Análisis de Lost Planet 3

Análisis de Lost Planet 3

Uno de los juegos más sorprendentes por parte de la compañía Capcom dentro de la actual generación, fue sin lugar a dudas el primer Lost Planet. Esta entrega apareció a finales de 2006 para la consola Xbox 360, portándose tiempo después a PC y PlayStation 3. Tras tres años de la salida de dicho juego, llegaba a nuestras manos su secuela, la cual no gozó con el beneplácito de la mayoría, debido sobre todo a su orientación hacia el modo multijugador, relegando la historia a un segundo plano.

Ahora, Capcom ha encomendado la labor de desarrollar una tercera entrega al estudio Spark Unlimited, quienes nos trasportarán mediante este juego nuevamente al planeta E.D.N. III, aunque en este caso nos situarán unos 50 años antes de lo visto en la primera entrega. Para ello, nos ponemos en la piel de Jim Peyton, un minero que ha decidido abandonar la Tierra para poder lograr una mayor fortuna que enviar a su familia. La historia que se irá mostrando intentará hacernos comprender como se siente este colono, comenzando primeramente con unas sencillas misiones en este helado planeta, dando lugar posteriormente a situaciones bastante impactantes, dignas de un buen survival horror.

Análisis de Lost Planet 3

La trama nos sitúa en un futuro cercano, donde se ha decidido apostar por la colonización de otros planetas debido a la escasez de recursos que tiene la Tierra. Entre los objetivos propuestos está el planeta E.D.N. III, donde a pesar de sus bajas temperaturas, se ha encontrado una fuente de energía muy prometedora, a pesar de ser capaz de dar vida a seres monstruosos, conocidos como los Akrids. En medio de este infortunio llegaremos nosotros, teniendo como objetivo hacer el mayor número de trabajos para la empresa NEVEC, los cuales nos permitirán conseguir un mayor botín con el que contentar a nuestra familia. De esta forma, nos irán planteando un número de misiones principales que deberemos seguir para ir desenmascarando la historia principal, pero a su vez, irán apareciendo misiones secundarias que nos otorgarán ganancias a modo de energía, con la cual se comercia en los asentamientos.

Pese a que el juego comienza con misiones bastante sencillas y lineales, estas sirven para ir metiéndonos en la trama, comprendiendo así los sentimientos de nuestro protagonista y permitiéndonos desenvolvernos en un planeta helado. Para tal fin contamos con nuestro Meca (cuyo apodo es Gertie), que es el predecesor de los conocidos VS (Vital Suit) que vimos en las otras entregas, aunque como salvedad, en esta ocasión su función es solo minera. Pero a lo largo de la trama iremos añadiendo nuevas funciones a nuestro mecánico compañero, las cuales lo convertirán en un tremendo aliado. Además de esto, en sus piernas tendremos un taquillero, lo que nos permite cambiar de armas o recargar nuestra munición siempre que estemos cerca.

Análisis de Lost Planet 3

Por otro lado, mencionar que el tamaño de nuestro Meca es superior al de los VS, mostrando una vista de primera persona mientras estamos en su interior, lo que nos hará sumergirnos de mayor manera en el juego, teniendo la sensación de estar controlando realmente a dicho robot. Esto nos permitirá cambiar totalmente el estilo de juego a la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos en terreno abierto, ya que podremos subirnos y bajarnos del Meca a placer. Mientras lo controlemos, lucharemos con nuestros brazos robóticos y tenazas, y mientras estemos fuera de él, haremos uso de nuestras armas.

En cuanto a la trama, el juego cambia considerablemente su propuesta según avanzamos por su historia. Si bien la primera parte se limita a misiones del estilo de ir del punto A al punto B (según avancemos nos permitirán hacer viajes rápidos), ya sea plantando estaciones térmicas o salvando a compañeros, la segunda parte se convierte en un survival horror que nos recordará a los mejores tiempos de Capcom. Para ello, se aprecia que sus desarrolladores han tomado como referencia la saga Alien, ya que serán bastantes las escenas y situaciones que nos recuerden a dicha serie.

Pasillos oscuros por zonas abandonadas e infectadas de Akrids que se asemejan en gran manera a los facehugger de la franquicia mencionada, servirán de antesala para descubrir una historia más profunda y cautivadora. A ella debemos incluir los conocidos como “Quick Time Events”, que tan de moda se pusieron hace algún tiempo, y que este juego utiliza en contadas ocasiones para acelerar el ritmo cardiaco de los jugadores.

Análisis de Lost Planet 3

Especial mención merece también su excelente ambientación, ya sea mediante la banda sonora del compositor Jack Wall (Mass Effect) que nos recordará a varias cintas de ciencia ficción (mencionar también que podemos acceder a un recopilatorio de canciones desde el interior de nuestro Meca), o mediante el buen doblaje al castellano que tiene, aunque por el contrario, los rostros de los protagonistas carecen de la vida que otorga su voz. En cuanto al aspecto gráfico, este cumple perfectamente, logrando plasmar de forma correcta los diferentes paisajes y ambientaciones, aunque tal vez flaquee un poco en los gigantescos adversarios, los cuales al estar cercanos a ellos, carezcan de unas impresionantes texturas.

En lo referente al online, Spark Unlimited ha optado por desarrollar los modos clásicos, centrando así toda su atención en el modo offline. De esta forma contamos con cuatro modos comprendidos en los típicos enfrentamientos entre jugadores, un modo horda en grupos de tres jugadores y el clásico captura de bandera.

Lost Planet 3 pretende y logra superar a su anterior entrega, haciéndonos llegar un producto cercano al survival horror, donde comenzaremos “trabajando” en el día a día de un colono, para ir descubriendo una épica historia que se esconde en el planeta E.D.N. III. Si bien es cierto que debe competir contra numerosos juegos de la misma temática, de seguro gustará a los amantes de la ciencia ficción.

[xrr rating=4/5]

¡No te vayas sin comentar!