Yo, Vampiro #2: La orden de los Van Helsing

Yo, Vampiro: La orden de los Van HelsingTras la publicación de los 6  primeros números de la serie en el tomo Yo, Vampiro: Amor Impuro y los 2 que se incluyen en el crossover con la Liga de la Justicia Oscura en la saga El alzamiento de los Vampiros, con este segundo tomo de la serie Yo, Vampiro llegamos a la mitad de la colección, pues a pesar de presentarse como una muy buena opción entre las series del Nuevo Universo de DC, el fracaso económico que ha supuesto la serie ha hecho que DC anuncie la cancelación de la misma en la entrega 19 del cómic americano. Mientras tanto, y como comentábamos, en España podemos seguir disfrutando de esta serie que se encamina directamente y de la forma más prometedora hacia su final con este nuevo volumen.

Esta nueva entrega, titulada Yo, Vampiro: la orden de los Van Helsing, comienza poco después de lo ocurrido en el mencionado crossover con la serie de la Liga de la Justicia Oscura. Así vemos cómo nuestro protagonista, el vampiro Andrew Bennet, es poseedor de un inmenso poder extraído directamente de los diferentes miembros de la Liga de la Justicia Oscura, un poder gracias al cual ha logrado convertirse en el líder de todos los vampiros de Estados Unidos. Tras esto, y haciendo alarde de su rango, Andrew sigue intentando evitar que los vampiros ataquen a los humanos, destinándolos a todos, incluyéndose a sí mismo, a vivir en el desierto de Utah, alejados de la civilización humana. Allí, cada día la situación se vuelve más complicada, pues no a todos les agrada subsistir de carne y sangre de ganado, siendo Andrew Bennet lo único que se interpone entre la sed de estos vampiros y la raza humana.

“No me está saliendo bien. Se diría que, después de 500 años, me habría dado cuenta de que la planificación no es mi fuerte. Después de que me mataran, de hacer un viaje espiritual por el más allá y de reencarnarme con los poderes que extraje de la Liga de la Justicia Oscura, se me ocurrió una genial idea. Reunir a todos los vampiros del mundo… o bueno, a casi todos… en un solo lugar para ser su mesías ¿qué podía salir mal?”

Pero contener a sus congéneres será un problema menor cuando aparezca la mítica orden de los Van Helsing, quienes a pesar de algún que otro retoque, se presentan en esta serie como ese grupo cuya única finalidad es matar vampiros y, en este caso, a los miembros de esta formación no les importará pagar cualquier precio por alto que sea con fin de lograr su objetivo. Estos protagonizarán un ataque de grandes dimensiones contra los seguidores de Bennet, algo que hará que el desierto de Utah sea testigo de una cruenta batalla en la que ambos bandos, a cual más peligroso, se enfrentarán de forma sin igual.

Yo, Vampiro: La orden de los Van Helsing
“Muchos estáis descontento con nuestro acuerdo. Comprendo que os sintáis frustrados. Si queréis ir a comer lo entenderé. Tenéis libertad para hacerlo, pero… antes de comer tendréis que pelear conmigo”

Además de estos dos grupos, también veremos en el tomo a los compañeros de Bennet, el profesor Johnn Troughton y la joven Tig “estaca fácil” Rafelson, cuya fijación asesina por los vampiros es obvia. Del mismo modo, volverá a aparecer la también vampiro Mary, pareja y archienemiga de Bennet. Y, si en el anterior volumen de la serie teníamos como invitados especiales a Batman y a John Constantine, en este aparecerá el grupo Stormwatch.

Al igual que en las anteriores entregas, Joshua Hale Fialkov, guionista de obras como Tumor o Ecos, sigue siendo el responsaYo, Vampiro: La orden de los Van Helsingble de marcar la dirección de la serie mediante sus guiones. Esta vez abandona el corte road movie que tenía el tomo Yo, Vampiro: Amor Impuro, para centrarse en un único lugar, el desierto de Utah. Tras plantearnos las bases de este nuevo arco argumental, Fialkov abandonará en cierto modo el desarrollo del guion priorizando las escenas de acción. Aun así, hay que destacar la labor del guionista, pues a pesar de esto, sabe evitar que la historia caiga en un caos ofreciéndole a las escenas de acción constantes giros argumentales con los que conseguirá que el lector no pierda el interés. Además, estos cambios sobre la orientación y el modo de enfocar la historia no hacen que la serie pierda su sello, encontrándose la misma manchada por una gran cantidad de violencia explícita y apareciendo en el volumen figuras como momias, hombres lobo y demás criaturas.

Sobre los arcos argumentales de la colección, a pesar de que la historia comienza al poco tiempo de lo visto en el crossover con la Liga de la Justicia Oscura, como ya comentamos anteriomente, este nuevo arco argumental puede ser leído independientemente pues no es de gran peso en esta historia lo ocurrido en el anterior evento y, además, el protagonista más de una vez resume lo ocurrido en el mismo. A pesar de esto, el tomo es mucho más disfrutable si se ha leído la saga El Alzamiento de los vampiros y, sobre todo, la primera entrega de la colección, Yo, Vampiro: Amor Impuro.

En el apartado gráfico repite Andrea Sorrentino, posiblemente el dibujante que de mejor manera sabe adaptar los guiones de Fialkov al papel, ya que sus dibujos oscuros e impactantes se muestran en perfecta sincronía con la historia escrita por el guionista. Así, Sorrentino nos sigue sorprendiendo con su buen hacer recreando con detalle escenas desarrolladas en pequeños espacios o splash pages de doble página en los que aparecen multitud de personajes. Al resultado final de su trabajo contribuye de forma más que notable la labor de Marcelo Maiolo con los colores.Yo, Vampiro: La orden de los Van Helsing

ECC es la encargada de publicar este segundo tomo rústico protagonizado por los vampiros de DC, encontrándose la entrega compuesta por los números 9-12 de la colección publicados originalmente en EE. UU. durante el 2012. El volumen, puesto a la venta por un precio de 8,95 €, contiene 96 páginas, las portadas correspondientes a los números recopilados en el tomo y varios artículos sobre el arco argumental.

A modo de conclusión, decir que Joshua Hale Fialkov nos presenta un nuevo volumen que, si no logra alcanzar la calidad autoimpuesta con la primera entrega, no defraudará al lector, ofreciéndole grandes dosis de acción sustentadas por un decente guion. Además, y como ya comentamos al principio, el tomo concluye con un final que apunta a una próxima, prometedora e intrigante entrega con la que concluirá la serie.

Un artículo escrito por Antonio Cañestro LanzaderaYo, Vampiro: La orden de los Van Helsing

1 Comentario

  1. Me parece increíble que mantengan otras series y cancelen una de este nivel. Esta claro que lo que manda aquí son los ingresos y no la calidad de la obra, que en este caso para mi está en el top 5 de el nuDC.

    Una pena que tengamos que despedirnos de Yo, Vampiro… espero que Andrew Bennet pase a JLA Dark, es un personaje para seguir muy de cerca.

¡No te vayas sin comentar!