Reseña de Blue Estate Volumen Uno: Conservas

La editorial española Dibbuks comenzó en julio de este año su andadura en la publicación de cómic independiente americano y no ha podido haber escogido mejor su presentación que con la publicación de Blue Estate, un cómic “100% orgánico y siempre fresco”.

Portada Blue Estate

Blue Estate es una trilogía cuya historia se centra en un detective privado de poca monta llamado Roy Devine Junior, que se encuentra a la sombra de su famoso padre, Roy Devine, el Jefe de la Unidad de Crímenes mayores de la Policía, y al que un buen día visita la estrella de cine B, Rachel Maddox arrastrándole al que será el primer caso de toda su carrera.

Rachel Maddox está casada con Bruce Maddox, protagonista de la conocida saga de acción Hunt to Kill y al que vemos estar envuelto en ciertos asuntos turbios con el productor Vladim Petrovich Razov, antiguo miembro de la KGB, y ahora un mafioso relacionado con el tráfico de drogas, armas… En estos negocios también forman parte el capo Don Luciano y Alyosha “El León”, un traficante de armas al que la policía sigue la pista.

Ahora Rachel quiere conseguir parte de la fortuna de su marido con la ayuda de su amigo Johnny, otro tipo de pasado oscuro. ¿Pero qué ocurrirá? ¿Podrá nuestro detective salir ileso?

Imagen 1 Blue Estate

Blue Estate es una historia original de Viktor Kalkachev y Kosta Yanev. El guión pertenece a Andrew Osborne y los dibujos los crean Viktor Kalkachev, Toby Cypress, Nathan Fox, Robert Valley y Paul Maybury.

Si estos nombres a priori no os suenan, os contaré un poco en qué han participado anteriormente:

Tanto Kosta Yanev como Andrew Osborne y Robert Valley son todos artistas noveles.

Toby Cypress ha trabajado en las series Batman: Gotham Knights, CBGB OMFUG, Rodd Racer, Zombie Tales The Series y Popgun.

Nathan Fox es el más experimentado de ellos, habiendo trabajado en Batman: Gotham Knights, Bleedout, Detective Comics (1937-2011), DMZ, FBP Federal Bureau of Physics, Haunt, Hawken: Genesis, Key of Z, New Mutants Vol. 3, The Darkest Hour, Female Force y The Activity.

Paul Maybury, en cambio, ha trabajado en Dog of Mars, Next Issue Project Vol.1 y Savage Dragon.

Imagen Blue Estate 2

En el Volumen Uno de Blue Estate llamado Conservas, tenemos 192 páginas en edición rústica correspondientes a las primeras 4 historias que forman la colección y que harán las delicias de un lector ávido en la búsqueda de tramas diferentes. Puesto que la novela negra no es para todos los públicos, sí que lo son las grandes historias capaces de traspasar géneros consiguiendo atrapar al lector como si de una película se tratara, y este es el caso.

Uno de los aciertos de la narracción es la de intercalar las vivencias personales de los protagonistas con la acción de la trama principal, que ni resulta excesivo, ni hace que se pierda de vista la historia central que nos presentan.

La combinación de los distintas ambientaciones proporcinadas por los diferentes ilustradores no juega en contra de la historia, como ha pasado en otros cómics, sino que sirve para engrandecer el guión y lograr que el lector empatice con la historia que le están narrando.

Y por último hay sexo, drogas, alcohol, traiciones, torturas, sangre… todo muy “noir” y al gusto del consumidor.

Por si esto aún no os ha convencido, os contaré que desde su salida en el año 2009 la crítica ha aplaudido y alabado la obra de Viktor Kalkachev, que incluso llegó a recibir dos nominaciones a los premios Eisner en la edición del 2012; una como mejor portadista y otra como mejor colorista, ambas para Blue Estate.

Imagen Varios Blue Estate

Existen extras tanto al principio como al final del tomo, desde la presentación de cómo leer Blue Estate a cargo de la estrella Bruce Maddox, hasta un especial en el que nos muestran el proceso de creación de algunos de los personajes a través de los bocetos empleados, el uso de esculturas de arcilla para recrear las caras de los protagonistas o incluso cómo idean la estructura de las páginas que completan la historia.

También incluyen las portadas de los 4 números y por último, lo que más me ha llamado la atención: un resumen de los tuits de sus protagonistas, algo novedoso y que desde mi punto de vista es un acierto ya que Twitter al ser una de las herramientas sociales más presentes en internet y con millones de usuarios diarios, produce en el lector el efecto de aportar vida a la historia dando ese toque contemporáneo. Curioso que un detalle tan pequeño sirva para redondear la historia, y es que sus creadores, como si de una receta se tratara, lo tienen todo perfectamente medido.

La trilogía ya terminó en EEUU y Dibbuks publicará el próximo octubre su Volumen 2, así que ¿a qué estais esperando para haceros con el vuestro? No os defraudará.

[xrr rating=4.5/5]

2 Comentarios

  1. Tuve la oportunidad de echarle un ojo y la verdad es que me resultó muy grato tener en mis manos un cómic que cuenta su historia de manera muy similar a las películas de Guy Ritchie (Snatch o Rock’nRolla). El dibujo me parece soberbio para este tipo de narración, un lujazo que nos brinda Dibbuks. Concuerdo completamente con tu nota.

    Una gran reseña. ¡Enhorabuena!

¡No te vayas sin comentar!