Sean Young quiere hacer un boicot al rodaje de ‘Blade Runner 2’

rachel-blade-runner-que-fue-de-sean-young

Sean Young que interpretaba en ‘Blade Runner’ a ‘Rachel‘, está en pie de guerra. Si recordáis la fabulosa película del director Ridley Scott, Rachel fue un personaje clave en la trama, era la chica de la película y que además no se llegaba a aclarar si era o no una replicante. Pues bien, si hace escasos días os contábamos la noticia de que la cantante Kate Perry quería el papel de Rachel, Sean Young, la Rachel original, se puso manos a la obra para hacer según ella un boicot a la película.

Existen dos detonantes de el porque de esta actitud y es que en el rodaje de la primera entrega Harrison Ford maltrató y insultó a Sean (no se cuantas tomas se rodarían de la bofetada) y por otra parte Ridley Scott tiene fama de un rato dictatorial. Todas estas cosas juntas hicieron que Sean tuviera una mala experiencia con el rodaje. Existe otro factor determinante y es que Sean Young tiene ya 53 años y tal vez se busca a una actriz con un parecido de su juventud.

Sean Young se defiende alegando esto:

Me puse en contacto con Alcon, la empresa propietaria de la franquicia y ellos me dijeron que no estaban interesados en contratarme. Después, llamé a la oficina de Ridley, y él no me devolvió la llamada. Mi opinión es que, si no salgo en la película, todo el mundo debería boicotearla. Porque no contar conmigo es una estupidez.

Sus declaraciones desde luego la dejan en peor lugar, pero una cosa es cierta, han esperado demasiado en realizar una secuela y resultaría un fiasco hacer una segunda entrega, y por lo que sabemos del guión, transcurre en un corto periodo de tiempo tras la primera película y por lo tanto los personajes no tendrían que haber envejecido 31 años.

¿Que pensáis, una pataleta o que tiene razón?

4 Comentarios

  1. Gracias por el comentario Nando, si que monta follones, creo recordar algo de la adaptación de Batman de Tim Burton que se presento en el casting disfrazada de Catwoman y monto el follón.

¡No te vayas sin comentar!