Los libreros se quejan, y EDT responde

La crisis afecta a todos por igual, no quedando exentos de sus consecuencias el gremio que trabaja con el noveno arte. De hecho, recientemente, los libreros pertenecientes a Zona Cómic – Cegal, representados por Ferrán Velasco (librero barcelonés), le mandaba una misiva a Joan Navarro (director y propietario de EDT) quejándose de algunos aspectos, como las devoluciones o los packs. A continuación, os dejamos la carta de Ferrán Velasco para, tras la misma, mostraros la respuesta de Joan Navarro.Zona Comic

Estimados editores y distribuidores,
Vivimos tiempos difíciles que afectan duramente a nuestra vida profesional. Desde ZONA CÓMIC somos conscientes de la realidad que nos rodea y en absoluto nos es ajena. Por esto intentamos reinventarnos y buscar soluciones a los problemas del día a día y entendemos que tanto los editores como los distribuidores busquen soluciones a sus problemas de la misma manera.
Creemos que en esta cadena que formamos libreros, distribuidores y editores, fundamental para el funcionamiento de nuestra industria, la mejoría de la situación de un eslabón no debe pasar por el empeoramiento del estado del eslabón anterior.
Desde hace unos meses, los libreros que trabajamos con la distribuidora SD volvemos a tener problemas a la hora de realizar las devoluciones de material atrasado. Unilateralmente, de manera retroactiva y, según se nos comunica, por deseo expreso de las editoriales, SD no acepta devoluciones de más de 4 meses de antigüedad, rompiendo de esta manera las anteriores condiciones de devolución por tiempo ilimitado con la que la mayoría de libreros compramos una gran cantidad de fondo, siempre con la garantía de su posible devolución.
Estas nuevas condiciones se aplican también al material comprado anteriormente (es decir, con otras condiciones de devolución), al material que llega dos veces la misma semana, al material no pedido en esas cantidades a la distribuidora o directamente no pedido y, por último y quizás más importante, al material que aparece en packs a mitad (o menos) de su precio original.
La omnipresente crisis y  las devoluciones masivas que hacen peligrar la estabilidad de las editoriales y de la propia distribuidora son los argumentos que parecen legitimizar esta acción que se está aplicando sin haber sido consensuada.
Desde SD se nos comunica que esta medida va a ser transitoria y que tomará las medidas necesarias para que las devoluciones sean abonadas en su debido tiempo. Que en breve habrá un sistema más fluido y que se dará solución a nuestras demandas.
Confiamos en su palabra, pero la traducción real es que ese tiempo se transforma para nosotros en una realidad de meses con un material pendiente de abono y paseándose por la geografía de nuestro país, con la consiguiente pérdida de trabajo y dinero que eso supone.
Se une esto a otro fenómeno que desde nuestro punto de vista es un mal parche para una gran rotura; los packs, o saldos encubiertos, con los que algunos editores recuperan liquidez, aún a costa de perder lectores y compradores por el camino, consiguiendo también romper el buen trabajo de selección y fondo que  muchos libreros realizan en sus establecimientos como señal diferenciadora.
El saldo, ya sea declarado o encubierto en forma de packs, de forma puntual, siempre ha existido y las fórmulas para realizarlo, con una llamada a devolución previa, siempre han tenido nuestra aceptación. Pero que este saldo pase de ser un hecho puntual y excepcional a ser algo rutinario creemos que no es bueno a largo plazo. Los compradores empiezan a ver que el material que hoy compran a un precio, mañana estará a mitad de precio. Y lo que es peor, dejan de comprar otro material que no está en los planes del editor saldar, por la misma razón, generando una dinámica de difícil sostenibilidad.
Este comunicado tiene más la intención de reflexión en voz alta que de queja formal, aunque algo de esto último también hay. Nos gustaría hacer ver que nosotros también tenemos nuestros problemas y que si editores y distribuidoras lo están pasando mal, nosotros no lo estamos pasando mejor.
Nos quejamos de que a los libreros nunca se nos escucha y se toman decisiones sin previa consulta y  sin tener en cuenta nuestras necesidades.  Sería deseable que antes de tomar medidas de manera unilateral estas fueran consensuadas con los afectados. Si en lugar de enfrentarnos a una política de hechos consumados nuestra opinión hubiese sido tenida en cuenta, estamos seguros de que se podría haber encontrado una solución similar pero ciertamente menos lesiva para los libreros.
