Free Birds: Vaya Pavos

Free Birds: Vaya Pavos

Free Birds: Vaya Pavos cuenta la rocambolesca y surrealista historia de dos pavos que deciden viajar atrás en el tiempo. El punto por originalidad ya lo tienen, pero ¿qué se les ha perdido a dos pájaros en el pasado? Pues ni más ni menos que evitar la fundación del día de acción de gracias, en el que, como todos sabemos, nuestros amigos yankis se sirven un buen pavo al horno.

Pero volvamos al principio, antes de subirse a la máquina del tiempo, nuestro protagonista, Reggie, es el patito feo del corral. Eso sí, más listo que el resto, pues es el único que parece conocer el oscuro futuro que les espera a todos los pavos del lugar. Pero, como el mismo nos cuenta, los pavos hoy en día son realmente tontos, así que pocas cosas les interesan más que el maíz de la mañana. Aún menos las tonterías de Reggie. No obstante, nuestro protagonista se ve pronto arrastrado fuera de la vida de corral cuando el mismísimo presidente, en plena campaña electoral, decide elegirlo como su pavo del día de acción de gracias. Está condenado. O eso cree él, porque gracias al cariño que le coge la hija del susodicho presidente, Reggie se convierte en el “pavo indultado”. Y justo cuando se empieza a acostumbrar a la tranquila vida de pavo de compañía lo secuestra Jake, un action-man hecho pavo, que le obliga a acompañarle en su cruzada temporal para evitar el día de acción de gracias. ¿Y por qué necesita a Reggie? Bueno, eso fue lo que le dijo el “Gran Pavo” cuando se le apareció en su infancia…

Free Birds: Vaya Pavos

Esta locura animada la firma Jimmy Hayward, quien ya había dirigido una película de animación (Horton) y otra de imagen real (Jonah Hex). Nos encontramos, pues, ante la tercera película del director. No obstante, esto de la animación no es nada nuevo para él, ya que fue animador de películas como Toy Story, Monstruos S.A o Buscando a Nemo entre otras. El guión también está firmado por Hayward pero le acompaña Scott Mosier, un desconocido prácticamente en esto de los guiones. Ha escrito algunos capítulos de la serie para TV de Clerks y otros tantos para la serie Ultimate Spider-Man. Lo conocemos mejor como productor, pues ha producido una ingente cantidad de títulos, desde las dos Clerks y ¿Hacemos una porno?, hasta Dogma o El Indomable Will Hunting. Muy asociado siempre a Kevin Smith.

Entrando en materia, y hablando de guiones, desde el principio del film se vislumbra una falta de experiencia y práctica al escribir comedia y enfrentarse cara a cara a los gags que proponen. La película peca de gags no mal construidos pero sí facilones, sin ser tremendamente originales. Y eso, en una comedia animada hoy en día, difícilmente la convierte en un producto competitivo. Luego hablaremos de las comparaciones odiosas. No obstante, y quizá gracias a la “segunda vida” como productor de Scott Mosier, la película se aguanta sobre una buena estructura dramática. Narrativamente hablando, funciona muy bien de principio a fin. Una estructura de tres actos made in Hollywood que cumple su cometido en los puntos clave de la historia. Pero así como la historia funciona como un reloj dramáticamente, sigue pecando a lo largo de los noventa y un minutos que dura en el trabajo sucio: los diálogos. Lo vemos en los gags y bromas de los personajes, como hemos dicho antes, flojos. Pero otro de los grandes fallos que deja ver las dificultades que han tenido para dar vida a la historia se ve cuando se infringe una de las leyes de oro del guión: No dejes que tus personajes digan lo que sienten, quieren o vayan a hacer. Muéstralo. Puede parecer una tontería, pero consigue “aplanar” la  redonda psicología de un personaje. “Bien, esto hará que Jenny quiera volver conmigo al presente”, dice Reggie en cierto momento del film. Obviamente se alegra porque hasta este momento ha tenido un miedo constante a que no fuera así. Lo que nos viene a decir esta norma es que si el conflicto interior de Reggie, este miedo, se plantó de manera correcta, al solucionarse éste no haría falta que nos avisara Reggie, pues nos habríamos dado cuenta al mismo tiempo que él de que se ha solucionado. Eso es lo que hace a la gramática audiovisual del cine mágica, cuando nos convierte en un espectador activo e inmerso en la ficción y artificial cuando no se cumple. En todo caso, este es un ejemplo de mala práctica que se repite más de una vez desde el primer momento.

Free Birds: Vaya Pavos

Llegados a este punto, es imposible evitar comparar una película de animación con la factoría Pixar, pero después de Free Birds: Vaya Pavos, para bien o para mal, se hace patente la idea de que el estudio de la lámpara juega en una liga superior a la mayoría de su competencia. A nivel técnico, únicamente compañías como Dreamworks puede hacerle frente. Y el caso de Free Birds: Vaya Pavos no es una excepción a esta afirmación. Sin embargo, para hacer frente a un gran estudio no es necesario competir con toneladas de dinero, se puede competir con toneladas de trabajo y saber hacer. Durante la proyección era inevitable, al menos durante la primera parte previaje temporal, que me viniera a la cabeza aquella joya del stop motion cinematográfico que es Chicken Run, parodiando La Gran Evasión.

Finalmente, me gustaría hacer mención a un elemento característico de la copia española de la cinta que se proyectó en el pase de prensa, el doblaje. Si bien es cierto que en este tipo de producciones se buscan, sobre todo en territorio americano, actores conocidos que ayuden a caracterizar a los personajes, en España eso es algo que no siempre se respeta. En ocasiones se mantienen los dobladores y en otras se busca emular la técnica, es decir, buscar actores españoles conocidos o en su momento de gracia que sirvan para promocionar la película. En este caso se ha utilizado la segunda vía, siendo Antonio Pagudo (Javi Maroto en La que se avecina) la voz de Reggie y Pablo Chiapella (Amador Rivas en la misma) la voz de Jake. Para los que quieran comparar, en la original fueron Owen Wilson y Woody Harrelson los elegidos. No soy muy partidario de esta segunda vía adaptada en nuestro país, y esta vez tampoco ha sido la excepción. No será únicamente cosa mía ya que en el tráiler que empezará a correr en nuestro país no serán ellos los dobladores.

[xrr rating=2.5/5]

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!