Freaks’ Squeele 4: Súcubo Pizza

VICIO. Sí, estoy muy enganchando a Freak’s Squeele. Empecé a leer la serie de Florent Maudoux por curiosidad, un “manga” francés y con un diseño de personajes muy vistoso. Al final resulta que la trama tiene un montón de giros, nada es lo que parece y la historia tiene unas posibilidades brutales. Pocas veces he visto personajes tan marcados y diferenciados entre sí, ya no solo en su aspecto sino también en su carácter. Con las personalidades de cada uno se podría hacer un spin-off, y aunque ya os hablé del de Rouge (de Xiong Mao), Dibbuks va a publicar (en teoría) otro, centrado en la historia de Funeral, durante este mismo año. Me he leído el tomo en un día, creo que eso define cuánto me gusta y en qué nivel de prioridad se encuentra ahora mismo la serie.

Freaks' Squeele 4: Súcubo Pizza

Recordando los hechos del anterior volumen, Chance se estaba enfrentando al campeón de Saint-Ange junto a otro de los estudiantes transformado en espada… En las primeras páginas podremos ver el desenlace de esta magnífica pelea, llena de acción y sorpresas. Descubrimos nuevas habilidades (en realidad solo perfeccionadas) de Chance y la estratagema que ha estado desarrollando para enfrentarse al combate. El desenlace no os lo contaré pero las escenas de acción son brillantes y te mantienen en vilo hasta el final. Con la contienda finalizada llega también el momento de despedir el primer año. Todos los compañeros tienen planes y solo queda disfrutar de la compañía de todos hasta que el curso vuelva a empezar. Valkyria, por ejemplo, irá a un “retiro” en Japón; Xiong Mao y Fei Long viajan hasta sus tierras natales para solucionar un problema diplomático; Sombra debe pasar parte a su organización ultramegasecreta y Chance y Sablon son invitados a entrar en Saint-Ange con una beca. Obviamente, Chance tiene sus propios planes y vamos descubriendo poco a poco que la antaño despistada heroína tiene muchas dotes para la negociación y es muchísimo más lista que lo que TODOS podrían pensar. Aquí es donde en principio se iba a desvelar el pasado de Funeral, pues Chance descubre la relación que hay entre el director de la FEAH y el profesor de derecho, pero el señor Moudoux se lo reserva para el spin-off del que os he hablado.

Y así empieza otro nuevo curso, con sus novatos y el ambiente más alborotado que podríamos encontrar. Al parecer hay dos bandas que quieren acabar con el director de la FEAH, pues está dejando que la imagen de la universidad quede seriamente comprometida, incluso aceptando alumnos que lo que pretenden es convertirse en villanos y no en héroes. Todo esto es algo que la Scubby gang (es el nombre que yo le doy al grupo, al igual que Xander lo hiciera en Buffy Cazavampiros) ya sospechaba y llevaba tiempo preparándose para pasar a la acción. Como siempre, esto derivará en unas páginas llenas de acción y despropósito literario y con un final sorprendente. Sabemos que el director de la FEAH es uno de los mayores estrategas de todos los tiempos, pero en este tomo se corona y se revela como otro de los grandes personajes de la historia.

El autor tiene un pequeño cameo durante unas pocas páginas (con él mismo dibujado como Gizmo) y actuando como el rotulista del puesto de comida que tienen los protagonistas en el campus. Esta y las otras miles de referencias a la cultura “freak” de todos los tiempos hacen de esta serie un gran homenaje a todas esas historias de ficción y fantasía que tanto nos hicieron disfrutar cuando éramos niños y no tan niños. Maudoux es un gran ejemplo de evolución, a cada capítulo que pasa su narrativa es más potente y sus tramas más oscuras e interesantes. De hecho, desde hace un par de tomos vamos descubriendo cosas del pasado de Sombra de Lobo y Chance, quienes deben de jugar un papel importantísimo en los siguientes capítulos. La originalidad del autor para contar situaciones vistas en otros cómics o series es la marca distintiva de Freaks’ Squeele, un refrito de muchas otras obras convertidas en algo único.

Freaks' Squeele 4

El dibujo me sigue sorprendiendo a medida que se suceden los capítulos, pues voy viendo un toque de locura y demencia en algunas viñetas del autor. Brillantes todos esos dibujos con las siluetas en negro y los ojos en blanco, dramatizando la escena y dándole ese toque oscuro hacia donde nos va dirigiendo la historia. Las expresiones de Chance y Funeral son (bajo mi punto de vista) las más destacables y detalladas, pues el toque macabro que consigue plasmar sobre esos dos personajes es algo que pocos pueden hacer.

Esta vez no contamos con extras, pero es que creo que ya no quedan extras que añadir, aunque yo hubiese optado por un “preview” del spin-off de Rouge… ahí queda. 144 páginas, algunas en color (esta vez creo que han desaprovechado la baza del color, yo las hubiera ubicado al principio del tomo y no al final), edición en rústica con el título en relieve por 15€.

Este tomo está a la altura del magnífico “Tango de la Muerte” y eso es mucho decir. Compra obligada. El problema que tendremos ahora es la espera hasta que editen el número 5 de la colección, un infierno.

Señores de Dibbuks, necesito Freaks’ Squeele 5 con mucho picante y una Súcubo Pizza, muchas gracias.

¡No te vayas sin comentar!