Batman: Gotham a Luz de Gas

Batman: Gotham a Luz de GasEn febrero de 1989 se publicaba el primer título de una colección de DC Comics llamada Elseworlds, Gotham a Luz de Gas. Aunque en un principio no se había pensado como tal, la buena aceptación de este novedoso concepto que situaba a los héroes de sobra conocidos en situaciones o momentos totalmente ajenos a su línea regular, sirvió de precedente para futuros títulos, entre los que se encuentran obras magistrales como Hijo Rojo o Kingdom Come entre otras.

Este cómic, ideado por Brian Augustyn e ilustrado por Mike Mignola, nos propone viajar al Londres de comienzos de 1889, donde campaba a sus anchas un terrible asesino conocido como Jack el destripador. Allí, el autor de la obra nos da su punto de vista sobre el rostro que estaba tras el sanguinario criminal. Pero como es de esperar, esta obra no intentaba rivalizar con el futuro trabajo de Alan Moore (From Hell), sino que intentaba dar un giro de tuerca al personaje de Batman, situándolo en la época victoriana, un emplazamiento que sin lugar a dudas le viene “como anillo al dedo”.

¿Podría el mejor detective del mundo desenmascarar a este asesino? Bajo este planteamiento nos trasladan en barco hacia Gotham, ciudad que Jack el destripador ha elegido como futuro lugar para cometer sus fechorías. Si de algo estamos seguros, es que de haber existido la ciudad gótica, esta hubiera sido el patio de recreo preferido de la mayoría de psicópatas y dementes. De esta forma, comenzará una doble carrera: por un lado, tendremos a Batman haciendo lo posible por mantener el orden en su ciudad, mientras que intenta desenmascarar al asesino, y por otro, la figura de Bruce Wayne se verá en entredicho cuando sea acusada de ser el auténtico Jack el destripador.

Batman: Gotham a Luz de Gas

Brian Augustyn idea así un cómic bien hilado en el que nos muestra una Gotham que para nada desentona con los últimos años del siglo XIX. Las versiones de Batman, Gordon o Alfred mantienen los mismos estilos clásicos a los que nos tenían acostumbrados. Ahora bien, el trabajo de Augustyn no hubiese calado tan hondo de no ser por Mike Mignola, quien logra dar realmente ese toque tenebroso y oscuro al cómic. Su característico estilo y la elección de tonalidades frías, a la par que juega con el color para lograr un fuerte contraste al rememorar sucesos, elevan este cómic a una cúspide imposible de alcanzar sin la presencia de este artista.

Batman: Gotham a Luz de GasEsto lo podemos observar en la secuela de este cómic, la cual también incluye la editorial ECC en el tomo que ha publicado recientemente. Bajo el título El Amo del Futuro, nos situarán unos meses después del final de la primera entrega. En este relato, se nos propone asistir a la celebración del fin de siglo en Gotham, para la que su alcalde ha decidido crear una exposición de inventos “futuristas”.

El problema surge cuando un demente llamado Alexandre Leroi, autodenominado Amo del Futuro, pretende poner fin a dicha celebración a menos que sea nombrado como señor de la ciudad. Lógicamente, los altos cargos rechazan esta propuesta, dando así comienzo a la cuenta atrás impuesta por este villano. El único capaz de poder hacer frente a Leroi y sus maquinarias al más puro estilo steampunk será, como es de esperar, Batman.

En esta ocasión, Brian Augustyn no contaba con los lápices de Mignola, sino con los de Eduardo Barreto, cuyo estilo nos recordará en varias ocasiones al de Neal Adams. El dibujo, de corte clásico, cumple perfectamente su cometido, pero lógicamente se aleja de la oscuridad que perpretaba el primer número para mostrarnos una historia de aventuras en la que se mezclan ideas que parecen sacadas de los relatos del mismísimo Julio Verne.

La edición que ECC ha publicado bajo el nombre Batman: Gotham a Luz de Gas, se compone de 120 páginas a color encuadernadas en formato rústica bajo un precio recomendado de 11,95€. En su haber, se encuentran los dos relatos publicados originalmente en 1989 y 1991, Gotham a Luz de Gas y Amo del Futuro respectivamente. Tanto en su inicio como en su parte final, encontramos dos artículos escritos por David Fernández además de la biografía de sus autores, sin olvidar otro artículo llamado Desde el Infierno realizado por el escritor Robert Bloch.

[xrr rating=3.5/5]

2 Comentarios

  1. Nunca había hablar de esto :O Realmente suena interesante, un Batman estilo Sherlock Holmes contra Jack el Destripador… ¡¿Qué más pudiera pedir?! xD Definitivamente quiero leerlo…

    • La verdad que como comento en la reseña las dos historias están muy bien, pero sobre todo la primera.
      Ya me dirás qué te parece a ti 😉

¡No te vayas sin comentar!