Crítica de After Earth

Will-Smith-After-heart-Jaden-Smith

¿Sois fans de la serie original de Star Trek? ¿Disfrutasteis con la lucha entre humanos e insectos de ‘Starship Troopers’? ¿Estáis afiliados a algún grupo ecologista? ¿Sois admiradores de Los Smith (padre e hijo)? Si habéis contestado afirmativamente a las cuatro cuestiones, quizás deberíais hacer caso omiso de la multitud de críticas negativas que está recibiendo el film que hoy nos ocupa y acudir el próximo fin de semana a vuestro cine más cercano a descubrir, y posiblemente disfrutar, del último film del denostado (antaño adorado) realizador de origen hindú M. Night Shyalaman. 

¿Pensáis que el cine de temática post-apocalíptica tiene ya poco que ofrecer? ¿Odiáis que en una película sci-fi se repitan todos los clichés del genero? ¿Hartos del uso abusivo de fx digitales? ¿Sois seguidores de Smith (El padre)? Si al igual que yo respondéis “SÍ” a estas simples preguntas, tan solo puedo recomendaros que si decidís acudir al cine a ver la película os acomodéis en la butaca con unas expectativas comedidas y teniendo claro que no vais a ver una película protagonizada por Will Smith, el  rey de la taquilla durante muchos blockbusters continuados hasta el estreno de esta cinta.

El primer problema que presenta ‘AFTER EARTH’ es sin duda ese, la falta de honestidad con el espectador al que se le ofrece (mediante los trailers y publicidad) una nueva película de Will Smith como estrella principal cuando la realidad es que su labor (estupenda y convincente, como siempre) no pasa de ser la de secundario de peso.

Jaden Smith

AFTER EARTH es un vehículo de lucimiento creado por Smith Sr. para Smith Jr. No es que este hecho ya limite la calidad del film pues no nos encontraríamos ante el primer caso de producto creado para hacer brillar a un actor en concreto, pero la historia y el desarrollo de la trama están pensados para que todo el peso (y por tanto la responsabilidad) de llevar a buen puerto la película caigan sobre el aún inexperto, aunque talentoso, Jaden Smith. Decir que la labor de Jaden en el film está exenta de calidad sería injurioso e inexacto. Jaden lleva apuntando maneras y buen hacer ya desde pequeño (conmovedor en ‘En busca de la felicidad’), pero seamos sinceros y realistas: ¿Es a él lo que quiere ver el publico que paga la entrada atraído por la presencia del nombre de Will Smith en el cartel? ¿Y cuándo fue la ultima vez que vieron triunfar una superproducción protagonizada por un chaval de tan solo quince años? No hablo del boom de ‘Super 8’, no me refiero a una película grupal con varios jóvenes actores al más puro estilo ‘Goonies’, me estoy refiriendo a que el protagonismo recaiga solo en un actor, y ademas tratarse de un actor muy joven y que aún no se ha labrado la reputación intachable en la industria que sí tienen actores consagrados y revienta taquillas como su padre.

Aún con eso, me reafirmo en que el protagonismo único de Jaden no es el gran lastre de esta superproducción. Incluso podía hilar más fino e indicar que sin sus gotas de talento (y sin el cambio de registro de Will en el papel de padre-insensible-pero-con-sus-motivos) la obra hubiera resultado poco menos que soporífera. Desde su premisa fácil y muy manido comienzo (ese que hemos visto en cientos de producciones y nos habla de cómo los humanos acabaremos destruyendo nuestro planeta), pasando por su desarrollo simplón y previsible y hasta llegar a ese final tan poco original, todo en la cinta nos lleva a preguntarnos si estamos realmente ante un producto pensado y meditado o ante la materialización del impulso precipitado de un padre que busca por todos los medios legar a su descendiente el lugar que él ocupa en Hollywood.

will-smith-after-earth-jaden-smith

Ni las labores geniales en la dirección de M. Night Shyalaman logran dar empaque y lustre al metraje. Su excelente sentido de la narración (demostrado en obras con menos calidad incluso que AFTER EARTH) poco puede hacer con una historia que tiene poco que narrar y que peca de tamaña falta de originalidad. El hindú lidia como puede con esta pobre  historia (historia de Will Smith, por cierto) y demuestra de nuevo que pese a ser un genio del séptimo arte no se le da muy bien eso de elegir proyectos.

