How to Survive

How to Survive

Desde que en 1968 el célebre director George A. Romero sentara las bases del género zombi con su película “La noche de los muertos vivientes”, dicha temática ha ido teniendo una relevancia exponencial hasta nuestros días, donde la “moda zombi” asola todo nuestro entorno. Ya sea en el cine, la televisión, los cómics o los videojuegos, cada vez hay más y más productos relacionados con los no muertos. Pero en medio de esta tormenta zombi, a veces nos topamos con nuevas propuestas que aportan un toque de frescura al género, como es el caso del videojuego que ha desarrollado EKO Software: “How to Survive”.

Como su propio nombre indica, este juego no apuesta por mostrarnos hordas y hordas de zombis a las que tendremos que exterminar sin ningún tipo de aliciente, sino que nos propone un reto de supervivivencia.

La sinopsis nos pone en la piel de uno de los tres personajes seleccionables (Abby, Jack o Kenji), quienes aparecen en una “abandonada” isla frente a las costas de Colombia. Estos tres personajes cuentan con habilidades únicas, además de tener cada uno de ellos diferentes parámetros (salud, energía, precisión y fuerza). Según avancemos en la historia, iremos consiguiendo experiencia, mediante la que iremos desbloqueando nuevas opciones en nuestro árbol de habilidades, las cuales nos ayudarán a poder sobrevivir en la isla.

How to Survive

Nada más despertarnos nos daremos cuenta de que no estamos solos, ya no solo por el hecho de toparnos con un náufrago, quien nos pedirá ayuda, sino porque la isla está infestada de zombis. Esta primera isla, llamada Los Riscos, es una de las cuatro (junto a La Vendida, La Sonada y Santa Bárbara) que visitaremos a lo largo del juego, teniendo cada una de ellas una mayor dificultad, aunque dicha dificultad equivaldrá a que aparezcan nuevas clases de seres que quieran terminar con nosotros. Aun así, en la parte final del juego, prácticamente todos los seres pulularán por las cuatro islas, obligándonos a tener que decidir nuestros caminos con sabiduría, dependiendo de los recursos con los que contemos.

Y es aquí donde reside la clave del juego, ya que este, pese a proponernos el tener que llevar a cabo misiones para los lugareños o náufragos que nos encontremos, acabando con multitud de seres monstruosos a nuestro paso, centra su atención en la supervivencia del personaje. De esta forma, una vez concluido el tutorial que iremos realizando mediante la lectura dinámica de una guía de supervivencia, creada en este caso por un extraño personaje llamado Kovac (en lugar de Max Brooks), nos toparemos con que debemos tener en cuenta ciertos aspectos de nuestra persona para poder sobrevivir. Así, algo tan simple como el comer, beber o dormir, se volverá una ardua tarea en unas islas plagadas de zombis.

How to Survive

Estas tres acciones incidirán directamente en nuestro desarrollo: la carencia de comida hará que no tengamos fuerzas para golpear a nuestros enemigos; la escasez de agua influirá en nuestra precisión a la hora de apuntar; y el estar fatigados no nos permitirá correr. Todo esto también tendrá relevancia en nuestra barra de salud, la cual no mejorará mientras nos encontremos exhaustos. Para poder llevar a cabo el control de estos aspectos, nos iremos fijando en varias barras que se muestran dentro del menú, aunque cuando vayan bajando bastante, irán apareciendo iconos que nos avisan de ello encima de la barra de salud.

Para poder contrarrestar estas vicisitudes, deberemos buscar por la isla diversos lugares u objetos que nos ayudarán en nuestro día a día. De esta forma podremos buscar plantas curativas que nos restablezcan la salud, raíces que nos alimenten, pozos de agua para saciar nuestra sed, o un refugio para acostarnos a dormir. Aun así, esto no será una tarea fácil, aunque para tal fin, contaremos con numerosos recursos, desde botellas vacías para llenar de agua o gasolina, hasta telas con las que combinaremos plantas medicinales, fabricando así vendas.

