La “carta” de Juan Díaz Canales

canales

Todos conocéis mi afición por crear controversia y polemizar sobre los temas más variopintos, tenga mucha idea del tema en cuestión o no. También reconozco que suelo permanecer ajeno a discusiones en las que no tengo particular interés, como son el deporte o la política. El primero por pereza manifiesta y el segundo por vergüenza ajena. Aunque en esta ocasión haré una excepción. Queda claro que todo lo aquí vertido es únicamente una opinión personal y, como tal, está sujeta a debate.

El asunto que traigo no es nuevo, de hecho, es de este último verano, pero con esa habilidad para no enterarme de cosas obvias que me caracteriza, tuve conocimiento de ello recientemente gracias a un cliente de la tienda. Me refiero a la carta abierta dirigida a la llamada “Marca España”, proyecto que dice apoyar todo lo español, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Según he podido leer en su web, son un proyecto político en el que quieren englobar cualquier éxito desarrollado por gente de aquí, para demostrar que somos más de lo que puede parecer. Como proyecto, político o no, me parece bien. El enfado de este gran autor que es Juan Díaz Canales viene dado por el uso que han hecho de su nombre. También habría que tener en cuenta que tanto a este señor como a su compañero de andanzas y cómics, Juanjo Guarnido, nadie les hizo caso en España hasta que no lo petaron con Blacksad fuera de nuestras fronteras, cosa habitual en otros campos como ciencia, innovación y demás. Hasta aquí, nada que no sepamos. El asunto comienza con la concesión del premio Eisner a tan trabajadora pareja por su obra antes mencionada, tras lo cuál a “Marca España” le parece oportuno hacer un reportaje defendiendo el cómic español que está arrasando en el mundo. Cómic español que, recordemos, lleva varios años editado en Francia y España y al cual no han hecho el más mínimo caso antes del premio.

blacksad

En fin, a buen entendedor, pocas palabras bastan. Aquí os dejo la carta que se publicó en su Facebook, para que la leáis y podáis posicionaros.

Muy señores míos,

Me considero español. No puedes ser otra cosa desde el momento que naces en España. Como tal, soy heredero me guste o no de una historia, un lenguaje y una cultura común a mis sufridos compatriotas. Pero siento mucho decirles que esto no es suficiente para sentirme orgulloso de mi país. De hecho, hoy por hoy, los sentimientos que me provoca ser español son los de vergüenza, impotencia e infinita indignación.

No se puede estar orgulloso de un país que consiente y ampara estafas a gran escala. Que niega a sus ciudadanos derechos elementales como son una vivienda digna, sanidad y educación. Que ningunea la cultura y la ciencia y cuyas instituciones, de la primera a la última, están corruptas hasta la médula, como nos demuestran los medios de comunicación un día sí y otro también. Vivimos en un país desesperanzado, en manos de una casta política y económica amoral, insensible, ciega y estúpida que nos ha arrastrado a la miseria caprichosa y cruelmente, mientras que ellos siguen enriqueciéndose a manos llenas.

Por todo ello, no quiero que mi nombre se asocie, y mucho menos sin mi consentimiento, con ese esperpento que han dado en llamar “MARCA ESPAÑA”. Hagan el favor de llamarme de nuevo cuando hayan limpiado la casa, la gente pueda aspirar a un trabajo digno, las instituciones recobren su verdadera función y la ética vuelva a tener más valor que el dinero.

Entonces sí que podré sentirme orgulloso de mi país.

Juan Díaz Canales.”

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!