American Vampire #1

american-vampire-comic-ecc-ediciones-volumen-tomo1-uno-dave-mccaig-rafael-albuquerque-dc-comics-vertigo-pearl-jones-scott-snyder-stephen-king-reseña-opinion-analisisEn los últimos años, un autor de DC ha tenido un ascenso meteórico por la editorial. En tan sólo tres años ha pasado de crear su primera colección propia a ser considerado uno de los guionistas estrella de la compañía. Estoy hablando, como algunos bien intuiréis, de Scott Snyder. Pese a que ya he hablado de los autores en la primera parte de este artículo, creo que conviene enfatizar en este aspecto: la cabecera que nos ocupa fue la que le catapultó hacia la fama y su primera serie propia.

Como he comentado en la entrada relativa a los artífices del cómic, American Vampire reinventa por enésima vez a los vampiros, pero no lo hace para arrebatarles sus rasgos característicos -la insaciable sed de sangre, su vil comportamiento…- sino que le da una interesante vuelta de tuerca al género. Me explico, por un lado, tenemos al vampiro europeo, el clásico, el de toda la vida, que es similar a lo que hemos visto en múltiples ocasiones: el sol los destruye, la madera los mata, hacen vida nocturna, y, en definitiva, se comportan de manera parecida a Drácula. No obstante, y ahí es donde encontramos la primera diferencia sustancial, estos vampiros primigenios se han infiltrado en la sociedad norteamericana y han conseguido poder y dinero. Dos cosas que, como es lógico, no querrán perder, y querrán incrementarlas como si de sangre se tratase.

Así pues, mientras que los vampiros del viejo mundo quieren por igual sangre, poder y dinero; el del nuevo mundo es un vampiro diferente. Un vampiro americano. A diferencia de sus antecesores, puede caminar por el sol sin quemarse o, al menos, puede hacerlo sin ropa protectora y una cantidad ingente de crema solar. Además, tampoco le afecta la madera y, en definitiva, es más poderoso que su homólogo europeo. Sí bien es cierto que tiene debilidades, es mejor que las descubráis a lo largo del volumen, tan sólo apuntaré que una de ellas tiene algo que ver con la luna.

american-vampire-comic-ecc-ediciones-volumen-tomo1-uno-dave-mccaig-rafael-albuquerque-dc-comics-vertigo-pearl-jones-scott-snyder-stephen-king-reseña-opinion-analisis-4En consecuencia, Snyder contrapone dos especies diferentes de vampiros y usa la inmortalidad inherente a las mismas para ofrecer una visión singular de la historia estadounidense. La visión de los vampiros. De este modo, el guionista nos trasladará, por poner dos ejemplos, a la Segunda Guerra Mundial y al Hollywood de los años veinte, mostrándonos una perspectiva diferente de los mismos.

Aclarado el tema principal de la cabecera, y centrándonos en el tomo que nos ocupa, la primera entrega de la serie nos cuenta dos historias diferentes. En primer lugar, Snyder nos lleva a Los Ángeles  de los años veinte con la finalidad de conocer a Pearl Jones, una aspirante a actriz pluriempleada que un día tendrá un muy desafortunado incidente en una fiesta. A partir de este punto, la joven clamará venganza por lo sucedido y emprenderá una cruzada para castigar a los responsables.

No obstante, Pearl no estará sola, pues para realizar todo ello contará con la inestimable ayuda de Henry, un compañero de trabajo que trabaja como músico. Además, aunque de forma puntual, también le echará una mano el primer vampiro americano: Skinner Sweet. En consecuencia, mediante la joven Jones, descubriremos el poder de las dos especies de vampiros y, de forma superficial, el funcionamiento de la industria cinematográfica en esa época.

american-vampire-comic-ecc-ediciones-volumen-tomo1-uno-dave-mccaig-rafael-albuquerque-dc-comics-vertigo-pearl-jones-scott-snyder-stephen-king-reseña-opinion-analisis-2En segundo lugar, el célebre novelista Stephen King, tomando como referencia el argumento proporcionado por Scott Snyder, relatará el origen de Skinner Sweet, el protagonista indiscutible de la cabecera. Para ello, King nos sitúa en un pueblo de Colorado de 1880, donde el famoso forajido Sweet será trasladado para ser juzgado y, posteriormente, colgado por sus atroces crímenes. Sin embargo, las cosas no resultan ser tan fáciles y el resto de la banda de Sweet logran rescatarlo gracias a una buena treta. Pero, justo cuando parecía que el famoso criminal iba a salirse con la suya, un suceso inesperado hace que las tornas cambien completamente.

A raíz de este hecho, el equipo que participó en la detención del forajido ya ha cumplido con su trabajo y regresa a su vida normal. Una vida expresada de forma excelente por parte de King, explicando sólo lo justo y necesario y creando escenas agridulces en una sola página. Dichos agentes, unidos a un escritor que sirve de hilo conductor para toda la trama, nada sospechan sobre los horripilantes sucesos que serán relatados en los capítulos siguientes: el ascenso y posterior venganza del vampiro americano. Esto sirve, a su vez, para mostrarnos las habilidades y los sentimientos de Sweet, sobre todo relativos al hambre.

