Star Trek: el videojuego

Star-Trek-The-Video-Game

Como la mayoría ya sabréis, el míercoles pasado, día 5 de junio para los puntillosos, nos invitaron a asistir al preestreno de Star Trek: en la oscuridad, y también pudimos probar en una Xbox 360 el juego que se ha sacado con motivo de la película.

Como en tantos otros casos de licencias, las opiniones están muy divididas, hay quien dice una cosa y hay quien dice lo contrario. En mi caso, trataré de analizarlo como fan de la saga y no como si se tratara de una autopsia del juego, ya que hay mucho contenido en la red dedicado a ello, y no quiero meterme en jardines que no me toca.

Si bien antaño los videojuegos basados en licencias cinematográficas se caracterizaban por 2 polos contrapuestos en lo que a guion se refiere, siguiendo unos a pies juntillas el filme y otros usando los personajes e inventándose, con más o menos salero, la historia, ahora, tratan de que tenga cierta coherencia con la película en la que se basan, pero sin que sea jugar a lo mismo que se ha visto.

El puente de mando está de lujo
El puente de mando está de lujo

En el caso de este videojuego se ha tratado de hacer de enlace entre las dos películas, llevando a Kirk y Spock a una aventura en Nuevo Vulcano que finaliza cuando se dirigen a Niburu, planeta donde comienza la acción de la película. Hablo de los dos porque es un juego en el que la cooperación será imprescindible, al estilo Lego. Evidentemente se puede jugar con acompañante con la misma consola. El juego ha sido desarrollado por los chicos de Digital Extremes, autores de Pariah o Dark Sector y producido por Paramount Digital, la vertiente videojueguil de la productora fílmica. La distribución corre a cargo de Namco Bandai, de sobra conocida por los jugadores.

Spock, de cerca
Spock, de cerca

Ya he dicho que no hablaré de sus aspectos técnicos, ya que me parece gráficamente bueno, y la jugabilidad es bastante correcta, en la línea de los juegos en 3ª persona, como Skyrim.

En definitiva, que me ha gustado bastante, es entretenido, con una curva de dificultad aceptable.

Ya sabéis, probadlo y, si os gusta, compradlo.

 

¡No te vayas sin comentar!