Death Note – Black Edition #4

Death NoteCon la cuarta entrega de la reedición que está publicando Norma de la colección, pasamos el ecuador de la serie Death Note, uno de los más aclamados shonen manga (género de historias de origen nipón dedicadas principalmente a los adolescentes) creado por el guionista Tsugumi Ohba y el dibujante Takeshi Obata, autores que también colaboraron juntos en la colección Bakuman, obra también publicada por Norma. El trabajo de ambos autores con Death Note dio como fruto una serie en la que por encima de todo prima el género detectivesco, a pesar de tener pequeños matices del género fantásticos. Así, con esta mezcla, los autores han sido capaces de conquistar a lectores de todas partes del globo. Además, gracias al inteligente desarrollo del que se encuentra dotada la obra, no solo ha sido capaz de llamar la atención de los más jóvenes, sino que lectores de todas las edades se han declarado adeptos de la colección.

En el anterior volumen de Death Note vimos cómo Light Yagami, cuya identidad secreta es Kira, seguía sin recuperar la memoria sobre el Cuaderno de Muerte y sus hechos, ya que había renunciado al mismo y, por ende, a los recuerdos sobre este, con tal de desviar las sospechas que L tenía de que él fuese Kira. En esta situación, en la que Light y Misa habían perdido sus recuerdos sobre el Cuaderno, Misa por motivos similares a los de Light, aparece un nuevo Kira. Así, Light y L, unidos por una cadena a petición del último para terminar de descartar las sospechas que pesaban sobre Light, trabajaron codo con codo para dar con el nuevo poseedor del cuaderno, el cual resulta haber caído en las manos de una asociación empresarial que pretende eliminar a toda la competencia para los beneficios propios. Las pesquisas de L y Kira conducen hacia el actual poseedor del cuaderno, llegando a detenerlo junto a la colaboración de la policía nipona.

Death Note

En este nuevo tomo vemos como es detenido Kyosuke Higuchi, el actual dueño del Cuaderno de Muerte de la empresa Yotsuba. Tras ser detenido por el cuerpo de policía de Japón, el Cuaderno pasa directamente a L, quien a su vez se lo deja a Light. Es así como este recupera la memoria sobre el Cuaderno de Muerte y su labor de purgar el mundo como Kira. A partir de aquí, descubrimos cuál era el plan que había trazado Light meticulosamente para librarse de las sospechas de L y retomar más tarde la memoria y el Cuaderno de Muerte. Una vez asesinado Higuchi, veremos cómo Light vuelve a convertirse en Kira. Retomando de nuevo Light su papel cómo Kira y contando con el ojo de Misa… ¿será el final de L?

Death Note

Además de esta trama, veremos también la aparición de una nueva organización formada por un grupo de mafiosos que pretende hacerse con el Cuaderno de Muerte, llegando estos a poner en jaque al equipo de Light, pues estos también cuentan con una baza secreta. Pero estos no serán los únicos en preocuparse de hacerse con el cuaderno, pues también surgirá otro grupo compuesto por detectives americanos que, al ver que la policía nipona no consigue dar con Kira, se unen a la búsqueda del asesino y de su cuaderno. Por si fuera poco, también llegará al mundo humano un nuevo shinigami que también pretende hacerse con el cuaderno.

Si bien Tsugumi Ohba se mantiene en su línea presentando un relato guionizado con su ingenio y densidad característica, este pierde calidad en comparación con la historia de la que habíamos estado disfrutando hasta ahora, pues, a partir de este nuevo número, se podría decir que Death Noteomienza una nueva etapa de la historia. Tanto es así, que un capítulo del tomo se titula Cero. Aunque el guionista podría haber encaminado la historia por otro camino, Ohba prefirió alargar la trama, haciendo su nuevo arco argumental que parezca que la aparentemente inagotable imaginación del guionista comience a escasear. Aun así, este es capaz de seguir dotando a la historia de un guion que entretenga de manera más que decente al lector.

El que no varía en su trabajo, como viene siendo costumbre, es Takeshi Obata, quien sigue presentando a los personajes con la misma calidad de siempre. Este continúa demostrando su habilidad para plasmar las emociones de los personajes mediante sus poses y sus rostros y para ofrecer un alto nivel de dinamismo y detallismo a las viñetas.

Como comentamos anteriormente, Norma Editorial se encarga de publicar este nuevo volumen de la colección en su característico formato Black Edition. Presentado en su elegante edición de solapas rústicas en color oscuro, el tomo contiene en sus 408 páginas desde el capítulo 53 al 70, a su inmejorable precio de 14,95 euros.

A modo de síntesis, decir que nos encontramos ante un buen tomo, a pesar de que la historia decae y, aparentemente, no parece que vaya a retornar al nivel alcanzado en las anteriores ediciones, pero viendo la trayectoria de Tsugumi Ohba, no se puede dar por seguro nada. Aun así, nos encontramos con un tomo más que recomendable para aquellos que han estado siguiendo la historia hasta ahora.

¡No te vayas sin comentar!