Reseña: Samurai Sword

Este juego de cartas es una de las novedades de este pasado mes de abril. Muchos de los que conozcáis el famoso juego de cartas BANG! ya sabréis de qué estoy hablando. Se anunció su llegada el tercer trimestre de 2012 y desde entonces que tenía ganas de probarlo y hace un par de meses lo hice por primera vez, con una edición importada y con los clásicos textos de las cartas en italiano e inglés, como en aquellos primeros BANG! que llegaron a nuestras manos hace ya unos años. Ahora nos llega, de la mano de EDGE Entertainment, la versión con textos en español y a un precio bastante más asequible que la importada (19.95€).

La caja del juego.
La caja del juego.

Primero de todo, hay que recordar que este juego no es una expansión de BANG!, es un juego en sí mismo que, aunque forme parte de la misma familia de juegos, se separa bastante del BANG! original. No se trata solo de un cambio de ambientación, pasando del salvaje oeste al Japón feudal, se han incluido varias modificaciones a las normas originales para resolver algunas inconveniencias que tenía el BANG! original.

La primera y la más llamativa es que un ningún jugador abandonará el juego hasta que este acabe, lo que significa diversión para todos los jugadores de principio a fin, eso se vuelve especialmente interesante en partidas con muchos jugadores, en las que alguien solía morir a principio de partida y hasta que acabara la partida podían pasar 45 minutos de aburrimiento. Eso se ha conseguido mediante un interesante sistema de honor, combinado con los clásicos puntos de vida, pero hablaremos de ello luego.

Otro punto interesante que se ha mejorado con este nuevo sistema es el de las armas. Ya no tenemos el arma bajada que nos marca la distancia a la que podemos disparar y en vez de eso, se integra en el “disparo”. Las cartas de arma que obtengamos tendrán dos puntuaciones: la de alcance y la de daño, con lo que con una sola carta tendremos el disparo y el arma, lo que genera otra manera de entender el ataque, de lo que también hablaremos.

La tercera mejora con respecto al BANG! original es menos visible a primera vista, pero a medida que se va jugando se vuelve más clara: los diferentes roles tienen mucha más importancia y no son tan fáciles de descubrir como en BANG! Además, han introducido un sistema de puntuaciones, relacionado con el sistema de honor, que hace que todos los roles tengan oportunidades similares.

Creo que ya es hora de que vayamos al detalle. El juego incluye:

  • 7 cartas de roles: 2 Samuráis y un Shogun (los equivalentes a los Deputys y el Sheriff), 3 Ninjas (los Forajidos) y un Ronin (el Renegado). De nuevo se establecen 3 equipos que se enfrentan los unos a los otros.
  • 12 cartas de personajes, que incluyen el número de puntos de vida que tiene dicho personaje y su habilidad especial.
  • 90 cartas de juego, entre las que hay 32 armas, 14 propiedades y 44 acciones.
  • 30 puntos de honor, en forma de flores de cerezo.
  • 35 puntos de vida, en forma de corazones.
El Contenido del juego.
El Contenido del juego.

Se empieza el juego con una carta de rol, que se mantendrá en secreto y boca abajo durante todo el juego, a excepción, claro está, del Shogun, que tendrá que jugar con la carta al descubierto. Además de la carta de rol, cada jugador tendrá una carta de personaje, que establecerá la cantidad de puntos de vida con los que empezará. Todo el mundo cogerá, además, 4 puntos de honor, a excepción del Shogun, que cogerá 5. Hay que decir que las normas varían a medida que hay menos gente, pero recomiendo jugar este juego con 6 o 7 jugadores, para disfrutarlo en todo su esplendor.

El juego se desarrolla más o menos como el BANG!, con las normas de dificultad por distancia, la posibilidad de usar sólo un arma por turno, a menos que una carta diga lo contrario, robando dos cartas por turno, etcétera. Las grandes diferencias vienen con el uso de armas y la muerte de personajes. Como he dicho antes, las cartas de arma son como la carta de disparo combinada con la carta de arma y con el añadido de poder hacer más de un punto de daño a la vez. Las hay muy malas, como el Bokken (distancia 1, daño 1), y muy buenas como la Nodachi (distancia 3, daño 3), lo que establece otro modo de entender el ataque, reservando las armas buenas para matar de una sola vez y las malas para otras cosas.

Obviamente, sigue habiendo una carta de Fallaste!, llamada Parada, que permite bloquear un ataque de un adversario. La gracia está en que quizás no querrás sacrificar una de tus paradas para evitar que te hagan un punto de daño y la querrás guardar para ataques más poderosos.

Cuando tus puntos de vida se agoten, tendrás que entregar uno de tus puntos de honor a quien te haya quitado el último punto de vida. Pero eso no significa la muerte, eso significa que te vuelves “inofensivo”: nadie te podrá atacar hasta que sea tu turno de nuevo y recuperes todos tus puntos de vida. Esto garantiza que cuando llegue tu turno, haya pasado lo que haya pasado, tendrás la oportunidad de jugar. También te vuelves inofensivo si te quedas sin cartas en la mano, lo que genera nuevas estrategias muy interesantes.

