Liga de la Justicia #1

Sensacional. Es la palabra que viene a la cabeza cuando lo coges en tus manos y empiezas a hojearlo. Sin duda es un cómic muy vistoso. El equipo creativo ha estado fantástico y tras este número hay indudablemente una gran carga de trabajo.

El guion es correcto, pero aún sería pronto para evaluarlo, para ello tenemos que darle más números de margen para permitirles desarrollar la historia. En cualquier caso, parece bastante básico, dirigido a un público demasiado juvenil e introduciendo la historia con calzador en algunos aspectos. Pero le daremos lugar a duda y esperaremos a tener al menos un arco argumental entero para evaluarlo con más profundidad. Por ello, por el momento tan solo voy a profundizar en su apartado visual.

En cuanto al dibujo en sí, el lápiz está al cargo de un enorme Jim Lee, el cual se hace cargo de todo el dibujo, incluyendo la portada, y se muestra mucho mejor de lo que le recordaba. Su técnica ha mejorado considerablemente desde que años atrás le seguía y ahora sus dibujos no son tan abruptos sino que los ha suavizado. Y el resultado visual en su conjunto, realmente es una obra maestra. Y aquí me refiero al dibujo en su conjunto final. El equipo al cargo ha estado magnífico, tanto en lápices como en tinta y color. Los finalizadores han sabido no solo respetar la esencia de los lápices, sino enfatizarla y estilizarla. No solo mantienen, sino que aportan: iluminación, calor, movimiento… Muy buen trabajo. Y creedme que no estoy exagerando, no sabría cómo exagerar una obra de tal calibre, de hecho me quedaría corto. Es dificil encontrar adjetivos que enfaticen correctamente su espectacularidad.

Comparando con el número uno de Superman, del que también hicimos reseña, puedo decir que no tiene absolutamente nada que ver. Sin llegar a menospreciar el dibujo de Superman, cosa que no es mi intención, tengo que decir que aquí el dibujo está muy por encima. DC nos deja claro que la gran apuesta de la nueva etapa es esta colección recopilatoria de los mejores héroes. Y parece que funciona, dado que el pasado año fue la más vendida en los Estados Unidos, de entre todas las colecciones y de entre todas las editoriales.

Es un número fácil de leer. Incorpora acción, poco texto y su lectura es ligera. Te deja con ganas de más. Perfecto para nuevos lectores sin ningún conocimiento previo del universo DC. De hecho, esa ha sido la idea de la nueva etapa. El cómic termina con un interesante cliffhanger y al final de la historia el número español trae varias páginas con diseños preliminares de trajes y con bocetos de la portada, aparte de otra segunda reprodución de la portada, a la cual dicho sea de paso tampoco le encuentro mucho sentido salvo el de mero relleno.

Este primer número de la Liga de la Justicia supone una introdución en este reimaginado universo. Supone una presentación de personajes, aunque aún no de todos, pero no solo para nosotros, para la sociedad humana en general y para ellos mismos también, pues comienzan a establecer contacto entre ellos. En cuanto a los personajes, se vislumbra cómo Batman, Green Lantern y Superman serán la columna vertebral del nuevo equipo. Así, sin asumir excesivos riesgos se coloca a los pesos pesados al frente de la alineación. De ellos, se muestra a los dos primeros más maduros y consolidados en sus habilidades que a un rejuvenecido Superman. Recordemos que en este nuevo renacimiento algunos héroes irán adquiriendo sus poderes paulatinamente.

En cualquier caso, y por el momento, de lo que he leído declararía como imprescindible este primer número de la Liga de la Justicia, junto a los primeros números de Superman y Batman. En los tres casos merece la pena su compra y ya no solo sea por nombre, por ser emblemas, y por el peso que podrían llegar a tener en la historia de la editorial, sino también por calidad.

El reto que tiene la serie ante sí será el de mantener el nivel. Empezar no podría haberlo hecho mejor, pero continuar en la misma línea es francamente difícil, en especial cuando el guion pase a tener peso en el conjunto artístico. Así el principal reto recaerá en el guion, el cual deberá saber estar al la altura del dibujo, profundizar más, y no estar dirigido a un público excesivamente juvenil. Recordemos que quienes leemos cómics ahora somos los de siempre, los que cuando éramos jóvenes ya los leíamos y aún mantenemos nuestra afición. Pero un reinicio siempre supone un peligro. Obviamente tiene una motivación comercial detrás, una motivación dirigida a conseguir nuevos lectores. Personalmente me asusta que algunos héroes, como Superman, sean veinteañeros. Puede significar que la nueva etapa se preocupe tanto en captar nuevos lectores adolescentes que finalmente seamos los adultos los que terminemos dejándola de lado. Pero como aún es pronto para opinar le dejaremos un margen.

Edición tomo de JLA #1: Continuando lo ya comentado sobre el primer grapa de esta serie, ECC acaba de reeditar este mes un tomo en formato rústica, que tiene en su haber los primeros 4 números de esta colección. Así, si el primero de ellos nos dejaba con ganas de saber más acerca del resto de integrantes de la JLA, este volumen servirá para poner un broche final a la unión de estos héroes.

La verdad es que como ya comenté en el inicio de esta misma entrada, el primer número por sí solo quedaba algo “cojo”, ya que no nos presentaba a todos los integrantes de este grupo de superhéroes que forman la Liga de la Justicia Americana, siendo solo Batman, Green Lantern y Superman los héroes aparecidos. El segundo número continúa la historia de estos tres héroes enfrentándolos entre sí en un combate dos a uno, aunque lógicamente la supremacía del Hombre de Acero les hará requerir la ayuda de un tercero, Flash.

El tercer número de la serie añade a dos integrantes más, Wonder Woman y Aquaman, cuyas series individuales les permiten no necesitar presentación acerca de su origen. Así, el grupo formado ahora por seis miembros deberán enfrentarse a las extrañas hordas de seres que se hayan secuestrando a personas e inmolándose en nombre de Darkseid.

Finalmente, a lo largo de los cuatro números hemos ido viendo la relación padre-hijo de un joven promesa del fútbol llamado Victor Stone, cuyo progenitor es un científico que está estudiando a los metahumanos que tanto están proliferando en los últimos tiempos. Así, mediante varias escenas ajenas a la acción principal veremos el nacimiento del séptimo integrante de la JLA, Cyborg.

El número, al que ECC ha bautizado como “Origen”, es un perfecto compendio para conocer el comienzo de la JLA dentro del Nuevo Universo DC, mostrándonos en su parte final al primer gran enemigo contra el que deberán enfrentarse, algo que se desarrolla en los siguientes números. De esta forma, si alguien dudó en hacerse con dichos ejemplares, la editorial española nos brinda la oportunidad de volver a conseguir las cuatro primeras historias bajo un único tomo. Huelga decir que el trabajo de Jim Lee a lo largo de este primer arco argumental es magnífico, teniendo en su haber un gran número de “splash pages” (imágenes de gran tamaño) espectaculares. A su vez, Geoff Johns conforma de manera sublime este dúo de artistas entrelazando todas las historias de estos héroes entre sí. Especial mención merecen las burlas de los héroes más “poderosos” hacia Batman o Aquaman, quienes saben responder de forma tajante.

[xrr rating=5/5]

¡No te vayas sin comentar!