Crítica de ‘Pacific Rim’

pacific rim

Cuando decidí aventurarme a escribir críticas cinematográficas llegué a la conclusión de que, para poder ofrecer a los lectores una crítica objetiva y coherente, debería desprenderme en total medida de todos los prejuicios o predilecciones desarrollados en mi interior hacia determinados géneros, directores o actores. Algo así como llevar al terreno del análisis cinematográfico el famoso “vacío moral” que los estudiantes de derecho deben aprender a dominar para defender, si fuera preciso, a sujetos cuya culpabilidad está fuera de toda duda razonable. Si bien yo no tengo (ni de lejos) la trayectoria ni reputación que sí tienen insignes y conocidos críticos que publican sus trabajos en medios generalistas y en periódicos de tirada nacional, creo que he aprendido a dominar bien ese campo y me sorprendo cuando no logro ver trabajos objetivos y documentados en críticos sesudos y reputados.

El motivo de esta divagación se ha creado después de leer algunas de las injustas críticas sobre ‘Pacific Rim’, el último trabajo del mexicano Guillermo del Toro, que han visto la luz en diversas cabeceras de renombre. Aún tratándose de casos aislados y no siendo un dato amenazador para el paso de los robots titánicos de Del Toro por las taquillas de nuestro país, puesto que el grueso de la crítica alaba el film del realizador de ‘El Laberinto del Fauno’, no deja de indignarme el que alguien que a priori entiende de cine y ha visto la película (se supone) le dedique al cineasta, basándose tan solo en el lado más puramente comercial del film, una línea tan inexacta y vil como “Del Toro pierde su esencia”. Porque si algo desprende ‘Pacific Rim’ no son los efluvios nauseabundos de las entrañas de los Kaijus (las criaturas de la función) sino el aroma de marca del cineasta mexicano. Y ese aroma es lo que convierte al film en uno de los blockbusters veraniegos más inteligentes y cuidados de los últimos años. Evidentemente, este no es el trabajo más personal de Del Toro, pero si de algo puede presumir este genio es de disponer del talento suficiente para convertir una labor de encargo en un proyecto destacado y original. Algo que ya demostró hace más de una década con ‘Blade II’, la que a la postre se convirtió en la mejor entrega de la trilogía fílmica sobre el personaje de Marvel Comics interpretado por Wesley Snipes.

Kaiju

La premisa creada por el guionista de ‘Furia de Titanes’, Travis Beacham, nos narra los intentos de la humanidad para combatir la amenaza de una invasión interdimensional llevada a cabo por grotescos monstruos de proporciones colosales utilizando para ello unos enormes robots tripulados, llamados Jaegers, capaces de plantar cara a tan dantescos seres. Una idea, la de robots y criaturas gigantes pulverizándose mutuamente, creada y desarrollada miles de veces durante los años cincuenta y sesenta en Japón, país donde estas historias se consideran un género en si mismas recibiendo el nombre de ‘daikaju eiga‘ (algo así como relatos de monstruos enormes). Una premisa manida y poco original, pero que en las experimentadas manos de Del Toro y envolviéndola dentro del universo del realizador mexicano, termina convirtiéndose en una apasionante historia donde el factor humano otorgado a los personajes protagonistas es tan importante como los asombrosos efectos especiales (obra de Industrial Light and Magic) capaces de hacer creíbles tanto a los Kaijus imposibles (reconocibles en su diseño como criaturas surgidas de la fértil imaginación de Del Toro) como a los colosales robots Jaegers.

Una de las aportaciones más inteligentes de Guillermo del Toro al proyecto fue el interesante concepto del pilotaje de los Jaegers, en el que son necesarios dos pilotos para su manejo (en el film se nos narra el motivo por el que un solo soldado no puede hacer funcionar la maquinaria del robot). Para poder conducir y pelear al unísono con la enorme máquina, los pilotos unen sus mentes con un vínculo neuronal que les permite compartir todas sus vivencias, sensaciones y recuerdos. Una brillante idea que aporta humanidad al relato y que se utiliza para ofrecer al espectador un intenso trabajo de las almas de los personajes, algo que aparta al film totalmente de otras producciones en principio similares, pero con una abismal diferencia de calidad, como ‘Transformers’. Y hablando de la saga de Michael Bay, uno (por poco nivel ‘friki’ que posea) no puede dejar de pensar durante el transcurso de la acción del film lo bien que hubieran lucido las adaptaciones al cine de los juguetes transformables de Hasbro de haber contado con alguien con la calidad de Del Toro en la dirección.