Porque este es otro de los cuidados detalles del juego, el que prácticamente todo se pueda combinar, creando así nuevos objetos. Desde distintos tipos de comida (podemos mezclar agua con frutas exóticas para crear una especie de limonada que nos restablecerá salud y sed, o cocinar la carne de los animales que cacemos), hasta impactantes armas hechas a base de diversos utensilios. Tendremos así durante el juego dos tipos de armas: cuerpo a cuerpo y a distancia, pudiendo alternar entre ellas mediante la pulsación de un botón.

How to Survive

Sobre este aspecto, mencionar que pese a que los consumibles sí que se agotan, en el caso de las armas, estas no se desgastan. Sí que gastamos las flechas o la metralla que utilizamos como balas de nuestro fusil o escopeta, aunque podemos ir recuperándolas de los cuerpos de nuestros objetivos. Por otro lado, también podemos crear diversas armaduras que cubrirán cuatro zonas de nuestro cuerpo, las cuales nos dotarán de una ayuda extra a la hora de combatir enemigos. Nuestro inventario se compone de veinticinco huecos, lo que nos supondrá más de un quebradero de cabeza en la etapa final de la aventura.

En cuanto a los seres a derrotar, pese a que la variedad no es muy extensa, estos componen en conjunto una notable versatilidad de enemigos, recordándonos en muchos casos a los vistos en el conocido videojuego “Left 4 Dead”. Por otro lado, no solo tendremos que luchar contra las hordas de no muertos, ya que los pantanos también estarán infestados de pirañas, las cuales no dudarán en devorarnos si nos mantenemos mucho tiempo en el agua. Por otro lado, tendremos que prestar especial atención a la luz, ya que al hacerse de noche, una nueva clase de seres temerosos de la luz nos acecharán…

Centrándonos en las misiones, estas se basarán en ir descubriendo la isla a la par que llevamos a cabo los encargos que nos han pedido diversos personajes que se encontraban en ella. Entre estos tendremos desde los típicos náufragos, hasta personajes de lo más variopinto, llevándonos alguna que otra sorpresa a lo largo de la aventura. Tareas como conseguir una pieza de motor para una barca, o el buscar diversos paquetes perdidos a lo largo de las cuatro islas son un ejemplo de lo que podremos ver en el juego.

How to Survive

La vista es de estilo cenital, bastante bien elegida para la propuesta que nos ofrece el juego, recordándonos (aunque salvando las distancias) a juegos como “Baldur’s Gate” o “Lara Croft y el Guardían de la Luz”. Los movimientos del personaje son realizados mediante el stick izquierdo, dejando el apuntado a cargo del stick derecho (teclado y ratón respectivamente en Pc). Los gráficos, pese a no sorprender por su calidad, cumplen perfectamente su cometido. En cuanto al sonido, este tal vez sea la parte en la que más flojee el juego, ya que corta la pista en cuanto se acaba la acción, notándose así un cambio radical.

Por otro lado, el juego ha sido creado para ofrecernos una experiencia cooperativa, permitiendo así que podamos jugar junto a un amigo en la misma pantalla de forma offline, o mediante un modo online. Para ello se nos propone poder llevar a cabo la historia junto a otra persona, o el modo desafío. Este último se compone de ocho misiones en las que comenzaremos en una zona remota de alguna de las islas, sin ningún tipo de objeto, teniendo que llegar hasta otra zona bastante distante mediante el uso de nuestra astucia para sobrevivir. Añadir también otro detalle que muestra el cuidado con el que ha sido desarrollado: durante los tiempos de carga entre isla e isla, se nos propondrán diversos test, recibiendo puntos de experiencia si los resolvemos correctamente.

Estamos así ante un juego muy entretenido, que desde luego satisfará a los amantes del género zombi, aunque por otra parte, gustará también a todo aquél que quiera disfrutar de una experiencia como superviviente en una isla. El juego, distribuido por 505Games, podéis encontrarlo en las plataformas digitales PlayStation Network, WiiU eShopXbox Live y Steam (Pc).

[xrr rating=4/5]

¡No te vayas sin comentar!