Análisis de Bravely Default

Hoy me estreno reseñando un videojuego que me ha enganchado como pocos últimamente. Esta pequeña maravilla de Square Enix para Nintendo 3DS que salió hace apenas un mes en nuestro país me ha encantado, y creo que se merece una reseña.

En una época en la que muchos JRPG han abandonado el sistema por turnos y los oficios por sistemas más espectaculares, Bravely Default apuesta por la fórmula clásica de turnos, oficios y ciudades que tan bien ha funcionado siempre (ciudades, amigos, no cuesta tanto). La temática os sonará mucho: un grupo de 4 héroes tiene que despertar 4 cristales desperdigados por el mundo para cumplir con la sagrada misión de salvar la humanidad. A muchos todo esto os recordará a Final Fantasy y no estaréis equivocados. El juego bebe sobre todo de los primeros Final Fantasy, ya no sólo en temática, en casi todo.

Bravely-Default-Flying-Fairy

Pero una de las cosas que hacen especial a este juego es su sistema de combate. Bravely Default saca precisamente su nombre del novedoso sistema de combate que incorpora. Durante un turno, además de actuar normalmente, con objetos, ataque, magia y demás, podemos usar los comandos Brave y Default. Estos comandos, juntos, constituyen un sistema de riesgos y recompensas que, bien usados, dan una importante ventaja estratégica al jugador, pero que, mal usados, pueden dejarlo expuesto a los ataques enemigos.

Cuando se usa el comando Brave (hasta 4 veces en un turno), el personaje conseguirá turnos extra, en los que podrá usar cualquier acción. A cambio de esos turnos, eso sí, perderá PB (Puntos Brave) que luego se irán recuperando a ritmo de uno por turno y hasta que el contador no vuelva a llegar a 0, no podrá volver a actuar. En otras palabras, usar Brave te da turnos extra, pero te deja imposibilitado durante los próximos turnos.

Bravely-Default combate 2

El otro comando del sistema es Default. Cuando un personaje usa Default, pasa su turno, acumulando PB. Además, un personaje en Default está en modo defensivo, con lo que recibirá menos daños. Usar Default se premia, por tanto, con una mayor defensa y la posibilidad de usar Brave luego sin tener que esperar varios turnos para recuperarse.

Una buena combinación de Brave y Default, esperando al momento justo para atacar, curar o usar apoyo resulta en ataques cuádruples devastadores y curaciones masivas. Pero no se puede bajar la guardia, porque si en algún momento abusáis del Brave, puede que recibáis daños brutales y no tengáis la oportunidad de curaros a tiempo. En las batallas contra jefes, que las hay a patadas, lo mejor es empezar siendo cautos, usando mucho Default, sobre todo para evaluar los ataques del enemigo y no quedarse desprotegido en mal momento. En los combates normales, sobre todo si veis que los enemigos no os dan ningún problema, lo mejor es que todos los personajes usen Brave a lo loco y acaben con los monstruos en un santiamén. Los BP siempre vuelven a 0 tras cada combate, así que si podéis terminar en un solo turno e ilesos, mejor (el juego también lo premia, con xp y puntos de trabajo extra).

Usad el Default
Usad el Default

Sobre la dificultad del juego, hay que decir que, como es regulable, la experiencia puede ser un reto o simplemente un paseo por la historia. En modo normal, al que la mayoría jugaréis, hay que decir que el juego no es fácil. Los enemigos, incluso los más normales, tienen una acusada tendencia a dar ostias como panes. Es normal que ciertos ataques le quiten el 70% de la vida o simplemente maten a alguno de los integrantes del grupo. Para eso está el Default. Cuando lleguéis a una zona nueva, sondead a los nuevos enemigos con Default y, cuando sepáis a qué os enfrentáis, elegid la mejor estrategia. Cuando veáis que podéis derrotar a los enemigos en un solo turno, activad el AUTO, con el botón Y. Este modo, sumado a un x4 de velocidad de combate (seleccionable con la cruceta), hará que el grinding sea mucho más llevable. Para algunos enemigos tendréis que ir bastante bien preparados, así que es recomendable el grinding, de vez en cuando.

