Superpatriot, por Robert Kirkman

Superpatriot, por Robert Kirkman

En julio de 1992 aparecía el primer número de Savage Dragon (Savage Dragon Volumen 1 #1), un héroe creado por Erik Larsen, perteneciente a la editorial Image. Entre sus páginas veíamos también a otro nuevo héroe llamado Superpatriot, quien se dedicaría a ir apareciendo en los diferentes trabajos realizados por Larsen a modo de cameos. Aun así, también gozó de números individuales, aunque estos apenas tuvieron el éxito deseado (en España fueron editados por Planeta DeAgostini Cómics), hasta que llegó el por aquel entonces desconocido Robert Kirkman. Pero antes de hablar del excelente trabajo de Kirkman, repasemos la historia del personaje.

Superpatriot nos cuenta lo ocurrido a un joven soldado americano llamado Johnny Armstrong, quien combatió durante la II Guerra Mundial, y al que los nazis hicieron prisionero para posteriormente experimentar con él. Tras esto, le otorgaron superpoderes, pero logró escapar y utilizar sus nuevas cualidades para enfrentarse a los enemigos de su país. Una vez que regresó a su país natal se dio cuenta de que las cosas estaban cambiando y que la nueva situación política ya no era de su gusto, por lo que decidió desligarse del gobierno y actuar por su propia cuenta.

Superpatriot, por Robert Kirkman

El problema vino cuando tuvo que enfrentarse a un grupo de villanos conocidos como el Círculo Vicioso, donde uno de sus enemigos, Mako (un villano con cabeza de tiburón), lo mutiló. Tras esto fue modificado por el grupo Ciberdata, quienes cambiaron sus miembros amputados por piezas mecánicas capaces de convertirse en cualquier arma. Finalmente, y después de varios altercados, se uniría a las filas de Freak Force,  y tras varias vicisitudes, también recibiría la noticia de que es padre de dos hijos (Liberty y Justice), quienes han seguido los caminos heroicos de su padre.

Superpatriot, por Robert KirkmanY en este punto es donde entraría Robert Kirkman. Hasta ahora se habían editado dos miniseries sobre Superpatriot, la primera de ellas llamada sencillamente con el nombre del héroe, creada por Erik Larsen y Keith Giffen (guionistas) junto a Dave Johnson (dibujante); y la segunda denominada Superpatriot: Liberty & Justice, haciendo así un juego de palabras entre los ideales del héroe y el nombre de sus hijos. Esta última estaría a cargo de Tom & Mary Bierbaum junto a Keith Giffen, encargándose del dibujo Dave Johnson. Mientras que la primera de las series tenía un toque más serio, esta segunda sería algo más desenfadada, primando sobre todo los diálogos con toques de humor entre Superpatriot y sus hijos.

Según cuentan las leyendas, o mejor dicho, el epílogo que encontramos al final del tomo “Fuerza de combate”, Robert Kirkman estaba totalmente entusiasmado tanto con Savage Dragon como con Superpatriot. Esto le llevó a que en 1999 comenzara a abrumar y acosar telefónicamente (literalmente) a Erik Larsen, autor a quien había conocido recientemente. Mientras que Kirkman editaba su serie Battle Pope e ideaba junto a Cory Walker lo que hoy conocemos como Invencible, no paraba de llamar a Larsen simplemente para charlar con él. En cierto momento, Cory le mostró a Kirkman un dibujo de Superpatriot que había esbozado, y este se lo pasó a Larsen, quien lo añadió en el número #93 de Savage Dragon.

Tras la publicación de dicho número, los responsables de Image se interesaron por el trabajo de Cory, por lo que Larsen les dijo que estaba creando algo junto a “un tipo que no hace más que llamarme por teléfono a todas horas”, así que les ofrecieron a ambos la oportunidad de crear una nueva miniserie de Superpatriot, personaje que llevaba siete años sin tener algún número propio.

