Fénix nº02 “Futuro” (nueva edición)

fenix-n-02-nueva-edicion-portada¿Qué es la vida? Pocas preguntas en la historia de la humanidad han tenido tanta importancia, y resulta irónico que a pesar de todo siga siendo una sin respuesta. Desde el principio de los tiempos los seres humanos hemos intentado justificar nuestra presencia en la Tierra, ya sea con la ayuda de la religión, la ciencia o la filosofía, tanto el origen en sí mismo como lo que ocurre durante y después de la muerte.

Corría el año 1954 y Osamu Tezuka había terminado uno de sus mangas más populares hasta el momento, Jungle Taitei (El emperador de la jungla/ Kimba, el león blanco) y se puso manos a la obra con la que sería su siguiente gran obra, pero necesitaba una idea. Viendo el ballet El pájaro de fuego se sintió atraído por esa figura del pájaro en llamas, e investigando un poco no tardó en descubrir que muchas culturas contaban con ese ser en sus mitologías y folklore, con lo cual se dispuso a reimaginar la historia de su país, Japón, con el Fénix como hilo conductor a través del tiempo. Además desde un primer momento tenía claro que su obra sería una oda a la vida, narrando las bondades y vilezas del ser humano y como las diferentes manifestaciones de la codicia humana y el miedo a morir serían expresadas con el Fénix como pretexto. La obra fue deambulando a lo largo de diferentes revistas, cambiando el enfoque varias veces y dejando de centrarse en la historia de Japón y convirtiéndose en algo más superlativo, narrando la historia de la humanidad desde su origen hasta su extinción.

Como ya os dijimos en la reseña del primer número se trata de una obra inconclusa, y aunque hay gente que tiene la esperanza de encontrar algún día un manuscrito perdido entre los papeles de su autor (el cual nos dejó en el año 1989) para descubrir que es lo que tenía en mente, todo apunta a que deberemos limitarnos a disfrutar del viaje sin pensar en ese final… o quizá sea precisamente esa la lección que Tezuka quería darnos con esta maravillosa obra que nos llega ahora en su edición más completa y lujosa gracias a la editorial Planeta DeAgostini, con el segundo número de la colección subtitulado “Futuro”.

Una de las peculiaridades de Fénix es que a pesar de pretender abarcar toda la historia humana no lo hace de manera cronológica. Tomo a tomo la narración va saltando entre diferentes épocas, alternando entre pasado y futuro, siendo el primero la historia del origen del país de Japón y el número dos nos lleva hasta el final, una distopía ambientada dentro de mil años en el que la humanidad está a las puertas de la extinción. Únicamente quedan cinco grandes ciudades bajo la superficie en la Tierra, controladas por grandes ordenadores cuyas decisiones los humanos deben respetar ciegamente. Si bien el primer tomo era una obra coral, en este segundo a pesar de haber diferentes personajes el protagonismo recae sobre Masato, un humano enamorado de una moopie llamada Tamami, una especie metamórfica considerada ilegal años atrás. Pronto su romance es descubierto por Lock, su superior, el cual le obliga a matarla como dicta la ley… sin embargo el amor que siente Masato por Tamami le impide cumplir esa orden y ambos se ven obligados a huir a la superficie.Fenix-2-futuro-yamanobe-lock

Al igual que el primer tomo, “Amanecer”, se trata de una historia madura, cruda por momentos, con personajes grises (hay quien diría “humanos”). Cuesta mucho resaltar sus cualidades sin estropear las diferentes sorpresas que nos depara el argumento, pero la historia está dividida en dos partes, siendo la primera la más clásica y la segunda un repaso al origen de la vida de manera bastante acertada teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde que se dibujó la historia. Al final todo desemboca en una enorme sorpresa que consigue que nos deja con la incógnita de la naturaleza cronológica de esta obra y que esperamos que se aclare en los siguientes tomos (y que años después la misma idea sería utilizada en uno de los mejores episodios de FuturamaThe Late Philip J. Fry”). Los momentos de humor que caracterizaban el primer tomo aquí son dejados de lado salvo un par de momentos puntuales al principio, acorde con la atmósfera de opresión de este futuro tan oscuro que Tezuka imaginó para nosotros.

La edición sigue teniendo la misma calidad que el primer número. Por 25€ tendremos en nuestras manos un libro de 300 páginas, algunas de ellas a color y con tapa dura. Los errores puntuales de bocadillos que tenía el primer número han sido corregidos en este, con lo cual se convierte en un manga de lectura obligada para aquellos que se consideran aficionados al cómic japonés, ya sea por méritos propios debido a su calidad como por formar parte de ese pedazo de historia de parte del Padre del manga.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

¡No te vayas sin comentar!