Esgrimago, una de mis clases favoritas
Esgrimago

Otra de las cosas que impactan de este Bravely Default es el número de oficios desbloqueables que hay. Un total de 24 oficios, cada uno con sus armas y armaduras favoritas, sus habilidades de combate y habilidades de apoyo. La gracia está en ir consiguiendo las mejores habilidades de cada oficio, siguiendo cierta lógica en la elección. Si tenemos un buen Caballero, podría ser también un buen Esgrimago, Ninja, Pirata, Maestro de Espadas o Templario, pero no tan buen Mago Blanco, Maestro Espiritual o Creador de Bálsamos. La verdad es que es extremadamente divertido ir explorando los distintos oficios, usando las habilidades de combate y apoyo de un oficio anterior mientras desarrollas el siguiente. Muchos de estos oficios parecen sacados del gorro y tengo que reconocer que algunos son más bien inútiles, pero muchos otros sorprenden gratamente. La magia del Mago Rojo, por ejemplo, es bastante mala, pero sus habilidades de apoyo le irán de perlas a cualquier personaje. Otro oficio que parecía una chorrada es el Creador de Bálsamos, y debo reconocer que tiene algunas habilidades sorprendentemente buenas y que pronto se vuelve imprescindible. Bravely Default está lleno de estas pequeñas sorpresas.

Otra cosa que me ha sorprendido mucho es su uso de la conectividad de Nintendo 3DS. Puedes compartir tus mejores ataques con tus amigos o con gente que te encuentres por la calle. Durante el combate podremos invocar los personajes de otra gente para que usen sus ataques, y lo mismo podrán hacer los demás. Además de eso, con Abilink podrás enlazar uno de tus cuatro personajes a un amigo registrado en la 3DS para que tenga disponibles las habilidades de clase que ese amigo ya haya desbloqueado. Realmente una idea brillante para darle vidilla al juego. Os encontraréis usando los ataques de vuestros amigos más a menudo de lo que os esperáis. El minijuego de la reconstrucción de Norende también hace uso de la conectividad de la 3DS, compartiendo trabajadores en la reconstrucción (que nos dará habilidades y objetos poderosos) pero también compartiendo enemigos finales a los que nos podremos enfrentar de forma opcional.

Arte de Bravely Default

Bravely default reseña juego nintendo 3dsAntes de terminar, quería mencionar los maravillosos gráficos que tiene el juego. La primera vez que supe algo de Bravely Default, me entró por los ojos. Las ilustraciones del juego son fantásticas y el paso del arte conceptual al juego en sí no desmerece en absoluto. Los paisajes, en especial, son geniales. No suelo activar el 3D, pero para algunos escenarios, simplemente contemplo lo detallado que está todo. Mi única queja, en la parte del arte, es lo repetitivo de algunas mazmorras y enemigos corrientes, cuya escasa variedad desentona un poco. La banda sonora es una maravilla también, al nivel de lo que nos tiene acostumbrados Square Enix.

En resumen, en Bravely Default encontraréis lo mejor de los JRPG clásicos con un toque de modernidad que le sienta muy bien. La historia, aunque clasicorra, está bien llevada y tiene más profundidad de lo que podría parecer al principio. Los gráficos son de lo mejor de 3DS y la jugabilidad roza la perfección. Dan ganas de jugar ad infinitum. Un JRPG de lo mejor que se ha hecho últimamente. Para mí, un nuevo imprescindible de Nintendo 3DS. Y lo mejor de todo es que ya hay confirmada una secuela, Bravely Second, para las próximas navidades.

Os dejo con un vídeo tráiler para que lo veáis en movimiento:

[review]

¡No te vayas sin comentar!