Cuarto día en el Expocómic 2013

El Expocómic 2013 llega a su fin y lo hace dedicándose a otro de los grupos importantes que forman parte de este mundillo: los fans. Para ello ha seguido regalando cómics a todos aquellos que se han acercado por el recinto y además ha organizado un nuevo concurso de cosplay por la mañana y por la tarde un concurso de karaoke.

P1050556

La verdad es que el ambiente que se creó por la mañana para el concurso de disfraces fue increíble y la capacidad inventiva de los participantes estaba a un nivel excepcional. Además del concurso, los aficionados pudieron disfrutar de una sesión de cine manga, aunque no gozó de la misma expectación que el concurso de cosplay. La espera, mientras el jurado decidía quiénes eran los ganadores del concurso de cosplay, estuvo amenizada por el grupo Ongakuyaki. Además, los pocos no interesados en los cientos de aficionados disfrazados, pudieron disfrutar de la última clase magistral de Michael Oeming y Víctor Santos, de la presentación de Arthur de Pins y de la última sesión de firmas.

P1050559

Por la tarde y tras una puesta en escena inspirada en Star Wars, los fans que seguían allí pudieron admirar el talento de los que se atrevieron a subir al escenario y participar en el concurso de karaoke. Después de las actuaciones de los aficionados, llegó el turno de los profesionales. Los encargados fueron Sloh Sloh. Y para terminar el Salón de este año, los organizadores aprovecharon para presentar el Expomanga 2014 que, si no hay cambios, se celebrará el próximo mes de mayo durante los días 16 y 18. Intentaremos estar allí, para poder hablaros de ello.

P1050572

Para concluir, me gustaría señalar cuáles han sido mis impresiones sobre el Expocómic. Las instalaciones eran más que considerables y permitían un aforo muy amplio, pero durante los primeros días daba la sensación de que el espacio quedaba algo desaprovechado y que la ambientación de las instalaciones, salvo por algún troquelado de superhéroes y algún gran cartel publicitario, podría haber sido más generosa. Los problemas del frío se fueron solucionando con el transcurso de los días, pero, en mi caso, no me pude quitar la chaqueta hasta la tarde del sábado que el ambiente empezó a estar un poco más caldeado. Además, aunque en general las presentaciones y actividades han ido en hora, creo que sería de agradecer que cualquier modificación o cancelación que sufra el calendario, por pequeña que sea o por poca asistencia que esté teniendo, se comunicase o bien por megafonía o directamente a las personas que hayan asistido a verlo. Yo he disfrutado mucho con las presentaciones y con alguna que otra charla y me ha parecido una pena que la gente no haya aprovechado un momento cercano en el que poder charlar con los dibujantes y buscar una forma diferente de relacionarse con sus artistas que no sea pidiendo el dibujo de turno para poner en la estantería. Por último, creo que no se ha hecho publicidad suficiente de el Salón y que deberían invertir más dinero en ese ámbito para aumentar de forma considerable el número de asistentes. Estoy seguro de que si se pulen esas pocas aristas, se obtendrá un festival inolvidable el próximo año. Habrá que esperar al Expomanga 2014 o al Expocómic del año que viene  para comprobar si estos pequeños detalles mejoran. ¡Seguro que sí!

Lo que me han parecido auténticos aciertos han sido la Primera Jornada de Profesionales; la charla sobre autoedición que hablaba sobre los nuevos medios y soportes que tienen al alcance los artistas para hacer llegar sus trabajos al usuario; el hecho de que el Salón suponga un trampolín para nuevos artistas y un altavoz para otros que ya tienen su obra más o menos consolidada y necesitan promocionar sus futuros trabajos; los stands dedicados a los fanzines donde se podía admirar todo lo que la gente consigue con poco dinero y mucho talento y las exposiciones. Una primera experiencia muy positiva y que espero repetir en futuras ediciones.

P1050575

¡No te vayas sin comentar!