Esperamos que en el futuro más inmediato el tema de las devoluciones sea algo totalmente olvidado y que, de aquí en adelante, la opinión y parecer de los libreros tenga peso en la toma de decisiones que nos afectan a todos.
Un saludo,
Ferran Velasco
Este mensaje, publicado en el blog personal del propio Joan Navarro, era contestado de la siguiente forma por el mismo desde el mismo lugar:EDT (Editores de Tebeos)
Acabo de leer el comunicado de Ferrán, en nombre de ZONACOMICS, que agrupa a unas 50 librerías especializadas. Y sin dar ni quitar razones, no puedo evitar tener presente la dura realidad de los datos.
Hoy, por ejemplo, hemos mandado destruir más de 50.000 ejemplares de las colecciones de mangas que desde hoy van a editar Norma e Ivrea: Blue Dragon, Claymore, D.Gray-Man, Death Note y Zetman. Ejemplares que simplemente contabilizados a coste de impresión suponen unos 40.000 euros, pagados y  lanzados a la basura.
Y nos quedan aún otros 150.000 ejemplares, por lo menos, de las colecciones de Shueisha que no continuará nadie.
De Cap. Tsubasa a Chocomimi.
Que sólo a precio de coste de imprenta, es decir sin imputar costes de materiales, traducciones o rotulaciones, suponen más de 100.000 euros.
100.000 euros pagados y que ahora debemos pasar a pérdidas sin más.
Añadan ustedes los casi 400.000 ejemplares vendidos a Planeta y a Panini, de Naruto, Bleach, Gantz, Kenshin o Saint Seiya, por debajo de su coste real. Lo que supuso una pérdida  contable de otros 100.000 euros.
Como ya he dicho anteriormente, la pérdida de Shueisha supone la pérdida del 48% de nuestras ventas. Supone perder más de700 referencias de nuestro catálogo. Y haber perdido unos 750.000 libros de nuestro stock.
El 40% de nuestro almacén.
Todo esto en plena crisis.
Con un aumento enorme de las devoluciones. Creo que ya dije que pasamos de una media del 15% al 65%.
Las librerías nos lo devolvían todo, para reducir el importe de la factura mensual.
Entre enero y mayo asumimos devoluciones por un importe neto de más de 500.000 euros.
Yo alucinaba mes a mes, viendo las devoluciones. Nos devolvían libros editados hace 10 o 15 años de los que no habíamos vendido ni una copia en esos mismos años.
Y, a todo esto, nuestras ventas no eran nada malas.
Es decir que sin esas devoluciones desquiciadas, hubieramos capeado el temporal dignamente.
Y no me digan que es por culpa de los Packs.
Los Packs han sido un éxito total.
Y desde el inicio hemos previsto asumir las devoluciones lógicas de los títulos de los packs. Y lo hemos hecho. Y eso ha sido totalmente irrelevante, porque de casi todos los Packs que hemos hecho no se vendía una mierda en los últimos años. Por lo que los libreros no tenían el menor stock.
Ha sido perfectamente asumible.
Al tiempo que creo que hemos dado un servicio al lector sin pasta, en estos tiempos de crisis.
Y los resultados lo confirman.
Hemos vendido más de 40.000 Packs.
Lo que ha supuesto vender unos 150.000 ejemplares que estaban muertos de risa en nuestro almacén y generar una facturación de 472.000 euros.
Pero, volviendo al dia de hoy, acabo de revisar la liquidación de ventas de SD del mes de mayo.
Y hemos vendido 22.631 ejemplares.
Pero las devoluciones han sido de 9.347 ejemplares.
Es decir el 41%.
De las cuales el 80% no cumplen para nada lo de los 4 meses.
¿Qué hago?
Estamos hablando de unos 120.000 euros de devolución a PVP, o sea, 60.000 a cobrar, que ahora mismo necesitamos como el pan.
Hasta hoy, mi política ha sido siempre entender la situación y admitirlo todo.
Tanto a SD como a las librerias.
Pero, el horno ya no está para bollos…
Así que comprendan que, si una vez más, aceptamos estas devoluciones, dos meses depués del comunicado de SD anunciando el cambio de condiciones, el texto de Ferrán, no sería del todo exacto, por lo menos en el caso de EDT.
Y, por último, vuelvo a repetir que SD Distribuciones ha sido clave en el crecimiento y profesionalización del sector.
Y que ha sido clave para las librerias especializadas.
Me parece enfermiza la obsesión de algunos libreros con la Fnac, por ejemplo.
La Fnac estaba ya ahí, antes de SD.
Y con una tradición en los tebeos heredada de Francia, desde siempre.
SD, además, es la antítesis de los “exquisitos”, de los de la “novela gráfica” y la librería general.
Los Melisa, Enlaces, UDL,etc.
Y digo que es la antítesis en todos los sentidos.
Pasando de hábitos obsoletos como el depósito a cambio de nada.
No aceptando condiciones económicas insultantes, frente a las habituales de las librerías de comics, que sí hacen un trabajo profesional todo el año, con conocimiento de causa.
En definitiva, no siendo esclavos de ningún complejo que  presuponga alguna superioridad, totalmente inmerecida, a una librería general, frente a una de tebeos.

SD

¡No te vayas sin comentar!