Lluvia de Albóndigas 2

Lluvia de Albóndigas 2

Lluvia de Albóndigas 2 nos trae a Flint Lockwood y a todos sus “locos seguidores” de vuelta para una nueva aventura, consecuencia directa de la primera vez que llovieron albóndigas en la gran pantalla. Los seguidores de esta pequeña saga de Sony Pictures Animation recordarán cómo Flint ideó una máquina que provocaba una lluvia de comida y los desastres que provocó en su pequeña isla natal. Sin embargo, una vez el descontrol de la máquina quedó resuelto, ¿quién limpia toda una isla llena de comida gigante? Así dejamos a nuestros protagonistas y así los retomamos en esta segunda entrega.

La respuesta llegará de manos del mayor científico conocido por el mundo, el cual también descubrimos que, como no podía ser de otra manera, es uno de los mayores ídolos de Flint: Chester V. Este estrafalario personaje propone a los vecinos de la isla mudarse a la ciudad de San Franjosé durante la limpieza que llevarán a cabo sus ayudantes. Un acto altruista que nadie se atreve a rechazar, mucho menos nuestro protagonista, al que le propone formar parte de su famoso laboratorio. Los problemas llegarán cuando, una vez en San Franjosé, Flint deba reunir a su pequeña banda formada por Sam Sparks, su meteoróloga favorita desde la primera entrega de la saga; Manny, el cámara; Brent McHale, el ya no tan niño e imagen de las sardinas Baby Brent; el policía Earl y Tim Lockwood, su padre, para volver a su isla y detener su mayor invento. Pues descubriremos que la maquina en cuestión ha seguido funcionando desde que la dejamos en la anterior entrega, mutando y convirtiendo la comida en “Comidanimales”.

Lluvia de Albóndigas 2

Al igual que su precuela, Lluvia de Albondigas 2 destila originalidad y frescura por los cuatro costados. Sin ir más lejos, quien disfrutara viendo llover hamburguesas por primera vez no se arrepentirá de repetir la experiencia. No obstante, los que no han repetido experiencia, al menos no en el mismo cargo, son sus creadores. Phil Lord (Infiltrados en clase, Lluvia de Albóndigas), el director de la primera entrega junto a su guionista, Chris Miller (Lluvia de Albóndigas, The Lego Movie), guionista de la misma, ocupan esta vez el cargo de productores ejecutivos de la cinta. El relevo lo recogen Cody Cameron (Colegas en el bosque 3) y Kris Pearn, para el que ésta se convierte en su primera experiencia en la silla del director. Para esta ocasión, sin embargo, lo que crecen son los guionistas. Los más remarcables John Francis Daley (Cómo acabar con tu jefe, El increíble Burt Wonderstone), quien daba vida al dr. Sweets en Bones;  y Jonathan M. Goldstein (Cómo acabar con tu jefe, El increíble Burt Wonderstone).

Es necesario decir que nos encontramos, al igual que con su predecesora, con un esquema prototípico. Si en la primera parte nos vimos arrastrados a una parodia de las películas clásicas de catástrofes, con todos sus clichés y situaciones paradigmáticas dignas de Armaggedon, Twister o Independence Day, en ésta nos encontramos ante un esquema de película de aventuras, con referencias directas desde Avatar a Parque Jurásico. Si bien esto puede parecer un aspecto negativo para una película, se convierte en una licencia válida cuando la originalidad es patente en tantos otros aspectos de forma efectiva.

Lluvia de Albóndigas 2

Al igual que en la anterior entrega, entre la multitud de gags que pueblan la película, vuelven a colarse pequeños guiños meta narrativos que parodian el mismo género del film, como la exagerada cantidad de planos de personajes sorprendiéndose ante una catástrofe o la rápida consecución de acciones que lleva a cabo Flint al crear sus inventos, narrándonos él mismo qué se supone que nos aporta cada plano. Así mismo, se vuelve a rallar el humor más absurdo en determinadas ocasiones, para lo cual esta entrega es más susceptible. Llegados al punto que en la isla hay un “comidanimal” para cada alimento, debo decir que en la sala nos hemos rendido fácilmente ante la facilidad de crear gags visuales mediante una frase hecha con contenido alimentario y concadenarlo con el alimento en cuestión hecho personaje. “Descubrir el pastel” cobra un nuevo significado al coger al espectador desprevenido para semejante simplicidad de chiste.

Como es característico en las películas de animación actuales, la fuerza de la película se asienta sobre todo en un buen equilibrio entre el drama y la comedia, aderezado con una estructura narrativa rápida, dinámica y simple. Lo que provoca un movimiento continuo en una historia pragmática para consigo misma: una comedia funcional con sucintos y efectivos toques de originalidad.

Lluvia de Albóndigas 2 cumple a la perfección con su target, siguiendo muy de cerca el listón de calidad establecido por las aclamadas producciones de Pixar. Para este último punto cabe decir que cumple otra de las máximas de las producciones de animación, y es la capacidad de apuntar a un doble target. Es decir, que los adultos no se aburran y otorgar así a la historia un doble interés o una doble lectura. En mi opinión, sobre todo para algunos cinéfilos, la película tiene una capacidad más grande de la que parece para sorprender, tanto por el uso del lenguaje audiovisual como, de cara al público adulto, por una leve, y hasta cierto punto no descarada, crítica a temas actuales desde el papel de empresas como Apple en el mundo o incluso la cuestión vegetariana y el debate que propone.

[xrr rating=3.5/5]

Lluvia de Albóndigas 2

Web con artículos y reseñas sobre cómics, cine, series, videojuegos y juegos de mesa. No dejes de seguirnos también en Twitter: LaCasaDeEL Facebook: LaCasaDeEL.net Y en nuestro Foro: http://foro.lacasadeel.net/

¡No te vayas sin comentar!