Os contamos la preview de 28 minutos de Star Trek: En la oscuridad

Cartel de la película
Cartel de la película, expuesto a la entrada de la sala

En La Casa de El hemos sido invitados a una preview de 28 minutos de Star Trek: En la oscuridad. Tuve el orgullo de acudir en representación, por lo que aquí trataré de contaros minuciosamente todo lo acontecido, así que os advierto, que habrá spoilers.

En primer lugar agradecer a la gente de Paramount y Cinesa Parquesur la oportunidad de disfrutar de 28 minutos de metraje en versión original, subtitulada a la lengua de Cervantes, y de un cafetito con bollitos cortesía de los mismos.

Acceso a los Cines Cinesa Parquesur
Acceso a los Cines Cinesa Parquesur

Una vez dicho esto, pasamos a entrar en materia. Estos 28 minutos se dividían en los primeros 25 minutos de la película, tal y como serán en el montaje final, y 2 escenas más en las que se muestran distintos momentos del filme, bastante aclaratorios.

El grueso, obviamente, eran los 25 minutos del comienzo, que arrancan con la tranquila banda sonora de Michael Giacchino, que empieza en compases suaves, mientras se van mostrando los logos e intros de las distintas productoras. La primera escena es la que muchos conocemos, el planeta con vegetación de coloración roja, llamado Nibiru, en el que se ve a un enmascarado correr con un objeto en la mano. Dicho enmascarado se topa con una criatura semejante a un troll de los que salían en el Señor de los Anillos, a la que el enmascarado dispara, para ver, detrás del cadáver, al Dr. McCoy. Este le increpa al desconocido que acaba de eliminar a su medio de transporte. Como ya supondréis, el enmascarado no es otro que James Tiberius Kirk, capitán de la nave estelar Enterprise. A partir de este punto se desvela el asunto que traían entre manos: en el ya mencionado planeta Clase M Nibiru se ven obligados a, mediante un explosivo de fusión fría, impedir la erupción de un volcán, todo debido a que Kirk, probablemente, había decidido que tenían que salvar a la civilización que allí vivía, a pesar de la normativa de la Federación de no ingerencia en otras culturas, máxime en este caso, que apenas habían desarrollado la rueda. El artefacto que Kirk llevaba resulta ser un texto considerado como sagrado por los nativos, lo que aprovecha para sacarlos del templo y evitar que la lava los elimine. Tras este acto, tan heroico como poco agradecido, se lanzan por un acantilado al mar para descubrirse que el Enterprise está bajo agua esperándoles. A su vez, Spock, junto con Sulu y Uhura están en una lanzadera intentando depositar el artefacto. Tras romperse el cable que sostenía a Spock, este se precipita hasta caer sobre unas rocas que flotaban en el magma, en el interior del volcán. El propio Spock, haciendo uso de su inflexibilidad y fría lógica, indica al Enterprise que no le rescaten, cosa que Kirk ignora, sacando a su nave del agua ante el asombro de los nativos, rescatando a un Spock que se daba por muerto. Como nota graciosa, cabe destacar que, tras ver a la Enterprise, los nativos comienzan a venerarla como una deidad que ha evitado que mueran carbonizados.

La siguiente escena sucede en la tierra, donde tanto Kirk como Spock, son llamados por el almirante Pike. Este les echa una bronca monumental, principalmente por saltarse las normas de la Federación y falsear el cuaderno de bitácora. Kirk lo niega, pero Pike argumenta que Spock sí dio parte del comportamiento de su capitán. Tras una pequeña disputa entre el humano y el vulcano, dicha reprimenda acaba con Kirk destituido del puesto de capitán y Spock destinado en otra nave. Pike, tras jugarse el cargo con el almirante Markus, consigue que Kirk prosiga su carrera en el Enterprise, pero como primer oficial.

