Mowgli versus Tarzán

mowgli vs tarzanSi pensamos en un ser humano, que vive en la selva, rodeado por animales y venerado por la mayoría de ellos, a casi todos nos viene a la mente el personaje de Tarzán, pero puede que haya algunos que se acuerden de Mowgli. Curiosamente, ambos comparten muchas similitudes, pero aún más diferencias. Para comprobarlo, hagamos un repaso a la trayectoría de cada uno.

1. Mowgli:mowgliAunque la historia de Tarzán es un  personaje muy antiguo, lo es más aún la de “El libro de la Selva“, también conocida como “El libro de las tierras vírgenes” (¿soy el único al que ese nombre le suena horrible?). Fue publicado, en 1894, por Rudyard Kipling, con una estructura muy diferente a la que conocemos en la actualidad, ya que, originalmente, se trataba de cuentos cortos, con moraleja, protagonizados por animales salvajes.

Los ocho primeros relatos, parten de una misma trama, son en los que Mowgli aparece. Todo empieza con una pareja humana que pierde a su hijo pequeño, al huir de Shere Khan, el temible tigre de bengala. Aunque el niño debería haber muerto, es rescatado por una familia de lobos y criado entre ellos. Raksha, su madre adoptiva, como carece de pelo, lo bautiza como Rana, que es el significado del nombre por el que todos lo conocemos.

El oso Baloo se encarga de instruir a Mowgli, para que pueda sobrevivir. Pero, cuando el chico va creciendo, cada vez se nota más que no forma parte de la familia lobuna, que decide expulsarlo. Entonces, el protagonista, tras encontrar a su madre biológica, se va a vivir con ella, aunque no habrá acabado su misión en la selva hasta que mate a Shere Khan, al que logra engañar, finalmente, exponiéndolo a una estampida de bueyes, que lo aplasta. De todas formas, su madre y él tienen que irse a vivir a otro poblado, porque Mowgli es considerado un espíritu maligno, por su capacidad de comunicarse con los animales.

El resto de los cuentos de “El libro de la selva” no guardan relación alguna con esta historia.

Además de aparecer también en el mundo del cómic, se han hecho numerosas películas y series, algunas de actores reales y otras de animación, que versionan la historia, aunque la más conocida es la de Walt Disney, que modificó y suavizó un relato que no era infantil en su versión original. En casi todas las adaptaciones, el protagonista no pasa de niño, aunque algunas películas como “El libro de la selva: la aventura continúa“, de 1995, donde Jason Scott Lee da vida a Mowgli, nos lo presentan como un adulto.

2. Tarzán:TarzanEl rey de la selva fue creado, en 1912, por Edgar Rice Burroughs, en la revista pulp “All story magazine“. Posteriormente, fue adaptado en varias novelas, lo que lo catapultó a la fama.

Su historia comienza con la muerte de dos aristócratas escoceses en la selva africana, a finales del siglo XIX. Su hijo, John, sobrevive y es adoptado por una familia de simios, que lo bautizan como Tarzán, que significa piel blanca. A pesar de criarse entre monos, vuelve a contactar con los humanos en su etapa adulta, con los que aprende a hablar inglés y francés (sin conjugar correctamente los verbos, en la mayoría de las versiones). También visita la civilización al  saber la verdad sobre su linaje, pero la rechaza para volver a la jungla, postura también tomada por Jane que, aunque siempre ha vivido en la ciudad, decide abandonarla para vivir con el hombre que ama. Así, junto a su hijo adoptivo, conocido como Boy, y Cheetah (que en España dieron a entender que era una mona, aunque realmente se trataba de un macho), es como lleva su vida esta peculiar pareja.

Tarzán ha sido versionado muchas más veces que Mowgli, tanto en el mundo del cómic como en el cine y la televisión, con una gran cantidad de adaptaciones, ya sean animadas o con actores reales. Entre ellos podemos destacar a Elmo Lincoln (el primero, en dos versiones mudas de 1918), a Johnny Weissmüller (el más famoso, que lo encarnó en doce películas desde 1932 hasta 1948) y a Gordon Scott (el único que hizo películas tanto en blanco y negro como en color, sumando un total de cinco, desde 1955 hasta 1960). Actualmente, se preparan nuevos proyectos, que está previsto que lleguen este año a las carteleras.

Por supuesto, era de esperar que unos personajes tan famosos inspiraran la aparición de otros como es el caso de Ka-Zar, creado por Bob Byrd en 1936, que se dejó caer por Marvel (cuando aún se llamaba Timely) desde 1939 hasta 1942. Su nombre real era David Rand y tenía un  león como fiel acompañante. Aunque sus inicios nunca gozaron de éxito, la Casa de las Ideas decidió recuperarlo en 1965, pasando a llamarlo Kevin Plunder, alterando sus orígenes y cambiando al león por un tigre dientes de sable llamado Zabú. Como se puede apreciar en la imagen, no es difícil mirarla sin que nos vengan Mowgli o Tarzán a  la mente, a pesar del cabello rubio de este personaje.

Ka-Zar

¡No te vayas sin comentar!