Las Aventuras de Rocketeer #1 y #2

Las Aventuras de Rocketeer #1 y #2

¡Arriba, arriba y a volar! ¡Oh! Esperad un momento, creo que esta frase ya había sido utilizada tiempo atrás por un héroe volador de proveniencia extraterrestre, a cuya familia rinde homenaje el nombre de esta web. Dejando el tono jocoso a un lado, dicho lema nos sirve perfectamente para hablar del héroe creado por Dave Stevens en abril de 1982 dentro del segundo número de un cómic independiente. Este personaje llamado Rocketeer, se convirtió en en todo un homenaje hacia el género pulp de finales de la década de los 30. Sus páginas estaban cargadas de alusiones y menciones hacia hechos o personas que coexistieron a lo largo de aquellos años. Pero lamentablemente, su autor murió de leucemia en marzo de 2008, no sin antes haber servido como referencia para numerosos artistas de estilo realista, como son Adam Hugues o Tony Harris entre otros.

Las Aventuras de Rocketeer #1Aun así, su escasos trabajos gozan todos de una calidad sensacional, llegando a decirse que Rocketeer ha sido uno de los cómics mejor dibujados de la historia. Con motivo de recopilar su trabajo en un solo volumen, Norma Editorial publicó un tomo llamado “The Rocketeer: Las historias completas” (del que ya os hablamos en aquí), donde se podía encontrar todo el material creado por Stevens sobre este personaje. Pero la editorial americana IDW decidió continuar con el legado que había creado este artista, y confirió el honor de contar nuevas historias sobre el héroe a diversos artistas actuales. Así nacía “Las Aventuras de Rocketeer #1”, un tomo que recopilaba 12 historias llevadas a cabo por un gran número de autores, entre los que encontramos a: Michael Allfred, Stephanie Buscema, Kurt Busiek, John Cassaday, Tommy Lee Edwards Scott Hampton, Dave Gibbons, Gene Ha, Tony Harris, Mike Mignola, Alex Ross, Bruce Timm o Mark Waid entre otros.

Como podéis apreciar, esta obra en la que han colaborado 27 artistas, goza de estilos totalmente diversos, lo que le otorga una variedad artística notable. Tras la salida del primer volumen, y ante la buena recepción del público, IDW decidió continuar con dicha línea, por lo que publicó cuatro nuevos números que comprendían en su interior el trabajo de otro gran grupo de autores, entre los que se encuentran Marc Guggenheim, Sandy Plunkett, Peter David, Bill Sienkiewicz, Stan Sakai, Dave Stewart, Tom Taylor, Colin Wilson, Dave Stewart, Walter Simonson, Matt Wagner o J. Bone.

Ambos volúmenes mantienen una estética pulp, intentando homenajear el estilo de los seriales clásicos que tanto gustaban a Dave Stevens, creando para tal fin un cúmulo de pequeñas historias que poco o nada tienen que ver unas de otras más allá del hecho de tener como nexo de unión a los personajes ideados por su gran autor. Estos son Cliff Secord, un joven piloto de pruebas que se topa con un proyecto experimental llamado Cirrus-X23, que no es otra cosa que una mochila cohete capaz de hacerle volar sin necesidad de ninguna aeronave; la guapísima y escultural Betty, una clara alusión a la modelo de pin-ups Bettie Page; y su amigo Peevy, encargado de llevar a cabo el trabajo mecánico.

Las Aventuras de Rocketeer #1 y #2Los dos tomos siguen una estructura muy similar: se componen de doce historias cortas de unas cuatro o cinco páginas de duración, las cuales mantienen el clásico estilo pulp y se asemejan a los seriales que se veían en el cine en dicha época. De esta forma, cada relato está escrito de forma autonconclusiva, no estando ligado con el resto de números. El primero de los tomos mantiene una estructura todavía más independiente, ya que cada historia lleva su propio título sin mantener ningún nexo. En cambio, en el segundo volumen han intentando darle una homogeneidad y han desarrollado la presentación de los relatos como si de episodios de un serial se tratasen, aunque cada uno siga estando argumentalmente diferenciado del anterior.

Merece destacar que dentro de “Las Aventuras de Rocketeer #1” nos encontramos con una historia escrita de forma narrativa, cuyo autor es Joe R. Landsdale, a la que le acompañan unas ilustraciones creadas por Bruce Timm a modo de orientación. Otro número destacable es el segundo relato que encontramos en el Volumen #2, donde veremos a Ducketeer, una clara referencia hacia el Pato Lucas en la que también tendrá presencia la versión nazi de Marvin el marciano. Por otro lado, cada uno de los volúmenes está cargado de altas dosis de acción, en la que los gánsters, los nazis y los hombres que intentan acosar a Betty tendrán una constante presencia.

Pese a que lógicamente ninguno de los relatos pertenecen a su difunto autor, bajo mi punto de vista ambos recopilatorios son un merecido homenaje hacia el artista, dotando de vida a su legado y haciendo que de esta forma los personajes que él creó continúen vivos en la mente de sus lectores. Los dos volúmenes editados por Norma Editorial tienen las siguientes características:

“Las Aventuras de Rocketeer #1” cuenta con 136 páginas a color y formato cartoné, teniendo en la parte final numerosas ilustraciones realizadas por diversos artistas. Este volumen contiene los cuatro números que fueron publicados por la editorial americana IDW (Rocketeer Adventures vol.1 #1-4). Además, tiene una sobrecubierta que ha sido realizada por Alex Ross, la cual contiene en su parte interna la misma ilustración a mayor tamaño y sin ningún tipo de letra. El precio recomendado para este volumen es de 16€.

Por otro lado su secuela, “Las Aventuras de Rocketeer #2”, se compone de 132 páginas a color con formato cartoné, teniendo en la portada de sus sobrecubiertas una ilustración de J. Scott Campbell. Lógicamente, este número también cuenta con varias ilustraciones a modo de pin-ups en su parte final, además de mantener el mismo precio que el tomo que le precede, 16€. Nuevamente incluye los cuatro números publicados por IDW concernientes a la segunda serie de Rocketeer (Rocketeer Adventures vol. 2 #1-4).

Las Aventuras de Rocketeer #1 y #2

Ambos volúmenes sientan el referente para la creación de futuras historias sobre el personaje (ya han aparecida varias en EEUU), pero de forma individual se convierten en una lectura muy amena y satisfactoria tanto para los fans del héroe como para los que no conozcan nada sobre él. Años después de la publicación de sus primeros números, Rocketeer vuelve a captar la esencia de los años finales a la década de los 30, haciendo que los lectores que se acerquen a sus aventuras puedan viajar mentalmente a dicho periodo.

[xrr rating=4/5]

¡No te vayas sin comentar!