La Espada Infinita: El Despertar

infitity-blade-la-espada-infinita-el-despertarPor cortesía, una vez más, de Ediciones B, nos llega  La Espada Infinita: el Despertar. En La Casa de EL somos todos grandes admiradores de la obra de Brandon Sanderson y ya hemos realizado en el pasado varias reseñas de algunas de sus obras más importantes. Hoy os traemos una novela corta que quizás no es tan grandilocuente y profunda como otras obras de mismo autor, pero vale sin duda la pena. Esta obra, titulada originalmente Infinity Blade, está basada en el videojuego homónimo para iPhone, iPod y iPad, cuya primera parte salió a finales de 2010 y era el primero en contar con el motor gráfico Unreal Engine 3; todo un portento gráfico en la pequeña pantalla de los dispositivos de la gran manzana. Lo normal suele ser que a partir de un libro se creen versiones para televisión, cine o videojuegos, pero en este caso el proceso ha sido a la inversa. ¿Cómo llegó Brandon Sanderson a escribir una novela basada en un videojuego, tras haber hecho cosas tan memorables como darle un final a la Rueda del Tiempo? Pues porque podía.  Bradon Sanderson es un autor de renombre que ha llegado al punto en el que puede hacer simplemente lo que a uno le apetezca. Lo hizo porque le parecía una experiencia nueva y divertida, según sus propias palabras.

La Espada Infinita: el Despertar fue lanzado originalmente como libro electrónico para dispositivos con iOS a finales de 2011, coincidiendo con el anuncio de la segunda parte del videojuego de ChAIR.  Desde entonces ha pasado bastante tiempo y ya ha salido un segundo libro de La Espada Infinita en inglés. De eso hace relativamente poco, ya que salió este pasado agosto. Se llama Infinity Blade: Redemption, y se supone que sigue la trama donde termina el libro que reseñamos hoy.

Brandon_SandersonEsta obra es un producto un tanto atípico, ya que se trata de un e-book bastante corto, con un target un poco alejado de lo que solemos reseñar de Sanderson. Estamos ante un libro que yo calificaría de young adult, como mucho, tanto por su extensión (184 páginas a un tamaño de letra considerable y con unos márgenes muy grandes) como por la narrativa, que va al grano y se deja de florituras y tramas complejas. Los lectores habituales tendrán la sensación de que quizás han pagado un precio muy alto (16€) por un libro que dura apenas una tarde. Pero por otro lado, tengo que decir que es una lectura de lo más entretenida y que fluye muy bien, así que también por eso se termina deprisa.

El argumento del libro empieza justo cuando termina el videojuego. Siris, tras haber derrotado al Rey Dios y haberse hecho con la Espada Infinita, vuelve a su pueblo, en el que todo el mundo se sorprende de que haya vencido. Lejos de acogerle y celebrar su victoria, sienten miedo de las represalias que puedan tomar los dioses con ellos, así que deciden que Siris debe marcharse del pueblo. De ese modo, el protagonista emprende un nuevo viaje lleno de aventuras en busca de los secretos escondidos tras la espada que empuña. Pronto se le unirá Isa, un personaje lleno de claroscuros, cuyas intenciones nunca están del todo claras. Me sorprende que, con un espacio tan limitado, Sanderson haya podido desarrollar sus personajes a un nivel tan decente. Es también muy interesante cómo se mantiene el universo del juego, con esa combinación rara de fantasía medieval clásica con la tecnología avanzada que manejan los dioses. Por supuesto, a ese mundo Sanderson añade de su propia cosecha y da mucha más profundidad al conjunto. Se nota que le dieron absoluta libertad para crear y por eso, aunque sea una novela corta, La Espada Infinita: El Despertar sigue emanando parte de la magia que tienen las otras obras del autor. En caso de que queráis saber más sobre el videojuego, os dejo este impresionante vídeo.

También quisiera hacer mención al traductor, Eduardo Conde, que ha hecho un trabajo bastante bueno a la hora de que el texto fluya en castellano. Quitando algún pequeño calco y lo de la olla (si lo leéis sabréis a qué me refiero) la gran mayoría de decisiones tomadas por el traductor me han parecido muy acertadas y ciertamente han ayudado a que la lectura fuera muy placentera. Tendremos que ver si también se encarga del segundo libro, cosa que yo agradecería.

Pero ¿realmente hace falta haber jugado a Infinity Blade para disfrutar del libro? En absoluto. Tengo que decir que lo empecé teniendo una ligera noción de lo que era el juego y que una vez acabada la lectura estuve probándolo un poco por el interés que me había generado el libro. Al fin y al cabo, este libro sirve para promocionar un videojuego, y conmigo ha funcionado. Saber o no saber de qué van los juegos tiene en realidad poca importancia. El autor, consciente de que no puedes apelar solamente a los jugadores del juego y excluir al resto de los mortales, se encarga de introducir bien la ambientación y de recordar ciertos conceptos para que el que no esté familiarizado con el mundo no se sienta perdido. Cualquiera puede disfrutar por igual de esta pequeña maravilla de Sanderson.

En conclusión, estamos ante una novella de fantasía apta para todos los públicos, que se lee con gran facilidad pero se hace corta. Considero que puede ser una gran manera de introducir a lectores no habituales a la obra de Sanderson y a la fantasía en general. Para los que no suelen leer, poder decir que te has terminado un libro en una tarde es todo un hito, y esa sensación de logro invita a seguir por ahí. Mi única queja vendría por la parte del precio, que me parece un tanto elevado por lo poco que dura. Por lo demás, me parece que La Espada Infinita: El Despertar es toda una maravilla en pequeño formato, una concentración del universo Sanderson en modo fácil para todos aquellos que se sientan abrumados por obras mucho más extensas y profundas. Tras el final de El Despertar, espero que no pase mucho tiempo hasta que tengamos la traducción de Redemption en nuestras manos.

Puedes ver otras reseñas de obras de Brandon Sanderson aquí.

[xrr rating=3.5/5]

¡No te vayas sin comentar!