pacific-rim-charlie-hunnam-rinko-kikuchi-guillermo-del-toro-jaeger

Hasta ahora tenemos un gran director, una idea sencilla pero bien desarrollada y unos espectaculares efectos especiales que lucen asombrosos en 3D gracias a que gran parte del trabajo de ILM en efectos visuales fue realizado en 3D nativo. Pero estos importantes ingredientes no son suficientes para preparar un buen menú fílmico para disfrute del espectador si no se cuenta con un convincente y apropiado casting de actores, y Del Toro también es famoso por acertar en este aspecto: el trío protagonista, formado por Charlie Hunnam (‘Hijos de la Anarquía’), Idris Elba (‘Thor’) y la actriz nominada al Oscar por ‘Babel’ Rinko Kikuchi, nos ofrecen unas actuaciones convincentes que alcanzan el sobresaliente en algunos momentos y que al apoyarse en un rico plantel de secundarios, entre los que destacan Charlie Day y Burn Gorman, logran llevar a buen puerto la parte interpretativa del film.

La película también nos regala dos breves intervenciones de lujo de los que podríamos llamar los “actores fetiche” de Del Toro y disfrutamos así de la aparición en pantalla de Ron Perlman, que con su físico tan particular (muy bien aprovechado por el director de ‘Cronos’ en las dos partes de ‘Hellboy’) encaja perfectamente en el papel de un excéntrico traficante de órganos de Kaiju, y de una fugaz colaboración “amiguetil” de nuestro revienta taquillas patrio Santiago Segura, que aparece como secuaz del personaje de Perlman en unas divertidas escenas (tal y como le comenté al propio Segura, hubiera sido un acierto de cara a la taquilla española por parte de Del Toro el haberle otorgado un papel con más peso. Habría estado curioso observar ojipláticos al amiguete Santiago siendo uno de los dos pilotos de un Jaeger español, luchando al lado de los robots estadounidenses, japoneses, rusos y chinos al grito de “¡Viva España!” al más puro estilo Torrente).

Ron Pelrman

Respecto al soundtrack del largometraje, los temas compuestos por el efectivo compositor alemán Ramin Djawadi (cuya aún corta carrera ya nos ha dejado joyas como el main-theme del primer ‘Iron Man’ o la estupenda banda sonora de ‘Juego de Tronos’) encajan perfectamente con las imágenes en pantalla. La secuencia inicial, en la que vemos por vez primera el funcionamiento interno de un Jaeger, adquiere una tremenda fuerza gracias a la sinergia perfecta entre el trabajo de Djawadi y el de Del Toro.

En definitiva, ‘Pacific Rim’ es una entretenida película de origen puramente comercial que se torna en una obra inteligente, espectacular y sorprendente. Aunque si uno ya conoce la trayectoria y el talento de Guillermo del Toro, quizás no sea tanta sorpresa.

Escrito por Adolfo Saro

14 Comentarios

  1. Muy buena crítica. No apostaba por ella pensando que solo sería efectos para alegrar a la vista en verano, pero me has dejado con ganas de verla!

  2. Creo que seré la oveja negra, pues ha sido de lo peor que he visto últimamente. Parece que Guillermo del Toro y su equipo se han pasado meses revisando las películas de Godzilla, los capítulos de Mazinger Z (y sus spin off) y Evangelion, así como Hakaiju, uno de los mejores mangas japoneses que aparecieron en 2010. Han quedado traumatizados. Y yo también. Toda una historia que ha carecido de mi interés. Monstruos que peleaban como si hubiera un chino de Humor Amarillo dentro de él, personajes totalmente planos, y un tema ya demasiado fundido durante los últimos 50 años en el cine y la televisión pero sin ningún aporte nuevo salvo los efectos especiales. Un guión con enfoque exageradamente americano. Sinceramente espero que no sea el principio de una horda de secuelas y continuaciones así como merchandising de mal gusto. Vamos, una copia de fábrica de algo ya visto. Quienes hayan visto la variedad de productos que he nombrado entenderán mi punto de vista (aunque no lo compartan)

    • Una lastima que de nuevo no estemos de acuerdo Spidey. Al igual que tu soy seguidor de los ‘Daikaju Eiga’, que son la fuente inspiradora mas fuerte en la que Del Toro se ha basado. Discrepo contigo en tu comentario en el que indicas que los que conocen el material que comentas entenderán tu punto de vista. Si revisas las críticas internacionales que ha tenido la película (en su mayoría positivas), los comentarios mas entusiastas provienen de gente que conocemos bien el cine Japonés de este genero y los mangas sobre ‘mechas’: http://www.rottentomatoes.com/mobile/m/pacific_rim_2013/
      Respecto a lo de personajes planos, yo no he visto un blockbuster con carácteres más desarrollados desde los Batman de Nolan. El trío protagonista no adolece ni de carencia de historia ni de desarrollo resolutivo, y eso hoy por hoy es un lujo en producciones así. Lo del enfoque americano no termino de comprenderlo, al tratar la película sobre una coalición de países unidos frente a un enemigo común puedo intuir que te refieres a que el Jaeger protagonista es americano (algo comprensible a estas alturas al ser la producción norteamericana…). Puede que te refieras al enfoque militar y a los discursos grandilocuentes para motivar victorias, pero dentro de la temática de la película todo eso me parece apropiado. Saludos Aracnidos!

