[Sitges 2013] Crítica de Europa One

europa-one-posterSolemos clasificar las películas según su género, es algo en lo que todos estemos de acuerdo, pero lo que ya es más difícil es definir cuáles son. Comedia, acción, terror, romántica, ciencia ficción, drama… prácticamente cualquier película puede clasificarse bajo un mínimo de dos de esos adjetivos (sobre todo últimamente, en el que cualquier género abraza la acción).

Para solucionar eso (o complicarlo según se mire) se crearon los subgéneros, a saber: Ópera Espacial (Star Wars, o ciencia ficción sin ciencia alguna), bromance (amistad entre dos hombres), terror adolescente (Scream y similares, donde los jóvenes caen como moscas), anime (películas de animación japonesa) etc. La película de la que quiero hablaros hoy entra dentro del subgénero “falso documental”: su estética, fotografía, montaje… todo recuerda a uno de esos documentales de History Channel, pero con la diferencia de que se trata de una obra de ficción (bueno, algunos de History Channel tampoco es que sean… pero bueno, eso ya es otra historia).

Un falso documental puede ser histórico (mis favoritos son aquellos que relatan diacronías, como que hubiera pasado si los confederados hubiesen ganado la guerra civil americana, o si la Unión Soviética hubiese llegado antes a la Luna), o puede usarse para contar una historia de terror, que tan de moda están últimamente (aunque a la memoria me viene la primera que vi del género: El proyecto de la bruja de Blair) y este es el caso de Europa Report, o como la conoceremos en nuestro país en un cambio de título curioso, Europa One (supongo que para el ciudadano medio el nivel de inglés solo le llega para entender One y no Report).

Esta es la historia de la primera misión a Europa, uno de los satélites de Júpiter el cual se cree con la capacidad de albergar vida en los océanos que existen bajo su superficie helada. Una misión de ida y vuelta de varios años de duración debido a la enorme distancia que nos separa de nuestro gigantesco y gaseoso vecino, pero que a los nueve meses de iniciarse se perdió toda comunicación con la nave y su tripulación. Dieciocho meses después del apagón las comunicaciones se reanudaron, con lo cual ahora es posible saber qué es lo que ocurrió con la misión espacial más ambiciosa hasta el momento, la Europa One y su tripulación.

europa-one-caminando-sobre-europa-con-jupiter-al-fondo

Llegados a este punto espero que podáis perdonarme por la extensa introducción sobre los géneros de película existentes, pero es muy importante en este caso a la hora de valorar Europa One. Presentada en el pasado festival de cine fantástico de Sitges 2013 por su director Sebastián Cordero y su guionista Philip Gelatt, ambos hicieron hincapié en lo mucho que trabajaron para otorgar a la película una atmósfera realista, contando con el asesoramiento de científicos de la NASA y otras instituciones. Y es algo que se nota en todo momento gracias al lenguaje utilizado por los personajes así como las amenazas a las que se ve sometida la tripulación de la Europa One. Lástima que ese realismo se pierda en la tecnología utilizada, como por ejemplo las interfaces de los programas que utilizan, o escáneres mágicos con resultados instantáneos, pero se trata de un sacrificio comprensible y necesario para que la película resulte emocionante y no aburra.

Y es que parte del éxito de este falso documental radica en la historia creada, tratando una temática muy interesante y de manera convincente. La BBC cuenta en su haber una obra muy parecida, llamada Una odisea espacial: Viaje hacia los planetas, donde recrean un supuesto viaje a lo largo del sistema solar. La diferencia es que mientras que la BBC buscaba enseñar y teorizar sobre las posibilidades de dicho viaje, en Europa One el objetivo es otro: crear una tensión en el espectador. ¿Lo consigue? A medias. Se trata de una película excelente en todos sus apartados técnicos (aunque a veces el montaje y los saltos en el tiempo resultan confusos), pero precisamente ese realismo es su propia maldición: a veces peca de hacerse un poco larga, pues abundan las conversaciones llenas de tecnicismos incluso durante los momentos de tensión.

europa-one-vista-exterior-con-europa-al-fondo
Los actores son todos caras secundarias de Hollywood, y hasta que la película no avanza que no conseguimos quitarnos de encima la sensación de “esta me suena”, de los cuales destacaremos cuatro por estar más familiarizados con su filmografía en esta Casa: Christian Camargo, conocido como “El hermano de Dexter”, Michael Nyqvist, Mikael Blomkvist de la trilogía Milenium original, que curiosamente comparte pantalla con Embeth Davidtz, que participaba en el remake americano (además de ser Mary Parker en Spider-man). Y para finalizar tenemos a Sharlto Copley, el actor revelación de Distrito 9, Murdock en la película de el Equipo A y estrella indiscutible de Open Grave, otra de las grandes películas presentadas en Sitges 2013.

Finalizamos pues esta crítica avisando de que se trata de un producto muy especial, difícil de valorar como película y que es recomendable únicamente para gente que sepa de antemano de que trata, pues de lo contrario pueden llegar a aburrirse. Sin embargo, si te atraen las diacronías, una buena película de ciencia ficción pura y dura y/o la astronomía, sin duda disfrutarás mucho de Europa One, como es mi caso. Lamentablemente parece que la película será publicada directamente en dvd sin pasar por las salas de nuestros cines.

[xrr rating=3/5]

Cuentista. Aficionado a muchas cosas, experto en pocas. Quizá algún día la suerte esté de mi lado y engatuse alguna editorial para que me paguen por una de las cosas que más me gusta: escribir. De momento lo hago gratis, pero las donaciones en forma de patatas fritas y un helado ocasional se agradecen.

¡No te vayas sin comentar!