Superpatriot: Fuerza de combate

Superpatriot, por Robert Kirkman

La primera de las miniseries se llamó originalmente “Superpatriot: America’s Fighting Force”, constando de cuatro números que aparecieron entre julio y octubre de 2002. En él volvemos a ver a Johnny Armstrong, aunque en esta ocasión, y siguiendo la historia de los cómics anteriores, ya se encuentra trabajando para el gobierno tras haber sido modificado su cuerpo. El relato comienza mostrándonos como Superpatriot ha de rescatar a sus hijos de un villano nazi conocido como Blitzkrieg (del alemán “Guerra Relámpago”), quien está ideando un plan para dominar a EEUU. Tras esto veremos nuevamente los inicios de Superpatriot a modo de flashback, un recurso frecuentemente utilizado en el mundo del cómic para poder dar a conocer al lector situaciones pasadas sin perder el hilo narrativo. Además de esto, el héroe también tendrá un lío amoroso con el que lidiar, el de la joven Claire Bono.

El guion por parte de Kirkman goza totalmente de su característico estilo cómico y desenfrenado, capaz de hacer esbozar más de una sonrisa en los lectores. Además de la gran cantidad de símiles que encontraremos con otras series, los cuales son realizados a propósito para satirizarlos, la parte final del número es simplemente sensacional. Seguro que más de un lector se sorprenderá al conocer lo que Kirkman ha ideado de forma irónica. Al dibujo de este número le acompaña el ya mencionado Cory Walker, quien logró estar ilustrando las viñetas por méritos propios, realizando un trabajo sublime, muy acorde a la narrativa usada por Kirkman. Especial mención se merece la forma de mostrarnos la rutinaria vida de Superpatriot.

Esta edición ha sido publicada en España por la editorial Aleta, conteniendo 108 páginas (los cuatro números de la miniserie) a color bajo un formato rústica por 9,5€. Además, en su parte final podemos encontrar un texto escrito por el propio Kirkman, donde cuenta los hechos ocurridos hasta que logró trabajar en esta serie, y varias ilustraciones sobre Superpatriot.

[xrr rating=3.5/5]

Superpatriot: Guerra contra el terror

Superpatriot, por Robert KirkmanDos años después de la salida de la primera miniserie, llegaba un nuevo trabajo de Robert Kirkman al frente de Superpatriot, aunque en esta ocasión ya no contaría con Cory Walker como dibujante, sino con E. J. Su (Tech Jacket). Si ya la anterior entrega había superado las expectativas, esta volvió a elevar el listón. En esta ocasión, tenemos a un Johnny Armstrong decaído tras haber perdido a sus dos hijos a manos de un villano llamado Baby Killer. Además, su guapa compañera se ha convertido ahora en su mujer, teniendo por lo tanto nuevas responsabilidades frente a ella. Pero por si esto fuera poco, el villano Blitzkrieg, quien ha intentado redimirse de sus acciones, ha vuelto tras fracasar en el intento, solo que en esta ocasión su fin es destruir todo a su paso.

Pese a que el anterior volumen recopilatorio gozaba de una excelente calidad narrativa y visual, Kirkman vuelve a superarse, utilizando para tal fin numerosas técnicas acordes a su estilo. De esta forma, pese a lo dramático de los hechos que se dan en el cómic, Kirkman logra darle un toque humorístico a cada situación, mostrándonos así unos diálogos o eventos subrealistas que harán las delicias del lector. En cuanto al dibujo, la elección de E. J. Su es muy acertada, ya que mantiene un estilo caricaturesco similar al de Corey Walker, pero dota a cada viñeta de un mayor detalle, lo que las hace más impactantes.

En nuestro país ha sido publicado en el año 2010 por Dolmen Editorial, teniendo un formato rústica al que le acompañan 96 páginas a color, que incluyen los cuatro números de la serie, por un precio recomendado de 9,95€.

[xrr rating=3.5/5]

Superpatriot se convierte así en un cómic muy recomendable para todos aquellos que quieran pasar un rato ameno leyendo varias historias cargadas de humor y acción. Huelga decir que a lo largo de sus páginas veremos apariciones de otros héroes del universo Kirkman, por lo que podríamos decir que es una compra obligada para todos aquellos que quieran hacerse con todo el material ligado a Invencible.

¡No te vayas sin comentar!