      • Adolfo, de nuevo no escribo para discrepar, es para dar mi opinión, no pretendo contradecir a nadie. Siempre digo lo que me parece a mí, por encima de críticas mundiales y opiniones en masa. Cuando veo una película la veo bajo mi punto de vista. Me parece bien que guste a mucha gente, pero sigo pensando igual. Nos vemos!!!!!

        • Discrepar es bueno Spidey, así puede uno caer en cuenta en detalles que se le escapan. Y me alegro de que haya diferencia de opiniones ¿que seria de lnternet sin ellas?. Yo cuando escribo una critica me guío también por mis propias sensaciones, aunque a veces me cueste. Sin ir más lejos el prota de esta peli, Charlie Hunnam, me parece un actor mediocre, pero en Pacific me ha parecido su trabajo por encima de lo aceptable. Y era de recibo comentarlo. Espero que en la próxima estemos de acuerdo! Saludos!

  3. Por fin una critica que hace justicia a la película. Fui a verla un poco desilusionado por las barbaridades que se han dicho en algunas webs sobre ella y la verdad es que hacia tiempo que no salia tan contento del cine. En los primeros 5 min te ponen al corriente de como está el patio sin necesidad de explicaciones rebuscadas y/o complicadas y te dejan ya situado perfectamente para que disfrutes del film.
    Una muy buena película que, de seguor, sentara unas nuevas bases para el cine Daikaju Eiga,
    P.D: aunque tenga sus fallos de guión, algún momento ridículo y americanadas varias creo que no llegan a ser los suficiente importantes como para empañar el resto del conjunto. Recordemos que es una película para entretenerse y ver mechas gigantes repartiendo mamporros, no busquemos un film que nos haga pensar en el significado de la vida ni que nos haga reflexionar sobre temas trascendentales o metafísicos.

    • Gracias por la parte que me toca. Es normal que una película comercial de un director de culto genere controversia, la nota negativa son la cantidad de criticas dañinas que buscan tan solo atraer al lector yendo a contracorriente. Y esta película ha recibido muchos palos injustos, como los de esos críticos que acusan a Del Toro de vendido como si nunca hubiera realizado ya producciones de envergadura como Blade II o las dos partes de Hellboy.

  4. “tal y como le comenté al propio Segura, hubiera sido un acierto de cara a la taquilla española por parte de Del Toro el haberle otorgado un papel con más peso. Habría estado curioso observar ojipláticos al amiguete Santiago siendo uno de los dos pilotos de un Jaeger español, luchando al lado de los robots estadounidenses, japoneses, rusos y chinos al grito de “¡Viva España!” al más puro estilo Torrente”
    Ni de coña, vamos… pasa esto y juro que ni voy a verla al cine, o si me pilla por sorpresa me levanto de la sala y me voy…

    Por lo demás muy de acuerdo contigo, una película muy entretenida.

    • Amigo y compañero Laguna. Reconozco mi debilidad (antes culpable y ahora aceptada) por el trabajo de Segura. Yo hubiera disfrutado con un secundario para el en la película! (ahora es cuando me fustigan). Reconoce que, guste o no, Segura hubiera sido un incentivo para la taquilla española. Me alegro muchísimo de que también disfrutaras la película. Un saludo!

  5. Estimado Adolfo, no he visto la película, pero conociendo tus gustos, entiendo tu crítica a la perfección, entiendo que a un director no se le debe acusar de vendido por una super producción, entiendo que la mezcla de actores noveles con iconos representativos o franquicia del director es siempre positiva, entiendo que al escribir una crítica los gustos tiran, sino no sería una crítica, entiendo que siendo una producción americana saquen su bandera a la calle y por último entiendo que siendo espańol te mole que el amiguete tuviera más minutos.

  6. […] Sin embargo, Jordan Vogt-Roberts, el director, y sobre todo Dan Gilroy, Max Borenstein y Derek Connolly que han escrito el guión sobre una historia de John Gatins (guionista de la interesante Acero Puro o de la inminente Power Rangers) han conseguido contentar tanto a los que no conocen al Rey Kong, como a los fans más, digamos, “especializados” y entusiastas de este tipo de películas protagonizadas por gigantescos animales como Kong, Godzilla o Mothra entre otros Kaijus. […]

¡No te vayas sin comentar!