Análisis de Saints Row IV

Análisis de Saints Row IV

Corría el año 2006 cuando llegaba a nuestras consolas de sobremesa Saints Row, un juego que por aquel entonces pretendía suplir el hueco como sandbox (mundo abierto) que ningún otro título había reclamado, ya que no debemos olvidar que Grand Theft Auto IV no salió hasta más de dos años después de esta entrega. En dicho juego nos proponían ponernos en la piel de un nuevo miembro de la banda de los Saints, quienes se habían visto inmersos en una guerra contra otra banda rival conocida como los Carnales. Pasó el tiempo, y apareció una nueva entrega, la cual sí que comenzaba a rivalizar con varios juegos de género similar, por lo que con el fin de desvincularse totalmente de las comparativas, su tercera entrega pasó a mostrarnos un juego frenético, cargado de humor y acción, donde el interés de sus desarrolladores era que el que jugador pudiera verse inmerso en una diversión constante.

El éxito de Saints Row: The Third fue palpable, prueba de ello es que a día de hoy sigue teniendo multitud de jugadores online. Pero su estudio, Volition Inc., querían expandir esa sensación frenética que habían creado y para ello, comenzaron a idear un nuevo DLC (contenido descargable) con el que aumentar dicha experiencia. El problema surgió cuando dicho contenido comenzó a ser demasiado extenso para incluirse como un simple DLC, además, el hecho de que la distribuidora THQ quebrase (actualmente lo distribuye Koch Media) llevó a la franquicia a unificar todas esas ideas de contenidos adicionales como un nuevo juego, al que se denominó Saints Row IV.

Análisis de Saints Row IV

De esta forma, llega ahora a nuestras consolas de sobremesa (PlayStation 3 y Xbox 360) y Pc, esta cuarta entrega en la que nos proponen volver a interpretar al carismático protagonista al que hemos visto pasar de ser un simple pandillero, a convertirse en una estrella mediática, siendo ahora el presidente de los EEUU. Tras un inicio al más puro estilo James Bond, donde veremos como el jefe de los Saints hace frente y libera al pueblo de EEUU de una amenaza nuclear, nos llevarán cinco años en el futuro para mostrarnos de forma totalmente desternillante como se desenvuelve dicho personaje como presidente de EEUU. Entre los asuntos a tratar llega un momento en el que se nos pregunta incluso si queremos curar el cáncer o terminar con el hambre en el mundo, por lo que podéis ver que dicha obra está totalmente impregnada de humor. Tras esto nos muestran como nuestro planeta es amenazado por una invasión alienígena de una raza llamada Zin, y como no podía ser de otra forma, nosotros intentaremos ser los salvadores del mundo.

Tras este breve, pero sorprendente inicio, seremos llevados a una realidad alternativa, donde viviremos unos minutos al más puro estilo de familia idílica americana de mediados de la década de los 50. Después de esto, comenzará lo que viene a ser la trama principal, para la que nos vuelven a situar en la conocida ciudad de Steelport, aunque tendrá sugerentes variaciones respecto a la ya vista en Saints Row: The Third. Estos cambios son debidos a que los extraterrestres nos han introducido en una realidad ficticia, al estilo Matrix, donde ellos serán nuestros principales rivales. A partir de este momento, comenzaremos a hacer varias misiones para ir desenvolviéndonos por este “nuevo” mundo e intentar hacer frente a la amenaza, a la par que descubrimos la gran novedad del juego: el uso de poderes.

Análisis de Saints Row IV

Si bien es cierto que en el juego se aprecia el hecho de que sea una gran expansión, más que una nueva entrega ideada desde cero (las misiones secundarias son del mismo estilo que las de su antecesor, variando en estas ciertos aspectos), el aliciente de incluir poderes es lo que le da un toque de frescura al juego. Seguiremos teniendo multitud de armas y vehículos (especial mención a la Dubsteadora), pero estos quedarán relegados a un segundo plano en cuanto vayamos avanzando y desbloqueando nuevos poderes. Para ello, a lo largo de Steelport iremos encontrando clusters (una especie de marcas luminosas) con los que podremos desbloquear mejoras mediante una nueva opción que nos aparece, las cuales potenciarán a nuestro personaje hasta límites increíbles.

En cuanto al aspecto gráfico, este ha sido mejorado en lo que a velocidad de carga se refiere (utilizando en ocasiones fondos digitales), incluyendo también varios efectos que nos harán sentir dentro de un mundo virtual, pero lejos de esto, no notaremos ninguna otra mejora en referencia a lo visto en Saints Row: The Third. Otro detalle a destacar, es que ahora la música nos acompañará también fuera de los vehículos mediante nuestro dispositivo móvil, por lo que podremos elegir en él una de las siete emisoras disponibles.

Análisis de Saints Row IV

La variedad de misiones continúa manteniendo ese estilo gamberro con el que nos sorprendió su anterior entrega, encontrando así numerosas misiones secundarias además de las 37 principales. A lo largo de estas, iremos viendo numerosas similitudes con otros juegos o franquicias, como pudieran ser Mass Effect, Metal Gear SolidGears of War o Matrix, pero todas ellas estarán cargadas de un humor ácido que nos arrancará más de una carcajada. Por otro lado, es imposible negar las similitudes con juegos como Crackdown o Infamous, debido lógicamente al uso de poderes en una ciudad oscura, bajo un juego de estilo sandbox.

La personalización de nuestro personaje y armas vuelve a ser el punto fuerte, permitiéndonos elegir entre numerosas opciones. Por otro lado, nuevamente podremos disfrutar de la campaña de forma cooperativa, aunque en esta ocasión nos hará falta un pase online, el cual viene dentro del propio juego. En cuanto a la duración, la historia principal puede ser completada en unas 10 horas, pero si queremos hacer el resto de misiones secundarias y disfrutarlo plenamente, deberemos dedicar mínimo unas 20-25 horas de juego. Finalmente decir que Saints Row IV continuará gustando y haciendo disfrutar a los fans de esta saga, ya que pese a que la mayor novedad sea el uso de poderes, volveremos a contar con un gran número de misiones, tanto principales como secundarias, las cuales no solo siguen manteniendo el clásico estilo gamberro que acompaña a esta saga, sino que lo elevan hasta cotas nunca vistas.

[xrr rating=3.5/5]

¡No te vayas sin comentar!