Reseña de Typical Spanglish

(Puesto que Typical Spanglish no es un cómic convencional, lo que vais a leer a continuación tampoco es un reseña o una crítica al uso. A lo mejor, nunca se sabe, Botijoman existe y, después de abandonar la cabeza de Sergio Mora, se ha atrevido a visitar la mía. Sea como sea, lo que vais a leer a continuación quizá sea tan desconcertante, extraño y atípico, como la última obra del Señor Mora. Quedáis advertidos.)

Portada de Typical Spanglish
Botijoman en la portada de Typical Spanglish

En un apartado callejón de una desconocida ciudad de España, un visionario empresario ha decidido cambiar los platos de su restaurante por una selección de libros capaces de satisfacer los paladares más exigentes. Los biblio-platos del local abarcan todo tipo de géneros y van desde los grandes clásicos de la literatura a lo más candente en lo que a bitpunk se refiere. Lo que se transcribe a continuación es la conversación entre uno de los camareros del local, cuyo nombre no facilitaremos porque ha preferido mantenerse en el anonimato, y el reportero que se acercó por allí para dar a conocer el local a través de la página web en la que colabora.

 Camarero: Y bien, Señor. ¿Qué le ha parecido la sugerencia?

Reportero: Pues no sé que decirle, la verdad. Yo venía con ganas de leer un cómic y no me esperaba esto, si le soy sincero.

Camarero: Pues no entiendo por qué, Señor, puesto que la obra escogida, Typical Spanglish, no sólo es un cómic, sino mucho más.

Reportero: No me cabe la menor duda. Pero por eso precisamente, cuando usted me dijo que me iba a ofrecer lo último que le había llegado, un cómic surrealista nacional, me esperaba algo de otro estilo, pero no un pretexto, o un introito, para terminar hablando de algo que no está ni tan siquiera relacionado con la narración secuencial. Me parece un poco confuso que se anuncie como un cómic en la misma portada. No sé si me explico con claridad.

Camarero: Creo que sí, pero permítame decirle que no estoy del todo de acuerdo con usted. En este obra Sergio Mora nos ofrece mucho más que una serie de viñetas. Nos brinda una forma genuina y original de presentarnos una muestra de sus obras de arte, tanto pictóricas como escultóricas. Una serie de cuadros de marcado surrealismo, acompañados por una colección de poemas, claramente surrealistas también, que nos ayudan a profundizar en lo que la pintura nos sugiere. Además, nos contextualiza una de sus exposiciones con una historia fiel a su estilo, en forma de cómic, claro.

Página de Typical Spanglish
Una de las páginas del cómic

Reportero: Visto así, no deja usted de tener razón. Pero entienda mi punto de vista. Si uno se predispone a leer un cómic y, en un principio, se encuentra precisamente con eso, resulta un poco desconcertante descubrir poco después que, a lo que me estoy enfrentando es a un gran folleto informativo como los que te entregan a la entrada de cualquier galería de arte o cualquier museo.

Camarero: Entonces su malestar está en que no sabe si se trata de un cómic disfrazado de libro de arte o de un libro de arte travestido en cómic. Sea como sea, y en este punto estará de acuerdo conmigo, se trata de un libro original y pocas veces visto. ¿Verdad?

Reportero: Sí. Sin duda lo es. Lo malo es que yo soy crítico de cómics y no podría valorar como se merecen los cuadros. Eso sí, su estilo me ha recordado al de Botero, aunque, a la vista está, Mora traza modelos más estilizados que los del pintor colombiano. Lo que también es digno de mención es el trabajo de edición y que la textura de las páginas se diferencie entre la del cómic y la del folleto de la obra. Y también es de agradecer que la cubierta sea de tapa dura, aunque eso es cuestión de gustos.

El Duende de Sergio Mora
“El Duende”, uno de los cuadros incluidos en el libro

Camarero: Vaya. Me alegra que al final nos hayamos puesto más o menos de acuerdo. La próxima vez, si decide volver a visitarnos, intentaré estar más acertado con las sugerencias y procuraré ajustarme, todo lo que me sea posible, a sus necesidades.

Reportero: Sí, creo que volveré. Aunque la próxima vez lo haré de manera personal e intentaré saciar mis mas bajos instintos literarios. ¿No tendrá lo último de Anne Muhonen?

Camarero: Por supuesto, Señor. Lo acabamos de recibir. Cuando vuelva por aquí lo tendrá a su entera disposición.

Después de esta extraña reflexión sobre la obra, os incluyo la reseña oficial facilitada por La Cúpula y las opiniones de algunos de sus seguidores más celebres. Si alguien tan reputado y famoso como Alaska lee a Sergio Mora, no dudes en hacerlo tú también.

En este best-seller internacional, Sergio Mora, el patriarca del pop surrealista español, hace su particular homenaje a los maestros del cómic americano: Clowes, Burns, incluso Jack Kirby o la pequeña Lulú. Mora nos presenta su psicotrópica obra pictórica enmarcada en una historia sin pies ni cabeza y al mismo tiempo cargada de un profundo sentido.

En un mundo justo e ideal uno podría ir cada sábado al kiosco y encontrar un nuevo número del tebeo Typical Spanglish (24 páginas grapadas, impreso en pulpa de papel, colores fuera de registro en una página de cada cuatro), con las impagables aventuras del botijo alienígena. Yo sería feliz, y creo que ustedes y Sergio Mora también.

MAX

A Typical Spanglish habría que añadirle Atypical Mexican, Space Cañí, Kitsch Deluxe y Vintage Olé. A lo mejor así comienzas a hacerte una idea de los mil ingredientes del combinado Sergio Mora, mezclados y agitados no en una coctelera, sino en un botijo con cara de bueno.

ALASKA

Sergio Mora es de otro planeta pero no lo sabemos. Bueno, yo sí. Lo que dice, lo que piensa, lo que imagina, lo que dibuja.. todo le delata. Es de una raza superior más inteligente, a pesar de que por su físico, nunca lo dirías. Mucho cuidadito con él.

ANDREU BUENAFUENTE

[xrr rating=2/5]

¡No te vayas sin comentar!