El gran desahuciador

Superlopez1

El gran Juan Lopez, alias Jan, ha puesto en juego de nuevo a su alterego Superlópez. En esta nueva aventura, llamada El gran desahuciador, nuestro héroe patrio va a tener que enfrentarse a algo que no puede combatir usando sus poderes de fuerza, invulnerabilidad o vuelo.

El asunto trata sobre uno de los villanos conocidos del superhéroe, D’Abastos, que se está dedicando, de forma legal a desahuciar a todo y a todos, incluyendo Jaime o la propia oficina donde trabaja de incógnito nuestro amigo. Tras detener varios intentos de suicidio y parar los pies, de forma expeditiva a D’Abastos, impidiéndole ejecutar los lanzamientos, decide ir a ver a los políticos, que están tolerando todo esto.  A partir de aquí la trama se enreda, y sólo diré que tiene que ver con una invasión alienígena y hasta hay ciborgs desahuciadores de por medio. No me pidáis más, que os destripo el cómic.

El ciborg desahuciador
El ciborg desahuciador

Al igual que muchos otros autores de cómic originalmente infantil, Jan ha logrado que Superlópez crezca con su público natural, haciendo que se implique en los problemas que nos rodean a todos. El caso de los desahucios no nos es ajeno a nadie. De hecho, es un temor que planea sobre nuestras cabezas de una forma u otra. Me parece magnífico que desde su tribuna y a través de su personaje, el autor decida criticar una serie de sucesos que son el pan nuestro de cada día. Además, si de un superhéroe se trata, lo lógico es que ayude a la gente.

De hecho, si uno lo piensa friamente, antes me creo que venga Superlópez a salvarme de la ruina a que lo hagan la caterva de cuelgamedallas y chupasangres que tenemos en el congreso. En definitiva: un gran cómic de un gran autor con un mensaje claro: ¡Basta ya!

¡No te vayas sin comentar!