Cine barato

cine

Hace tanto tiempo que no me extraña que algunos puedan considerar que se trata de una leyenda o de un sueño colectivo. Sin embargo, es cierto: en el siglo pasado, nuestra moneda era la peseta. Luego llegó el euro y, para bien o para mal, lo hizo para quedarse y, con él, vino la subida de precio de casi todo. Es cierto que algunos comercios jugaron al despiste y pusieron en su escaparate la europegatina, con la que querían dejar constancia de que el cambio de divisa no influía en el coste. Yo llegué a ver alguna en las tiendas de mi zona, pero creo recordar que no duraron mucho.

Entre el cambio monetario y la subida del IVA, uno de los sectores más afectados fue el del cine. Antiguamente, dos personas se podían ir juntas con menos de mil pesetas y, con un poco de suerte, sobre todo si era el día del espectador, les daba para palomitas y refresco, aunque con tantos anuncios, lo más fácil era que se te acabaran durante los tráilers. Ahora, yendo uno solo con seis euros, lo único que ves de la película es el cartel de la taquilla.

Esta subida de precio, sobre todo por vivir en tiempos de crisis, ha afectado de forma muy negativa a la industria, debido en gran parte a las descargas ilegales por internet. Por ese motivo, se empezaron a tomar medidas para solucionar el asunto: primero fue la Fiesta del Cine, a finales de octubre, con entradas a 2,90 durante tres días, que logró reunir a más de millón y medio de espectadores y, poco después, a mediados de noviembre, se pudo disfrutar de entradas a 3,50 los lunes martes y miércoles en todos las salas de Yelmo y Cinesa con resultados muy satisfactorios tanto para los clientes como para los locales.

Ahora, sin embargo, han decidido dar un paso más allá y las asociaciones FAPAE, FEDCINE y FECE han hecho llegar a un acuerdo a casi  todas las productoras, distribuidoras y salas de exhibición para bajar los precios desde el 15 de enero hasta el 15 de abril de este año, tanto para películas 2D como 3D, gafas excluídas, sólo los miércoles.

Dependiendo del cine, el coste de la entrada oscila entre 3, 70 y 4,90 euros (cuatro en el que tengo yo más cerca) y, si la Fiesta del Cine logró reunir unas colas que no se habían visto en mucho tiempo, la nueva medida puede conseguir que todos los miércoles las salas se llenen y que haya que estar una hora o más  en una fila. Eso sí, el resto de la semana me imagino las salas completamente desiertas.

Haciendo cuentas, la rebaja sale más que rentable. Si ahora, en el día del espectador, una entrada te sale por 6,90, como además desees verla en 3D, tienes que desembolsar casi diez euros. Con la nueva medida, puedes hacer doblete, si los horarios te lo permiten, ver la película en la dimensión que más te plazca, y salir del cine convencido de que has hecho un buen negocio. Eso sí, siempre que el film te guste, porque hay cada bodrio que hace pensar al espectador que él debería cobrar por aguantarla, aunque hay gustos para todo.

Si echamos un vistazo a la cartelera de este año, nos encontramos con que casi todas las películas que nos gustan a los usuarios de “La Casa de El” son después del 15 de abril. Es cierto que, dentro de la oferta, están “Hércules: el origen de la leyenda“, “Robocop“, “Tarzán“, “Yo, Frankenstein“, “300: El origen de un imperio“,  y el “Capitán América: El soldado de invierno“, pero no ocurre lo mismo con la gran mayoría como “The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro” (que se estrenará pocos días después de que finalice la promoción), “Godzilla“, “X-Men: Días del futuro pasado“, “El amanecer del planeta de los simios“, “Transformers: La era de la extinción“, “Guardianes de la galaxia“, “Sin City 2: Una dama por la que matar“, “Las Tortugas Ninja“, “Resident Evil 6“, “Hércules: Las guerras tracianas” (sí, él otra vez), “Drácula: Untold“, “Big Hero 6” y “El hobbit: Partida y regreso“, entre otras. Sin embargo, las asociaciones encargadas de esta iniciativa ya han anunciado que durante 2014 habrá, al menos, dos fechas más de celebración de la Fiesta del Cine y puede que alguna otra sorpresa.

Pero no nos engañemos, que  no se trata de hacer un favor a los espectadores. Esta táctica sólo es un intento de lograr que el público regrese a las salas. La pregunta es ¿les funcionará? Hay mucha gente que ya se ha acomodado a bajárselas de internet, y que luego salgan versiones extendidas en DVD o Blu-Ray tampoco ayuda demasiado. De cualquier manera, aunque los videoclubs se extinguieran (creo que queda alguno por ahí perdido), parece que el negocio de cine no tiene intención de desaparecer. Y, mientras sigan ofreciendo estas ofertas, lo mejor es aprovecharse de ellas.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

4 Comentarios

  1. A ver si os enterais de una puñetera vez. Con la actual Ley de Propiedad Intelectual, NO HAY DESCARGAS ILEGALES de peliculas o musica.

    Dejad de mentir a la gente.

  2. No creo que Raúl intentara, en el artñiculo, ser preciso desde un punto de vista técnico-jurídico. En lenguaje popular, se entiende exactamente a qué se refiere. No veo dónde está el ánimo de mentir, si bien es discutible la influencia (real) de la piratería sobre la recaudación (en especial porque suponer que toda película que es bajada hubiera sido vista en sala es, cuanto menos, atrevido). Pero no creo que el suo de la expresión sea como para enfadarse, ¿no?.

  3. Estoy con Carlos, está claro a qué se refiere el autor. Acusar a alguien de mentir usando como argumento un tecnicismo o un conocimiento profundo de la ley es, cuando menos, parcial. Querido Parzival, creo que tienes bastante claro que si ves una película, escuchas un disco o lees un libro sin haberlo adquirido estas ROBANDO. Punto.

    En estos casos, suelo trasladar al sujeto que defiende las descargas sin permiso del autor (o ilegales), el mismo hecho. Es decir, si tiene empleo, que pruebe a desempeñarlo sin que le paguen, para que sepa lo que se siente cuando algo que uno ha hecho no recibe su justa compensación.

    Basta ya de paños calientes y tonterias, que todos descargamos contenidos sin permiso de sus autores es un hecho, pero por lo menos tengamos una pequeña porción de honradez y reconozcámoslo, no nos envolvamos en “banderas” de libertad y demás zarandajas. La medida de un día a precio reducido es una gran noticia para todos.

¡No te vayas sin comentar!