Películas frikis de temática navideña

Jack Skeleton

Cuando llegan estas fechas, las editoriales suelen sacar números especiales de algunas de sus colecciones, centradas en la Navidad. En el mundo audiovisual no se quedan a la zaga y muchas series de televisión dedican algunos capítulos a esta temática.  El cine, por supuesto, no es ajeno a esta costumbre y, como hoy es 24 de diciembre, parece lógico que sea el día propicio para recomendar largometrajes frikis, sacados de personajes de tebeos americanos, que estén basados en estas fechas. Por esa razón, me vienen a la cabeza los famosos films que analizaré a continuación. Soy consciente de que es posible que haya más, pero estas son las únicas que recuerdo ahora. Afortunadamente, en la sección de comentarios, se puede subsanar cualquier error de omisión por mi parte. Por supuesto, cada cual es libre de pasar el día como lo desee, pero esta se antoja como una de las formas más acordes. Mientras tomáis la decisión, vamos a desgranar la trama de estas tres películas. Si no has visto ninguna, esta es una buena ocasión para ello y, si lo has hecho, puedes aprovechar para refrescar tu memoria.

1. Pesadilla antes de Navidad:

Pesadilla antes de Navidad

Pensaba hacer una revisión cronológica, pero he preferido empezar por este film de animación, ya que es el más representativo de los tres. Su dirección fue llevada a cabo por Henry Selick, a partir de una historia creada por Tim Burton, en 1993. Por su argumento, es ideal para disfrutarla tanto hoy como el 31 de octubre. La historia nos cuenta que Jack Skeleton es el habitante más aclamado de la Ciudad de Halloween pero siente un vacío en su interior porque esta harto de ser el rey del mal. Mientras vaga sin rumbo, sumido en sus pensamientos, llega a un bosque cuyos árboles poseen puertas mágicas, que te llevan a diferentes lugares, mediante un viaje dimensional. De esa forma, Jack  acaba accidentalmente en la Ciudad de la Navidad y enseguida se da cuenta de que esa alegría es lo que echa en falta en su vida. Entonces, decide secuestrar a Santa Claus (o Santa Clavos, como lo llama el protagonista) y suplantarlo, para encargarse él mismo de repartir los regalos y la felicidad. Lo que no sabe es que no está hecho para ese trabajo y sus buenas intenciones causan una noche catastrófica para la pobre gente que tiene la mala suerte de recibir sus diabólicos obsequios. Esta película resulta simpática y sólo dura 75 minutos. La gran cantidad de canciones que hay en su interior, dado su reducido metraje, es quizás el único lastre que podemos encontrar en ella.

2. Batman vuelve:

Batman vuelve

Un año antes del film anteriormente analizado, Michael Keaton se enfundaba por segunda y última vez el traje de Batman, después del espectacular éxito de la primera parte, para enfrentarse al Pingüino, majestuosamente interpreado por Danny DeVitto,  y a Catwoman, a la que daba vida la adorable Michelle Pfeiffer. Ambos se confabulan, aunque acaban enfrentados al final, en esta película, para amargar la Nochebuena a los ciudadanos de Gotham, durante los 130 minutos de metraje. Los dos villanos parecen morir al final, pero los úlltimos segundos del film, nos demuestran que aún le queda alguna vida libre a la mujer gato.  Casualmente, Tim Burton también se encuentra detrás de este producto, aunque esta vez como director.

3. Elektra:

Elektra

Ben Affleck, el futuro nuevo Batman de DC, se metió en la piel, en 2003, de un superhéroe de la competencia: Daredevil. En esta película, presentaban también al personaje de Elektra, eterno interés romántico del abogado ciego en los cómics, interpretado por Jennifer Garner. La chica parecía morir a lo largo del film, pero en los minutos finales nos daban a entender que podía haber sobrevivido (¿os suena de algo?). En efecto, así fue,  pero tuvimos que esperar hasta el 2005 para descubrir cómo. En ese año se estrenó este nuevo largometraje, dirigido por Rob S. Bowman (no, aquí Tim Burton no tuvo nada que ver) de 104 minutos de duración, donde ella era la protagonista y no había aparición ni mención alguna sobre Matt Murdock. Allí nos contaban que el regreso a la vida del personaje se debía a un extraño ritual y, a partir de ahí, empezaba la aventura principal, salvando a una niña especial y a su padre, con la Nochebuena como escenario de algunos de los sucesos más importantes. En esta ocasión, la presencia de la Navidad resulta bastante anecdótica, pero decidieron ambientar la película en estas fechas y por ello la he añadido al artículo. Este es el film peor valorado por la crítica de los tres.

Una vez efectuado el repaso, queda en manos del lector hacer caso de las recomendaciones o ignorarlas. Habrá quien tenga estos largometrajes entre sus favorit0s, algunos los aborrecerán, no faltarán los que no hayan oído hablar de ellos (aunque son tan famosos que es difícil que no se los conozca) y también estarán los que no sientan interés alguno. Al fin y al cabo, cada cual tiene sus gustos y preferencias.

 

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!