Darth Vader e hijo

Darth Vader e hijo

Darth Vader. Mano derecha del Emperador. Lord Oscuro de los Sith. Infunde temor o incluso terror tanto en rebeldes como en compañeros imperiales por sus métodos y tácticas carentes de piedad alguna. Excelente manejo del lado oscuro de la fuerza. Rasgos imponentes para un imponente personaje. Sin embargo, en el cómic que ha editado Planeta DeAgostini, se pinta a Darth Vader en una realidad alternativa en donde tiene que ocuparse de su hijo Luke, un niño de 4 años que hace que Darth Vader parezca menos cruel, menos oscuro y menos poderoso, en definitiva, menos Darth Vader.

Darth Vader e hijoEn Darth Vader e hijo veremos un excepcional trabajo de Jeffrey Brown con sus extraordinarias viñetas, que son la esencia de la obra, pero también con sus diálogos que aunque sean cortos, derrochan ingenio a raudales. Y precisamente esta es la clave en los relatos de Jeffrey Brown. Brown, quien nació en 1975, empezando sus estudios de arte en el año 2000, comenzó su andadura profesional en el mundo del cómic con la llamada trilogía de las novias, en donde nos contaba sus noviazgos en “Torpe“, el cual fue autoeditado por el mismo Jeffrey Brown, “Inverosímil” y “Cualquier sencilla intimidad“. En estas y sus demás obras, presenta un estilo en sus dibujos de trazos simples, sin apenas detalles. Sin embargo, este estilo directo en sus dibujos resulta sumamente efectivo para fijarnos en lo que nos cuenta, lo cual, en muchas ocasiones, pueden ser cosas cotidianas de la vida real, cosas que quizá no nos parezca que puedan dar para contar una historia pero con las que consigue llegar a sus lectores, al igual que lo hace con Darth Vader e hijo.

He de reconocer que este es un cómic que en unos 4 o 5 minutos ya te lo has leído, pero en esta ocasión más que en ninguna otra, lo que más prima en esta obra son las ilustraciones que, aunque reflejan una vez más la sencillez característica de Brown que mencionaba anteriormente, conseguirán ponernos la sonrisa en la boca en más de una ocasión, sobre todo, a todos los que nos consideremos amantes de la famosa saga galáctica. De hecho, esta obra ha ganado el Premio Eisner 2013 a la mejor obra humorística y es un premio bien merecido. ¿Por qué? Porque los disparatados acontecimientos que se suceden en cada una de las viñetas de Jeffrey Brown son a cada cual más desternillantes a la vez que imposibles, sobre todo, tratándose de Darth Vader quien ejerce de padre, teniendo en cuenta los quebraderos de cabeza que aporta este importante cargo (y no me refiero al de Lord Oscuro, sino al de progenitor de una criatura de 4 años).

A decir verdad, hay que reconocer que, como vemos en esta obra de Brown, no resultará nada fácil para alguien que quiere enseñar a su hijo a seguir sus pasos por el lado oscuro a mostrarle que querer un juguete de Jar Jar Binks no es lo más adecuado para él (ni para nadie, realmente); ni tampoco debe ser fácil darse cuenta de lo complicado que resultará que tomen en cuenta tu autoridad en el Imperio cuando a tu hijo le cuesta tanto obedecer el simple hecho de recoger su habitación; y también te costará mucho mantener la fachada de duro e inflexible cuando cedes al darle tu propio helado a tu hijo cuando a este se le ha caído el suyo al suelo. ¿Y qué me decís de lo difíciles que son de contestar alguna de las preguntas que hacen los niños de 4 años? Sin duda, muchas de estas situaciones dan prueba del conocimiento de Jeffrey Brown sobre la famosa saga de George Lucas, a la cual le hace unos cuantos homenajes en más de una de sus viñetas, las cuales nos recordarán en muchas ocasiones a escenas míticas de las películas. Por todo ello y por muchas otras situaciones son por las que este cómic merece ocupar un lugar destacado en nuestras librerías para leerlo y releerlo varias veces y arrancarnos más de una sonrisa.

Darth Vader e hijo Greedo

Planeta DeAgostini Cómics publicó este cómic el pasado mes de abril en una sólida edición cartoné con unas dimensiones de 16,8 x 16,8 cms y 72 páginas a todo color por un excepcional precio de 9,95€, convirtiéndose esta obra en imprescindible, sobre todo, para todo amante del Universo Star Wars y más aún para los que además de ser fans de la saga galáctica, también sois padres.

[xrr rating=4.5/5]

Fan de Rocky, Superman y, en definitiva, el buen cine, tanto moderno como clásico. Disfruto con un buen libro así como leyendo a Mark Waid o a Alan Moore y viendo dibujar a Alex Ross o los Romita entre otros. También disfruto con videojuegos tanto actuales como de antaño con las consolas de 8 y 16 bits y me entusiasman las series tipo sitcom o de ciencia ficción. @GigioPoloux

¡No te vayas sin comentar!