Robert Kirkman: “No descartamos la muerte de Rick”

Rick acaba de enterarse de que el señor Kirkman le quiere matar.

Entre Robert Kirkman y George RR Martin no ganamos para disgustos. Hace unos días os comentábamos que este buen hombre amenazaba con la muerte de Daryl. Ahora, ni corto ni perezoso, ha dicho que Rick Grimes, protagonista indiscutible de la serie, tampoco está a salvo. De hecho, nadie está a salvo:

“Insisto en que nadie está a salvo en esta serie, y no, no descartamos la muerte de Rick Grimes en cualquier momento. Nos gusta mantener en vilo a la gente, verles intentar adivinar, y estoy seguro de que las historias más interesantes nacen de ahí. Rick ha sido un gran líder, pero también ha cometido errores. Creo que ver a Daryl, a Maggie o a Glenn tomando un papel más importante en el liderazgo del grupo podría dar un giro muy interesante a la serie”.

Alucina vecina, como si con la muerte de ciertos personajes no hubiese sido ya suficiente (spoilers: aquí tenéis a uno que sigue lamentándose por lo de Shane). Se llegue a producir esto o no, lo que Kirkman ha querido dejar claro es que la serie no depende solo de determinados personajes, sino que está en constante movimiento. Al igual que otra serie que se me está ocurriendo ahora mismo y que sabéis perfectamente cuál es, personajes principales pueden morir y hacer que tomen un protagonismo mucho mayor otros que creíamos secundarios. El caso es que entre estas y otras declaraciones de Kirkman: “como la de que Rick y Tyreese por fin estarán juntos“, ya tenemos material más que de sobra sobre el que estar emocionados para lo que se nos viene encima.

La 4ª temporada de The Walking Dead empezará el próximo 13 de octubre en EEUU, y traerá a todos nuestros personajes preferidos (los que aún queden vivos) para que los veamos sufrir de nuevo.

1 Comentario

  1. Lo único nuevo es que lo aplica a la serie, porque en el primer tomo del cómic -en el artículo inicial- ya insinuó que se podría cargar a Rick y seguir con la historia. Por lo que parece la serie va adquiriendo gradualmente la atmósfera del cómic, donde nadie está a salvo.

¡No te vayas sin comentar!