante un libro fantástico (en sus dos sentidos) y de grandes proporciones. Sus 1.200 páginas nos transportarán hasta un nuevo mundo salido de la genialidad de Brandon Sanderson y que hará las delicias de todo fan de la épica quitándole muchos de sus tópicos y añadiendo otros tantos ingredientes frescos y genuinos. Nos os perdáis el primer libro de la nueva saga La Guerra de las Tormentas, pues su primer libro, El Camino de los Reyes es uno de los mejores libros del género.

¡No te vayas sin comentar!