Terrence Howard culpa a Robert Downey Jr. de su salida de Iron Man 2

terrence howard iron man
Terrence Howard como James Rhodes en el primer filme de Iron Man

Marvel tiene un historial bastante sólido de mantener los mismos actores en torno a las secuelas, en gran parte mediante la firma de ellos,  que tiene que ver con varios contratos cinematográficos ambiciosos. Por supuesto, hay algunas excepciones, como Edward Norton como Bruce Banner, y Terrence Howard, que fue sustituido como James Rhodes en Iron Man 2 después de llegar a un callejón sin salida con el estudio.

Apareciendo anoche en el show americano Bravo’s Watch What Happens Live, Howard trató de aclarar algunos detalles sobre su abrupta salida de la franquicia. “Esto me va a meter en un montón de problemas “, dijo. ” Resulta que la persona  a la que ayudé a convertirse en Iron Man, cuando llegó el momento de volver para la secuela tomó el dinero que supuestamente iba a ir para mí y me echó de ella. “

Para que quede claro: Howard se refería a la estrella Robert Downey Jr.

“Hicimos un contrato de tres películas“, continuó. “Que se hizo mucho antes de tiempo. Una cierta cantidad para la primera. Para la segunda, otra cierta cantidad. Para la tercera … ellos vinieron a mí para la segunda y me dijeron: “Le pagaremos un octavo de lo que contractualmente teníamos para ti, porque pensamos que la segunda parte será un éxito con o sin ti”. “Y llamé a mi amigo al que ayudé a conseguir el primer trabajo, y no me devolvió la llamada durante tres meses”.

Cuando se les pregunta por cómo están las cosas con Downey ahora, Howard respondió muy fríamente con un  “Oh, yo lo amo. Dios lo va a bendecir “.

La web Hitfix relató algunas de las cuestiones del asunto desde que Howard reveló que fue retirado de la franquicia, incluyendo la afirmación de que él era el actor mejor pagado de Iron Man, un papel que le valió unos 4,5 millones de dólares. El actor quería 8 millones de dólares para la secuela, pero Marvel Studios se negó, sólo ofreciéndole 1 millón para su regreso.

Fuente: CBR

¡No te vayas sin comentar!