Reseña: Timeline

Si buscáis un juego fácil y rápido, un filler sin demasiadas complicaciones y además os gusta la historia, no busquéis más, Timeline es vuestro juego. Yo lo he jugado muchas veces y realmente cumple su cometido de filler como pocos. Esos 10 minutos perdidos entre que acabamos una partida de algo y viene alguien para empezar un juego largo son ideales para echar una partida rápida de Timeline. Fácil de llevar y de aprender, uno puede pasar de poner el juego en la mesa a estar jugando en un minuto y medio. Ahora mismo en España tenemos tres versiones del juego, pero seguramente irán llegándonos más, de la mano de Asmodee. Las versiones disponibles son Timeline Eventos y Timeline Inventos, a las que hay que sumar el Timeline Multitemático, pero aún no lo he probado, así que me centraré en los dos primeros que, como habréis deducido, uno va sobre sucesos históricos, y el otro sobre inventos de la historia. Antes de hablar en detalle de cada uno, veamos que llevan las cajas de estos juegos:

  • 109/110 cartas
  • Instrucciones
Timeline
Timeline

La caja de Timeline (cualquiera de las versiones) es metálica, muy resistente y fácil de llevar por sus reducidas dimensiones. Para estos juegos pequeños, que solemos maltratar a menudo, siempre he sido partidario de las cajas metálicas, que protegen el contenido a la perfección y no se destrozan con el paso del tiempo, cosa que obviamente no ocurre con las cajas de cartón. El interior, acolchado para el máximo cuidado de las cartas, contiene eso: las cartas y unas mínimas instrucciones. Las cartas, de tamaño muy pequeño, marcan la estética del juego, que tiene un toque steampunk muy atractivo. Todas las cartas son iguales, en el sentido de que todas cumplen el mismo cometido. Por un lado tienen el dibujo de un invento o evento en concreto, con el nombre únicamente. Este lado es el reverso, y el anverso es igual excepto en una cosa: la fecha del evento o invento. Recomiendo también que se use protección para estas cartas, este es el típico juego que sacaréis en las situaciones más inverosímiles, y no siempre tendréis una superficie limpia y perfecta. El único problema es que luego no caben tan bien en el acolchado de la caja, una vez enfundadas.

Cartas de Timeline
Cartas de Timeline

¿Y el juego, en qué consiste?

Muy sencillo, a cada jugador se le da cierto número de cartas (dependerá del número de jugadores o de si queremos alargar o acortar la partida). Estas cartas se pondrán boca abajo (sin que se vea el año) delante de cada jugador. Se cogerá una carta extra del mazo, que será la carta inicial, y que se pondrá boca arriba en medio. Ahí empieza el juego. El primero jugador elegirá una de sus cartas y decidirá si ese evento o invento sucedió antes o después de la carta que hay en el centro de la mesa. El jugador colocará la carta a la izquierda o a la derecha de la carta del centro, formando así la Timeline que da nombre al juego. Si la carta se coloca donde le corresponde, se pasa al siguiente jugador, si no es así, el que la ha puesto roba una carta extra del mazo y se pasa el turno al siguiente jugador. Al principio es sencillo, porque hay pocas cartas en la mesa, pero a medida que haya más, tendremos que ir afinando cada vez más la puntería, ya que tendremos que colocar la carta exactamente en el lugar que le corresponda en la Timeline. Nos encontraremos muchas veces preguntándonos que fue antes: la goma de borrar, la enciclopedia o el microscopio, por ejemplo. Llegará un punto en el que colocar exactamente donde le corresponde a una carta no será tarea fácil. El ganador será el primero en quedarse sin cartas. Ya veis que es una mecánica sencilla que no llevará más que unos segundos dominar.

caja timeline eventos

Por la velocidad de las partidas, seguramente lo jugaréis más de una vez seguida, pero si lo jugáis muchas veces seguidas os daréis cuenta de que os empezáis a saber algunas cartas de memoria sin querer, y el juego se empezará a hacer mucho más fácil. Ese es el momento de parar. Lo mejor es jugar a otra cosa cuando se llegue a ese punto. Cuando hayan pasado unos días y volváis a coger el juego, habréis olvidado gran parte de lo que recordabais y el juego volverá a resultar fresco. Esto que describo ocurre mucho más tarde cuando combinamos varias de las expansiones del juego, con lo que si os ha gustado mucho el juego, es muy recomendable hacerse con las ampliaciones. Un pequeño problema que le veo es que no todos los jugadores empezarán desde el mismo nivel, ya que los que sepan más de historia o sean aficionados al tema tendrán las de ganar casi sin quererlo. Esto se hará aún más obvio si jugáis con niños. Por lo demás, es un juego perfecto para cualquier momento por su extrema sencillez y velocidad. Creo que en este caso las ampliaciones son mucho más esenciales para que no nos aburramos que en otros juegos, con lo que si os gusta, no dudéis en haceros con alguna más para combinarlas y hacer partidas con más miga. Al fin y al cabo van a ir saliendo nuevas ampliaciones regularmente, con lo que al final, con unas 3 o 4 versiones del juego juntas se podrían hacer partidas épicas. Probadlo y veréis como os encanta. Timeline es el filler definitivo. Recordad que el próximo Timeline en ver la luz, después del reciente multitemático, será Música & Cine.

[xrr rating=4/5]

Distribuido en España por Asmodee.

De 2 a 8 jugadores.

Tiempo de Juego: 15 minutos.

PVP: 13€

¡No te vayas sin comentar!