Death Note – Black Edition #1

Death NoteUno de los subgéneros que tienen cabida en el manga es el shonen manga, historias de origen  nipón dedicadas principalmente a los adolescentes. De este género, una de las obras que más repercusión ha tenido a nivel global es la que hoy nos ocupa, Death Note, un polémico cómic en el que se trata, principalmente, el tema de la justicia y el modo de impartirla desde un punto de vista más adulto, haciendo que este sector también considere como serie de culto a esta obra japonesa.

La historia comienza cuando el shinigami (mensajero de la muerte) Ryuk, aburrido de su labor rutinaria en el mundo de los shinigamis decide visitar a los humanos. Una vez allí, el shinigami deja caer su Death Note, o diario de muerte, un cuaderno en el que si escribes el nombre completo de alguien y tienes su cara en la mente, muere. Así, el diario cae sobre Japón, más exactamente en los alrededores de un instituto de Kanto, siendo recogido por Light Yagami, un estudiante excepcional (tanto es así que tiene el mejor promedio en los estudios de su país) e hijo modelo de 17 años. A pesar de esto, tras esa facha de perfección se encuentra un joven frío y calculador que sale a relucir en cuanto Light encuentra el Death Note.

Tras leer las instrucciones del cuaderno y corroborar con varios asesinos que el cuaderno mata a aquel cuyo nombre se escribe en él, Ryuk se le presenta al joven explicándole que le ha hecho llegar el cuaderno de muerte de forma aleatoria para poder entretenerse. Una vez asimilada su actual situación y con el shinigami divirtiéndose como un imparcial espectador, Light decide limpiar al mundo de la mugre que hay en él mediante su cuaderno en busca de la utopía de un mundo perfecto en el que nadie se atrevería a hacer el mal por miedo a morir y en el que él jugaría un papel de Dios. Así, día a día va descubriendo y probando las diferentes cualidades del cuaderno de muerte con asesinos, dejando cada día una multitud de malhechores muertos. Esta extraña coincidencia no tarda mucho en atraer la mirada de todos los cuerpos policías del globo, quienes se reúnen para tratar de averiguar el motivo de las muertes y, en caso de que haya un culpable, dar con él y detenerlo.Death Note

Para ayudar a dar con el asesino interviene en la reunión L, un detective que mantiene su rostro e identidad en secreto y que ya ha resuelto multitud de casos en colaboración con la policía de diferentes partes del mundo. Con unas dotes deductivas que igualan a las del propio Light, quien pretende ser en un futuro detective, L anuncia que las muertes no son ocasionales, sino que se encuentran producidas por alguien que vive en Japón y que solo necesita ver la cara y saber el nombre de la víctima para matar. Tras anunciar que tomará las riendas de la investigación, L realiza un comunicado a nivel global en el que le declara la guerra a Kira, nombre que le otorgan los medios de comunicación a Light.

De esta forma comienza una batalla detectivesca protagonizada por Ligh/Kira y L para ser el primeroDeath Note en averiguar la identidad del otro para acabar con él. Pero los dos personajes no serán los únicos que participarán en el duelo, pues multitud de personajes se sumarán a la trama, como la familia de Light, la policía de Japón o el FBI.

El encargado de guionizar la genial obra es Tsugumi Ōhba, quien plantea un relato principalmente policíaco en el que se encontrará absorto el lector gracias a su inteligente desarrollo marcado por los constantes y sorprendentes giros argumentales. Ōhba también realiza una labor brillante en la creación de personajes pues, si bien es cierto que no son excesivamente originales, se encuentran todos muy bien cimentados e irán evolucionando con forme avance la trama.

A cargo de los lápices nos encontramos a Takeshi Obata, artista que realiza unos geniales dibujos en los que refleja hasta el más mínimo detalle y con los que consigue ayudar a la labor de su compañero con los personajes realizando una muy buena caracterización con la que dota de personalidad propia a los protagonistas.

Tras ser editada por primera vez en España hace 10 años en 12 tomos, Norma Editorial se encarga de reeditar el manga en su lujoso formato “Black Edition”, el cual otorga una presentación más que digna a la obra de culto. En esta primera entrega Norma recopila los dos primeros tomos de la historia (Aburrimiento y Confluencia) en un volumen con 384 páginas, que incluye varias páginas a color y sobrecubiertas en color oscuro, aumentando su tamaño respecto a la anterior edición, a un precio inmejorable, 14,95 euros.

A pesar de que con este primer tomo solo podemos leer los dos primeros capítulos, nos damos cuenta que nos encontramos con un manga que ignora fronteras convirtiéndose en una obra más que recomendable para cualquier tipo de lector. Además, esta nueva edición se presenta como la ocasión perfecta para hacerse con la exitosa serie que ya ha sido versionada a la gran pantalla y convertida en una serie anime.

Un artículo escrito por Antonio Cañestro Lanzadera

¡No te vayas sin comentar!