Aunque tenemos la suerte de disponer de dos guionistas notables para este tomo, todo eso sería inútil si no contáramos con el dibujante apropiado para reflejarlo: Rafael Albuquerque. El brasileño es, sin ninguna duda, el ideal para plasmar en viñetas el mundo de American Vampire, gracias a su gran versatilidad que le permite tanto trasladarnos a los años veinte mediante escenas costumbristas como mostrar la brutalidad despiadada de los vampiros a partir de escenas sangrientas. Esto último es especialmente significativo en la historia de Sweet.

Relacionado con el dibujo, hay un hecho que me gustaría destacar. Dado que la cabecera juega con la intercalación de historias, los episodios de este primer volumen tienen más páginas de lo normal. Pese a ello, siempre son dibujados por Albuquerque debido a dos motivos: su rapidez al dibujar, y la periodicidad de la colección. Es decir, si, por ejemplo, el número no estará listo para ser lanzado ese mes, sale el siguiente. Esto hace que la uniformidad gráfica sea un hecho del que no nos tenemos que preocupar. Mismamente, el brasileño se está tomando un descanso de las aventuras de Skinner Sweet, que volverá a la carga en diciembre de este año.

4-american-vampire-comic-ecc-ediciones-volumen-tomo1-uno-dave-mccaig-rafael-albuquerque-dc-comics-vertigo-pearl-jones-scott-snyder-stephen-king-reseña-opinion-analisis-4

A su vez, el color corre a cargo de Dave McCaig, quien, además de hacer un gran trabajo, es muy importante para el volumen debido a que las dos historias son cromáticamente diferentes. Así, mientras que la de Pearl posee colores más vivos y claros, aplicados de forma moderna, la gama de colores del origen de Sweet tiende a los ocres y la coloración está difuminada y tiene un estilo parecido al de una pintura al óleo. En otras palabras, los colores representan la etapa en la que nos encontramos.

Respecto a la edición, ECC Ediciones ha recuperado los cinco primeros números de la serie de 200 páginas a color en un tomo en formato rústica a un precio de 15€. Además de estos cinco capítulos, incluye una introducción escrita por Stephen King, un epílogo por Scott Snyder, y numerosos extras tales como bocetos, guiones y portadas alternativas. Como dato curioso y revelador, señalar que el primer número de la cabecera había sido el más vendido del sello Vertigo en una década, pero fue superado por el primero de la miniserie The Wake, también escrita por Scott Snyder.

En suma, el primer tomo de American Vampire es muy recomendable para quienes busquen leer algo diferente sobre vampiros o tengan ganas de ver “vampiros de verdad”, tal como menciona King en la introducción del volumen. Ambas historias tienen un nivel notable y, aunque a mi me gustó más la de Snyder, no hay mucha diferencia de nivel entre ambas -mismamente, a mi padre le agradó más la de King-. Pese al buen arranque de la cabecera, tengo la sensación de que irá in crescendo según pasen los volúmenes, ya que el planteamiento puede dar bastante más de sí. Hecho que se incrementa debido a que se trata de un volumen introductorio y, por tanto, todo induce a pensar que el creador de la serie no ha jugado, ni mucho menos, todas sus bazas.

[xrr rating=3.5/5]

4 Comentarios

  1. La verdad es que cuando conocí esta obra y leí el primer número me gustó, pero no fue hasta más adelante cuando me enganché definitivamente a ella, ya que la obra va mejorando exponencialmente con cada número. Mención también a los especiales, los cuales aportan bastante información sobre la trama en sí.

  2. Gracias por la reseña Pablo, me hablaron muy bien de esta obra y Scott Snyder es sinonimo de Calidad…
    Chequeando en la web de ECC, vi que van por el Tomo 6, y viendo el formato de las mismas, me topé que a partir del Tomo 3 empezaron a sacar ediciones Cartoné..y los dos primeros tomos solo Rústica, una lastima esta discontinuidad en el formato..sobre todo para los que nos gusta tener la colecciones con un mismo formato, lucen mejor en la estanteria..
    Alguien sabe a que se debe esto? o si sacarán edicion Cartoné tambien de los dos primeros tomos?

    • Me alegro que te haya gustado la reseña 🙂 Respecto a los bailes de formato, son debidos al cambio de editorial o licenciataria. Es decir, antes quien poseía los derechos de DC/Vertigo era Planeta deAgostini pero allá por el 2011 se hizo con ellos ECC.
      Dado que los dos primeros tomos eran difíciles de encontrar, optaron por reeditarlos en rústica, al tiempo que seguían con la colección en cartoné y rústica. Así pues, los tomos cartoné son complejos de encontrar, pero probablemente los encuentres en algún salón del cómic.

¡No te vayas sin comentar!