Cada vez que se agote el mazo y se tenga que volver a barajar el descarte, todos los jugadores tendrán que descartar uno de sus puntos de honor, lo que pone un tiempo límite al juego y evita así partidas infinitas. En cuanto uno de los jugadores se quede sin puntos de honor, se acaba el juego y se hace recuento de puntos. La gracia está en que el Ronin triplica sus puntos en comparación a los demás y es muy posible que, mientras los ninjas y los samuráis han estado quitándose puntos los unos a los otros, él haya ido acumulando algún punto adicional sin hacer demasiado ruido y gane. Estos multiplicadores varían de nuevo en función del número de jugadores, y se nota que se han cuidado al detalle para no introducir desequilibrios en el juego. Hay que decir que suele suceder que resulta muy difícil averiguar quién es el Ronin durante la partida, cosa que no era tan difícil con el antiguo renegado. Creo que ahí han conseguido ese factor de misterio que querían con los roles del primer BANG!

Los roles.
Los roles.

Quiero hacer mención a la nueva dinamita, el Bushido, que se puede jugar directamente en otro jugador. Cuando llega tu turno, tienes que levantar una carta del mazo, si es un arma, o bien descartas un arma de tu mano y pasas el Bushido o bien pierdes un punto de honor y se descarta el Bushido; si no es un arma, simplemente pasas el Bushido. Parece interesante como modo de hacer perder puntos de honor a tus adversarios, pero lo que suele pasar es que todo el mundo tiene armas malas para descartar y el bushido va pasando sin hacer su efecto casi nunca. Lo peor de eso es que solo puede haber un Bushido en juego, con lo que si tú tienes otro en la mano, te puedes ir olvidando de usarlo. En ese sentido la dinamita era mucho más aleatoria, destructiva y divertida, el Bushido se queda en una versión aguada de eso. Es una de las pocas cosas malas dentro de un juego que en general eleva la experiencia BANG! a otro nivel.

Conclusiones.

A parte de la ambientación, que es cosa de gustos personales, este juego destaca por haber resuelto con bastante acierto los problemas principales de los que se aquejaba el BANG! Es posible que las primeras partidas os dejen ligeramente insatisfechos o confundidos con lo que se espera de vosotros en el juego, sobretodo comparándolo con su predecesor. Os aseguro, de todos modos, que esa sensación se desvanece cuando te acostumbras a sus nuevas mecánicas y se vuelve muy intuitivo y sencillo de jugar. Hay muchos detalles que hacen de este juego una muy interesante adquisición. Aunque estéis acostumbrados al BANG! recomiendo leer bien las instrucciones para tener en cuenta todas las pequeñas normas que han introducido para hacer de este un juego con un sabor diferente al BANG! original.

Si tenéis un grupo de jugadores grande y os cuesta encontrar un juego que tenga a la vez cierta complejidad, estrategia y facilidad de juego, os recomiendo este Samurai Sword. DV Giochi y Emiliano Sciarra han vuelto a hacer un juego redondo. Tendremos que estar atentos a futuras expansiones.

[xrr rating=4/5]

Distribuido en España por Edge Entertainment.

De 20 a 40 minutos de juego.

De 3 a 7 jugadores.

PVP: 19,95 €

4 Comentarios

  1. Tengo muchas ganas de probarlo… Bang! me encantó y este parece como dices solventar los problemas de este, así que tocará comprarlo!

  2. Tengo ganas de hacerme con este juego, suelo meterle muchas horas a los juegos de mesa/cartas.

    La reseña es ESPECTACULAR. Te felicito. La voy a recomendar a todo el que se me ocurra.

    El Bang en sí me cansó hace bastante tiempo pero las mejoras que has analizado aqui más la temática samurai seguramente haga de este juego uno de mis habituales fines de semana.

  3. yo compré el juego recientemente, y a opinión personal he de decir que es un juegazo, han corregido con solvencia todos los errores del bang!, y el principal para mí, que era que aquel jugador que perdía necesitaba esperar mucho tiempo hasta que acabase la partida, y aquí la partida acaba nada más morir el primero. Además, es un juego más cooperativo ya que es como por equipos, y permite también jugar con estrategias diferentes. Yo le daría al juego un 10. De 15 partidas jugadas más o menos, 15 partidas diferentes y partidas impresionantes. Está chulísimo jugar 3 personas, 4 y en partidas de 5 personas en adelante, mas increíble aún. Recomiendo este juego al 100%.

  4. Gracias por la review !!
    El juego lo probé hoy y está muy divertido, además la ambientación es idónea para mi
    Como críticas decir que en mi opnion basada en la experiencia de varias partidas en un dia, con 5 jugadores los ninjas están en desventaja y con 3 jugadores el shogun es demasiado poderoso (eso si es que seguimos bien las normas claro)

¡No te vayas sin comentar!