Grandes compositores: Michael Giacchino

michael-giacchino-con-el-oscar-por-UPLa música es el nexo que nos une a las historias que vemos en el televisor o en la gran pantalla. Un elemento que acompaña la acción pero que sutilmente nos recuerda las emociones que el director o los actores pretenden transmitir. La música puede adquirir la suficiente personalidad como para asociar un recuerdo o una obra completa a su sonido: podemos ver el logo de Star Wars y pensar “Ey, mira, La guerra de las Galaxias” y seguir como si nada con nuestras vidas… pero es escuchar las primeras notas del tema compuesto por John Williams y recordar la primera vez que vimos la película en el cine, o los mejores momentos de la saga. La música podemos escucharla mientras caminamos, mientras viajamos, mientras comemos… requiere una parte mínima de nuestra atención, y nos hemos acostumbrado a ella de tal modo que muchas actividades cotidianas de nuestro día a día nos cuesta imaginarlas sin ella.

Por eso pienso que a los compositores de Bandas Sonoras no se les reconoce lo suficiente.

Hoy quiero hablaros de uno de los compositores más importantes y laureados de la actualidad, Michael Giacchino. Muchos conoceréis su trabajo en series de televisión como Lost o Alias, en videojuegos como la saga Medal of Honor o en el cine en John Carter o Up.

Nacido el 10 de octubre de 1967 en Nueva Jersey, hijo de inmigrantes italianos, desde pequeño demostró tener talento a la hora de crear obras musicales, pues con diez años ya hizo varias historias de animación en stop-motion con música que compuso él mismo, pero no fue hasta el instituto cuando su profesor de arte le recomendó a sus padres que fuera a la Escuela de Artes Visuales en Nueva York.

Recuerdo que pensé “Guau, esto es fantástico… ¿realmente existen colegios así, donde puedo hacer cosas que REALMENTE quiero hacer?” Era algo increíble para mí. Amo la EAV. Amo la libertad que te proporcionan. Era todo como un gran experimento: Okey, estás aquí porque quieres hacer algo. Por lo que vamos a ver cuánto lo deseas. No vamos a controlarte mucho, simplemente vamos a ver cuan apasionado eres y a qué estás dispuesto por conseguirlo.

Sus primeros trabajos una vez licenciado fueron como compositor para videojuegos de Disney, con arreglos para los juegos de Gárgolas o El Rey león. Sin embargo su primer trabajo importante y reconocido es la banda sonora del videojuego “El mundo perdido”, adaptación de la popular película de Steven Spielberg y uno de los primeros videojuegos en contar con una banda sonora orquestada. Más adelante se convertiría en el compositor de la popular saga de videojuegos Medal of Honor, así como de los primeros Call of Duty.

En 2001 Michael Giacchino daría el salto a la pequeña pantalla gracias a J.J. Abrams, del que contaría con el tiempo que en su primer encuentro ambos se sentían como si se conociesen de toda la vida, a pesar de crecer cada uno en un extremo del país. Pronto desarrollarían una amistad que llevaría a Giacchino a encargarse de la banda sonora de Alias y años más tarde de Lost.

Cuando me pidieron que me encargase de Lost, los productores al principio me pidieron música con un estilo y sonidos que recordasen a la jungla, algo estereotipado con el concepto de isla exótica, bosques tropicales y cosas así. Por suerte cambiaron de opinión y J.J. me dejó hacer todo lo que yo quería.

Su primera experiencia en la gran pantalla fue con la película de Pixar, Los Increíbles, y su trabajo gustó tanto que ganó varias nominaciones y premios, además de una colaboración regular con Disney que le llevaría a componer las bandas sonoras de Ratatouille, Up o John Carter.

Él mismo se refiere a uno de los momentos más importantes de su carrera cuando J.J. Abrams le pidió que se encargase de la banda sonora de las nuevas películas de Star Trek.

Cuando me di cuenta de que iba a trabajar en Star Trek sentí una gran carga de responsabilidad sobre mis hombros. Conocía la saga, especialmente las dos primeras películas, con las bandas sonoras compuestas por Jerry Goldsmith y James Horner. Pero al mismo tiempo he sido un gran fan de Star Wars y de la música de John Williams, por lo que pensé: ¡Ahora tengo la oportunidad de hacer buena música “espacial”, al estilo tradicional de estos legendarios compositores! Sin embargo los primeros temas no terminaban de gustar, y no fue hasta que tuve una conversación con Damon Lindelof, que me explicó que Star Trek no era una película del “espacio” sino una historia sobre dos personas que terminan desarrollando una amistad, cuando terminé encontrando el tono correcto.

Otros trabajos suyos son la música de la atracción Space Mountain en Disney Land Paris o la dirección de la orquesta de la gala de los Oscar en el año 2009, así como componer la melodía del logo del centésimo aniversario de Paramount.

Entre sus premios cuenta con numerosos Grammys, un Emmy, un Globo de Oro y un Oscar de la academia por Up.

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

1 Comentario

  1. Este verano Fernando Velázquez dirigió el homenaje que hicieron a Giacchino en Sevilla y fue una pasada. Lástima que no pudiera venir él personalmente, pero llamó a mitad de concierto y pidió que repitieran “Life and Death” de Lost!

¡No te vayas sin comentar!