Paralelamente a todo esto, se nos da a conocer al villano, interpretado por Benedict Cumberbatch, que, contrariamente a los rumores, se llama John Harrison y es un oficial de la Federación renegado. Se presenta ante una pareja de tripulantes que tienen a su hija enferma, asegurándoles que la curará. En efecto, la cura, pero a cambio de que el padre de la criatura provoque una explosión en una biblioteca que, como curiosidad, se llama Kelvin, el mismo nombre de la nave en la que George Kirk murió, salvando a su tripulación.

Preview Star Trek- En la oscuridad

Tras esta explosión, tanto Pike como Kirk son convocados a una reunión especial, según el protocolo de la Federación. En dicha reunión se acuerda perseguir a Harrison con todos los medios posibles. Kirk no entiende por qué destruir una biblioteca y, según se observa en las imágenes recogidas, robar una base de datos que es pública. En ese momento cae en la cuenta de que, quizá, Harrison pretende, precisamente que sigan el protocolo, es decir, reunirse en esa sala para tener a todos los capitanes juntos. En ese momento se produce un ataque a la sala, que se salda con un gran tiroteo y muchos muertos.

En esta primera escena se nos presenta a los protagonistas de la película, algunos ya conocidos, James T. Kirk (Chris Pine), Spock (Zachary Quinto), Nyota Uhura (Zoe Saldana), Dr. McCoy (Karl Urban), John Cho (Hikaru Sulu), Pavel Chekov (Anton Yelchin), Scotty (Simon Pegg) Christopher Pike (Bruce Greenwood) y otros nuevos, como el villano John Harrison (Benedict Cumberbatch) o el almirante Markus (Peter Weller).

Hasta aquí los primeros 25 minutos.

La siguiente escena que nos muestran es cómo el Enterprise, seriamente dañado, se precipita sobre la Tierra, sin escudos, sin energía auxiliar y sin ningún tipo de control. Spock, como capitán en funciones, ordena evacuación, toda la tripulación del puente de mando, lógicamente, se niega. A su vez Kirk, junto con Scotty, intentan llegar a ingeniería para restaurar aunque sea la energía auxiliar para que puedan estabilizar la caída, recorriendo los pasillos de la nave, a ratos por el suelo, a ratos por las paredes, debido a la ausencia de gravedad. Todo regado con comentarios de humor de Scotty. Esta escena finaliza con Kirk y Scotty a punto de caer a causa de los giros y vueltas que da la nave, siendo rescatados en el último momento por Chekov.

La última escena que pudimos ver es, creo, lo siguiente a la caída descontrolada del Enterprise. Aparentemente, han conseguido controlar el descenso, y tienen un aterrizaje forzoso en la bahía de San Francisco; en cuanto la nave termina de derribar algunos edificios y detenerse, con gran espanto de los habitantes de la zona, Spock se teletransporta hasta la superficie para iniciar una vertiginosa carrera persiguiendo a John Harrison que, supongo, estaba ahí para ver el espectáculo. Esta persecución finaliza con una lucha cuerpo a cuerpo entre el villano y Spock sobre un deslizador enorme sobre los rascacielos de San Francisco, en la que Harrison termina por lanzarse al vacío desde la parte de atrás, para caer sobre otro deslizador inferior. Spock, ni corto ni perezoso, hace exactamente lo mismo pero por la parte delantera del mismo. Y hasta aquí podemos escribir, porque es en ese preciso instante donde finalizan los fabulosos 28 minutos de entretenimiento.

¡Qué puede deciros un trekkie confeso tras semejante privilegio! Pues que lamento que no lo hagan público y que todo el mundo pudiera disfrutar de esta misma preview, para que se hagan una idea amplia de lo que se avecina. La impresión general es que, si bien en la primera película eran como muy jovencitos, en esta se les nota una madurez y una compenetración que recuerdan muchísimo al ambiente de la serie original, en el sentido de que todos cuidan de todos y que tienen un sentido del deber y la fidelidad increibles. Claros ejemplos son la preocupación de Uhura por Spock ante la petición de este de abandonarlo en el volcán, o la negativa (“…con el debido respeto, señor…”) de Sulu y los demás a abandonar al capitán en el puente de mando. Dan la impresión de ser una gran tripulación, que hará lo indecible por seguir adelante.

¡No te vayas sin comentar!