Los Proyectos Manhattan nº1

los-proyectos-manhattan-portadaHubo un tiempo en el que a pesar de la crisis económica por la que estaba pasando el mundo los gobiernos destinaban grandes inversiones a proyectos científicos (no como hoy en día que han sido uno de los muchos afectados por los recortes). Estados Unidos, Alemania, Rusia… todos los países participaban en una carrera convencidos de que el primero que llegase a la meta controlaría el mundo, y para ello los Estados Unidos, con la ayuda de Canadá y el Reino Unido, crearía un proyecto bajo el nombre en clave Proyecto Manhattan, en el cual se unirían muchas de las mayores mentes científicas de su tiempo.

Lamentablemente el objetivo de dicho proyecto era la creación de una de las mayores armas de destrucción creadas por el hombre, la bomba atómica, la cual puso fin a la Segunda Guerra Mundial con los bombardeos a las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki causando casi medio millón de muertes entre los ataques y los efectos secundarios por la radiación (que durarían años). Los creadores del Proyecto Manhattan se habían convertido en destructores de mundos.

¿Pero y si la bomba tan solo hubiera sido la tapadera de proyectos más terroríficos? ¿Por qué reunir algunas de las mejores mentes de su generación para crear un arma y luego detenerse ahí? ¿Y podemos catalogar a esas mentes como superiores teniendo en cuenta el alcance de su obra?

Bienvenidos a Los Poyectos Manhattan.

Una de las ventajas del cómic independiente es que siempre te permite ir más allá, al estar libre de ataduras e imposiciones. Puedes crear toda clase de historias y personajes, e incluso tratar temas que podrían ser considerados tabú por alguna de las editoriales más conocidas por todos. Por eso no es de extrañar que muchos autores conocidos de vez en cuando se alejen de sus proyectos habituales para trabajar en una idea más arriesgada, y de vez en cuando a los lectores nos toca la lotería y podemos disfrutar de una gran obra como la que nos ocupa.proyectos-manhattan-oppenheimer-einstein

El encargado del guion, la mente tras esta extraña idea sobre mentes más extrañas todavía es el conocido por muchos Jonathan Hickman, que bajo el sello de Image Comics nos trae esta colección todavía abierta a día de hoy y que en nuestro país publica Planeta DeAgostini. Algunas de los momentos más importantes de su carrera es su etapa al frente de Los 4 Fantásticos (fue el responsable de la “muerte” de Johnny Storm, tan en boca de todos hace un tiempo) y actualmente es el encargado de Los Vengadores en sus andaduras bajo la iniciativa Marvel NOW!

A los lápices tenemos a Nick Pitarra, colaborador habitual de Hickman en sus andanzas en Image Comics (juntos crearon Red Wings, un recomendable cómic de ciencia ficción publicado el año pasado en nuestro país por Panini Comics), y cuyo trabajo encaja a la perfección por dos motivos. Primero porque su estilo, que podríamos catalogar como personal e incluso como extraño, encaja a la perfección en la atmósfera de la historia, dando personalidad a aquellos elementos antinaturales y más creativos, pero captando también la esencia de los personajes históricos como Einstein u Oppenheimer con leves toques de caricatura. Segundo porque con la ayuda de Jordie Bellaire usan de manera muy inteligente el color, concretamente los tonos de azul y rojo que inundan muchas de las páginas y que con su dualidad incluso son necesarios para entender algunos trasfondos de la historia.albert-einstein-proyectos-manhattan

A lo largo de los cinco números que contiene este primer tomo conoceremos a los diferentes personajes que protagonizan el cómic, todos ellos bastante alejados de lo que la historia nos ha explicado siempre, algunos con serios trastornos psicológicos como personalidad múltiple, tendencias caníbales, alcoholismo, narcisismo… y es que es precisamente como dije al principio, Hickman llega a la conclusión de que alguien capaz de crear un monstruo como lo fue la bomba atómica necesariamente debían ser personas desequilibradas y que la ciencia estaba al servicio del mal.

Y tras esta propuesta tan interesante de mano de un buen equipo creativo tenemos un cómic imprescindible, muy entretenido, de lectura amena y sencilla aunque no exenta de detalles. El precio (14,95 €) y el diseño minimalista de su portada sin duda llamarán la atención de aquellos lectores curiosos dispuestos a darle la oportunidad a historias más allá de los héroes de turno… y os aseguro que se sentirán satisfechos con su compra.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

¡No te vayas sin comentar!