Crítica de “La carretera”

Existe una confusión a la hora de catalogar una película según su género, sobre todo cuando se trata de una distopía ya que mucha gente las clasifica inmediatamente como Ciencia Ficción. Oh, la ciencia ficción, ese maravilloso comodín en el que tan pronto entran las películas de superhéroes, como Star Wars y, si me apuráis y como he visto en alguna sinopsis, El señor de los anillos. Recientemente parece que los críticos han descubierto un nuevo filón, la categoría de “Fantasía”, pero eso es otra historia… lo que he querido explicar señalando tan común error es que una distopía no tiene que ser necesariamente una película de ciencia ficción, pues del mismo modo que una película romántica puede tratarse de una comedia o un drama, las historias basadas en un futuro desolador pueden ser una película de aventuras como la clásica Mad Max, una de acción como El libro de Eli e incluso como hemos podido descubrir este verano, una comedia. Sin embargo durante años ha escaseado el género que curiosamente es el primero que nos viene a la mente al pensar en un futuro post-apocaliptico y sin salvación alguna, pero por suerte a finales de 2009 se estrenó La Carretera, adaptación a la gran pantalla de la novela homónima escrita por Cormac McCarthy y que como buen drama que es usa todas las herramientas a su alcance para hacernos experimentar la congoja de un padre en un futuro sin esperanza alguna.

la-carretera-viggo-mortensen
La historia sigue el viaje de un padre del que nunca sabemos el nombre y su joven hijo por las carreteras de lo que queda de la civilización, a través de un mundo muerto gris y sin animales en el que la comida escasea y las pocas personas que todavía no han cedido al desanimo y no se han suicidado sobreviven a duras penas hasta el punto de llegar a considerar el canibalismo.

Pronto el padre se ve obligado a darlo todo para mantener a salvo a su hijo, al mismo tiempo que se esfuerza por mantener intacta la inocencia del niño en un mundo que la perdió hace ya tiempo.

Tal y como hemos dicho, La Carretera es una película basada en un libro escrito por el considerado uno de los mejores escritores de la actualidad, Cormac McCarthy, autor de No es país para viejos entre muchas otras. Como adaptación cumple, trasladando con maestría la atmósfera de desolación que tan bien plasmó McCarthy en sus páginas.

la-carretera-Kodi Smit-McPhee-y-viggo-mortensen-leen-un-cuento
La película cuenta además con la ventaja de tener en el papel de protagonista a Viggo Mortensen en el que probablemente sea uno de sus mejores papeles: con su maravillosa actuación consigue transmitir a la perfección esa mezcla de emociones y miedos con los que convive día a día el padre y la angustia de ver crecer a su hijo en un mundo agonizante y sin futuro. Y en una película con un personaje infantil una mala decisión de casting puede destrozar todo el resultado, pero por suerte el papel del hijo está interpretado por Kodi Smit-McPhee, convincente y con una muy buena química con Viggo, capaces los dos de hacernos creer que estamos ante un padre y un hijo de verdad.

El resto de papeles pueden considerarse poco más que cameos, con una Charlize Theron en el papel de la madre, con más presencia aquí que en la novela y que mediante pesadillas del padre a modo de flashbacks conoceremos más su personaje y sus decisiones. Otros actores que también tienen su momento en la película son Guy Pearce y Robert Duvall.

Dirigida por John Hillcoat, la historia es conmovedora, por momentos cruda y cruel, retratando con realismo las reacciones de la humanidad a esa clase de situaciones que todos imaginamos cuando pensamos en un futuro distópico, y gracias a la maravillosa fotografía y la ausencia casi de colores se crea una atmósfera acorde en todo momento, haciendo casi indispensable disfrutarla en alta definición.

la-carretera-viggo-mortensen-proteje-a-su-hijo
En muchos momentos de la película nos sentiremos invitados a reflexionar sobre las decisiones que toma el padre, si son acertadas o no, o si la sobreprotección a la que somete a su hijo no hace más que condenarlos, pensamiento que llega a su cénit en los instantes finales, con un desenlace quizá confuso y poco acorde con el resto de la película pero que como digo no deja de tener su justificación en el contexto de la historia.

La Carretera es probablemente una de las mejores películas ambientadas en un futuro post-apocalíptico, que utiliza todas sus armas para emocionarnos e incluso dejarnos con un nudo en el estómago en algunos momentos. La disfrutarán aquellos que como yo se sientan atraídos esa temática, pero también aquellos que admiran una buena actuación de un actor como Viggo Mortensen, y por supuesto los que buscan en una película algo más que simple acción.

[xrr rating=4.5/5]

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

3 Comentarios

  1. Leí el libro mucho antes de ver la película, y puedo decir que es una de las mejores adaptaciones que existe de libro llevada al cine, y volviendo a los temas distopicos existen muchos libros historias e inclusive animes que hacen referencia a este tipo de historias, unas de mi favoritas es sin duda Ergo Proxy

¡No te vayas sin comentar!