Legión: Origen secreto

No, tranquilos, no me he vuelto loco (jajaja, que te lo crees tú…). Estoy reseñando un cómic de DC, sí, del Nuevo Universo DC… Muchos sabréis que soy un acérrimo de Marvel y que la Distinguida Competencia nunca me ha entrado mucho. Harto de criticar sin dar razones de peso me he decidido a empezar a leer algunas miniseries, empezando justamente por Legión: Origen Secreto. ¿Por qué la Legión? Pues porque al parecer, a pesar del reseteo no han sufrido grandes cambios en su historia (algunas alteraciones para adaptarlas al Nuevo Universo DC). Aún así no es que importe mucho, pues se sitúa 1000 años en el futuro.

Reviviremos el origen (sí, lo del título es una clara pista) de los Legionarios, sobre todo de Cósmico, Relámpago y Saturn Girl. Este trío salvará a R.J. Brande, millonario de turno, de un intento de asesinato. La premisa es clara y bastante sencilla, aunque finalmente Brande les reclutará para formar un grupo de superhéroes independiente. Para este megagrupo se termina reuniendo una cantidad considerable de chicos, cosa que en ocasiones causa descontrol y sensación de agobio, pues yo no conozco a los personajes y aparecen muchísimos.

Portada de Legión: Origen Secreto
Portada de Legión: Origen Secreto

Lo que al principio parece una historia más del nacimiento de una legión de superhéroes termina convertido en una Space Opera, detalle que agradezco mucho, pues a parte de ser una de mis temáticas preferidas está muy bien llevada. En este segundo “tramo” seremos testigos de la aparición de Braniac 5, uno de los villanos favoritos de los fans de DC. Obviamente la Legión se verá involucrada en el asunto y deberán hacer gala de todos los poderes de sus integrantes para poder hacer frente a la amenaza. Un detalle de agradecer es que para los neófitos se nos presenten a los personajes mediante unas notas con su nombre, poderes y planeta natal. ¿Cómo se mezcla todo esto con el Universo DC actual? Pues no lo voy a desvelar pero tranquilos, ya sabéis que el tema de “Regreso al Futuro” es recurrente en este tipo de historias. De hecho incluso podremos ver algo relacionado con Superman, que si yo pude darme cuenta de eso vosotros también podréis.

No cuento mucho de la trama, pues a pesar de que ocurren pocas cosas está muy condensado y la acción es constante. De hecho, como ya he comentado, a veces llega a ser un poco complicado hacerse con todos sus personajes, por lo que recomiendo una segunda lectura, pues es la historia es lo suficientemente buena para ser disfrutada en una relectura.

Paul Levitz, el guionista, es buen conocedor de toda la historia Legionaria y se nota, pues domina a los personajes a la perfección y cada uno de ellos tiene una personalidad marcadísima y carismática. De hecho ha escrito más de 100 números relacionados con la Legión de Superhéroes, inclusive la actual serie regular. Quizás el número de número sea el adecuado pero no la manera de distribuirlos. Me explico, creo que 6 números dan para explicar lo que sucede en ellos, pero la parte importante de la trama está demasiado concentrada en pocas páginas, desaprovechando las demás. Ojo, creo que no hay un guionista mejor para escribir sobre el grupo, pues lo hace de forma magistral, es más bien una crítica hacia la distribución de la acción.

Salvando a millonarios...
Salvando a millonarios…

A los lápices está Chris Batista, quien ya tuvo un primer contacto con la Legión allá por el 2003. Hay varias cosas buenas y alguna no tanto que comentar… Los diseños de los trajes son una pasada, perdón por ser tan poco exacto, pero es que realmente me parecen muy bien hechos y pensados, muy acorde con los poderes y a la moda. Algo que también destaco de Batista es su habilidad por hacer tan fáciles de entender las escenas de acción, pues consigue transmitir el dinamismo en todas sus viñetas. Los fondos también son un claro ejemplo del buen hacer del artista, mucho detalle y color. Lo que no me convence es su manera de dibujar caras o multitudes, con trazos muy gruesos y demasiado sencillos. Muchas veces apoyo eso de menos es más, pero en este mano la falta de expresividad en las caras de sus personajes juega en su contra. Lo que sí debo reconocerle es que en cada capítulo va mejorando notablemente y eso siempre es de valorar en un dibujante.

6 números USA, 144 páginas a color por un precio de 13,95 €, editado por ECC (como no podía ser de otra forma). El formato es bastante parecido al americano y este tipo de tomitos vienen muy bien ahora que la crisis acecha en cada esquina.

En resumen, una buena historia con un buen diseño de la mano del mejor embajador de la Legión. Una buena manera de empezar a conocer el Nuevo Universo DC y sus personajes. Creo que seguiré leyendo alguna cosa más de la compatencia y quién sabe como puede terminar esto…

¡Nunca es el fin! ¡VIVA LA LEGIÓN!

¡No te vayas sin comentar!