El libro de los insectos humanos

Cuando haces reseñas de obras de grandes autores siempre te sientes un poco pequeño al no poder captar toda la esencia atrapada en las páginas o de no llegar a entender al 100% lo que pretendía transmitir el autor. Osamu Tezuka, el Dios del Manga, ha sido desde los años 40 una de las personas más influyentes con sus publicaciones, aunque generalmente siempre iban dirigidas a un público un tanto infantil como Astroboy o Kimba, a pesar de siempre contener una gran carga social. El Libro de los Insectos Humanos (Ningen Konchuki en japonés o Human Metamorphosis en inglés) es una de las obras más adultas que ha escrito durante su época más oscura, los años 70.

Portada de El libro de los insectos
Portada de El libro de los insectos

Toshiko Tomura acaba de ser galardonada con un premio muy importante de literatura, pasando por delante de todos sus otros competidores a pesar de solo tener poco más de 20 años. Lo extraño es que justo en el momento en que esto se hace público se suicida una escritora novel en su casa. Un periodista finalmente descubre su secreto, Toshiko Tomura en realidad mimetiza las habilidades de la gente a la perfección, incluso consigue absorber la personalidad de la misma. Avanzar más en la historia sería peligroso, pues cada capítulo nos muestra más sobre el pasado de Toshiko y es vital para entender las motivaciones y los secretos de la actriz, escritora, directora y a saber cuantas cosas más. Lo que sí es importante es denotar que en todos los capítulos salen hombres con nombres de animales, representando su papel en la obra.

¿Cómo ha llegado a poder ser la mejor en todo? Obviamente no solo con habilidad, pisar el trabajo de los demás ha demostrado ser una gran técnica, pues en menos de 25 años ha conseguido tener una influencia en la sociedad japonesa nunca antes vista. Tezuka consigue definir con maestría una adicción al poder y que este tipo de gente son grandes impulsores de “el fin justifica los medios”. Ha construido una versión humana del mundo de los insectos, de cómo unos se aprovechan del trabajo de los otros. El autor pocas veces había construido una historia tan potente, hablando en términos argumentales, y tan oscura pues el personaje de Toshiko Tomura cuenta con muchísimos matices que se van desarrollando a lo largo de la obra. Al estar escrita en los 70 se puede ver un poco el reflejo de la sociedad japonesa de esa época: el boom de los 60 terminó y entran en un periodo de recesión tanto laboral como cultural.

El final del libro puede parecer un tanto abrupto, pero las últimas palabras de Toshiko son las más importantes de las más de 350 páginas con las que cuenta la obra. Esas palabras desmontan todas las máscaras que lleva puestas la protagonista y dota de otra dimensión a la misma. Al igual que eso también lo hace el hecho de tener una figura de cera de su madre en casa, pues con ella es con la única que se siente viva y todavía protegida.

Página de El libro de los insectos
Página de El libro de los insectos

El dibujo de Tezuka, como los fans ya sabréis, es un estilo muy personal y lo podríamos bautizar como “pre-manga”, pues al ser uno de los primeros dibujantes del estilo japonés marcó muchas tendencias que luego se irían puliendo. Hay que recordar que la obra se escribió y dibujó durante los años 70, por lo que no esperéis algo como lo que podemos ver en la actualidad, aunque tiene un carácter y un sello personal del que carecen justamente las obras actuales. Sorprende mucho el carácter sexual que contiene este manga y aunque las escenas para nada son explícitas y los dibujos son muy simples es importante mencionarlo tanto por su peso en la historia como el choque cultural que pudiera causar en esa época.

La edición que Astiberri ha elegido para este manga es muy acertada. 23 € por 368 páginas es un precio a tener muy en cuenta. Es verdad que esta obra en tapa dura hubiera sido realmente tentadora, pero con los tiempos que corren poder disfrutar de una obra imprescindible como esta a un precio tan competitivo es una gran jugada por su parte. El encolado es de calidad y a pesar de contar con tantas páginas dudamos que se llegue a quebrar. Como viene siendo habitual, en la que debería ser la primera página nos explican que al ser un manga se lee en el sentido contrario, de derecha a izquierda y nos muestra un ejemplo para los posibles despistados o los neófitos en esto del manga. Este manga entra dentro de la colección Sillón Orejero y es íntegro en blanco y negro.

Página de El libro de los insectos
Página de El libro de los insectos

A pesar de ser un cómic largo, de 368 páginas, no es denso en cuanto a contenido y su lectura es más que amena, atrapando desde el primer momento gracias a un personaje tan carismático y con un poder de atracción tan grande como el de Toshiko Tomura. El Libro de los Insectos Humanos es sin duda alguna una obra más que recomendable tanto para los fans del manga como de las buenas historias. Sorprende, atrapa, fácil de leer, muy buena edición y a un precio más que competitivo. Creo que no hace falta decir nada más, ¡el Libro de los Insectos Humanos es compra obligada!

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!