En el plano técnico, la película explica el porqué de sus 130 millones de dolares de presupuesto haciendo gala de unos llamativos FX. El enemigo-monstruo de la función es un exponente de la tendencia en la que caen las producciones actuales (Super 8Cloverfield) de mostrarnos criaturas imposibles que violan todas las leyes de la anatomía animal y con un diseño tan confuso que ningún espectador saldrá de la sala con una imagen nítida del “bicho” en su mente. En cuanto al acabado visual y aunque se trate del tipo de film en el que se usa repetidamente el famoso “croma“, la película contó con multitud de escenas rodadas en entornos naturales de Costa Rica (en La Fortuna de San Carlos y Sarapiquí, para ser mas exactos) y se nos ofrecen imágenes de una indudable belleza que a la postre se convierten en lo más agradecido de la obra

Los temas musicales de James Newton Howard compuestos para la cinta cumplen perfectamente su cometido, el compositor nos regala piezas intimistas en los momentos más pausados de la cinta y refresca las escenas de acción con notas épicas que no beben ni se inspiran en ningún score anterior del demandado compositor, lo que hoy en día es digno de tener en cuenta.

Si a la finalización de la lectura de esta critica (que no es una gota en un desierto a tenor del 11 por ciento sobre 100 que se le otorga en Rotten tomatoes o el 33 sobre 100 de Metacritic) el lector sigue sintiendo curiosidad por ver lo último de “Los Smith”, repito lo dicho al inicio de este articulo: expectativas mínimas e informados de cual de los Smith es el cabeza de cartel. Que no os den Jaden por Will.  

                                                                                                                                                                                                                                                Por Adolfo Saro

5 Comentarios

    • Acabo de verla, y sabía que ya habían vertido mucha basura sobre ella. La verdad, esperaba otra cosa: acción, rayos fulminantes, naves en batalla… y me he encontrado con una película que quiere decir muchas cosas que hagan pensar. Ya no solo en el posible montaje de lanzar al “estrellato” a Jaden, que posiblemente sea su finalidad, pero como dice Plissken, es una película atípica. Me ha dejado buen sabor de boca. Me ha hecho pensar. Y no se han pasado de listos en mi opinión, sino que Will Smith ha hecho una película como le ha dado la gana y sí, saltándose las normas. He visto suficientes aberraciones de taquillazos que me hacen dudar de la inteligencia humana, y esta película no es una de ellas. Rareza sí, típica no, solo diferente.

  1. Saludos Spidey. Disculpas aceptadas!

    Estoy parcialmente en desacuerdo contigo (como puedes leer en mi crítica). El problema no es el mensaje de la película en si, si no lo manido del mensaje y las veces en la que hemos visto argumentos similares en películas incluso de menos factura. Me sorprende que indiques que la película no es típica y la catalogues de “rara”, pues el motivo principal de que el film haya logrado un sin fin de críticas negativas es (además de los injustos varapalos a Jaden Smith) precisamente su falta de originalidad. Es engañosa en cuanto a lo que ofrece, típica en su desarrollo y más típica si cabe (en un ejercicio absoluto de desprecio al espectador) en su mil veces visto final. Pero vamos, que esta es mi opinión (aunque por una vez coincida con la de muchos) y me alegro de que tu pudieras disfrutar del film. Tal vez el haber acudido a verla informado previamente de las sensaciones negativas de otros te haya ayudado a ser magnánimo con la obra, debido a la falta de expectativas.

    Un abrazo!

  2. La verdad que esperaba un bodrio y estaba casi convencido, aunque no por las críticas, nunca hago caso a una crítica hasta que no veo la película, tengo mi propio sentido personal de crítica, pero el ver monstruitos y naves espaciales me chifla; y al final me gustó. La he catalogado de rara porque (siempre en mi opinión) el trato de la relación padre e hijo tan extenso y profundo que le dan a la película en una cinta de ciencia ficción y el mensaje (al menos para mí) no menos típico pero sí redundante de que se cuide la Tierra y de que al ser catalogada en cuarentena por su peligro hacia el hombre, demostrando luego que también esa naturaleza salvaje tiene un instinto animal que puede en ocasiones no ser tan hostil, me parece inusual. Tiendo a buscar algo más que técnicas comerciales por encima de análisis de guión, y todo eso, me gusta pensar la película y si he sacado algo claro de ella. Está claro que no soy un espectador común, jeje!!!!

¡No te vayas sin comentar!