The First X-Men

Cuando anuncian una nueva serie sobre Lobezno o los X-Men ya no nos extrañamos, pues cada año sucede un par de veces, pero lo que ocurrió en 2012 ya es otro cantar… Marvel decidió que después de Origin todavía tenía más cosas que contar sobre el pasado de Logan y Creed, así que se sacaron otra historia de la manga donde ambos formarían un pequeño grupo pre-X-Men para protegerse entre ellos. La idea, si no se hubiesen tocado ciertos personajes con un pasado tan marcado, quizás hubiese funcionado y se hubiese quedado en otra serie más, pero lo que tenemos entre manos es casi un despropósito.

Portada de The Fist X-Men
Portada de The First X-Men

Logan llega a la ciudad con la misión de encontrar al hijo de un compañero de la guerra. No tarda ni 2 minutos en hacerlo, aunque descubre por las malas que el chico es un mutante y escapa no sin antes dejar a Lobezno “muerto” en el suelo. Con la ayuda de Creed, Dientes de Sable, localizan al chico en un complejo militar donde experimentan con mutantes. Estas son las que se podrían denominar las primeras investigaciones de la humanidad con mutantes antes del proyecto Arma X… antes de que todo el odio contra los mutantes empezase. A partir de que descubren los objetivos de este grupo antimutante deciden ir en busca de estos chicos y protegerlos. Durante los 5 capítulos de los que consta la serie la única meta es reunir a todos los objetivos para protegerlos y formar una comunidad, muy al estilo Charles Xavier. De hecho, este personaje tiene su presencia en la serie pues Lobezno intenta reclutarlo, aunque dice que estas cosas no le interesan y que tiene una vida perfectamente normal (aquí es cuando uno hace ese gesto tan humano de poner los ojos en blanco)… Otro personaje que hace su aparición es Magneto, quien se dedica a asesinar a ex-nazis y que tampoco quiere unirse a un grupo, que no está para esas chiquilladas. La gracia de la posición de Magneto es que al final de la historia es cuando decide empezar a formar su hermandad (aquí es cuando por segunda vez pongo los ojos en blanco).

Lo único interesante que aporta la historia es un poco más de contexto con la idea de Trask sobre su proyecto de los centinelas, a quienes podemos ver tanto en su fase alpha como en una versión más avanzada (más grande). Además también nos deja a las puertas de Arma X, cuando a Lobezno le ofrecen formar parte de ella. Por lo demás no aporta absolutamente nada y más bien crea algunos momentos tensos en cuanto a la línea temporal por culpa de las apariciones de Xavier y Magneto.

Sinceramente me sorprende que alguien como Neal Adams, que ha trabajado en otras series de X-Men, Batman, Green Lantern y en muchísimas otras, nos presente una historia tan simple, tan previsible y tan sinsentido. Un hombre que desde los 6o se dedica al mundo del cómic y que tan bien ha sido valorado durante tantísimos años ha conseguido que a partir de ahora evite sus obras. Parece una declaración muy tajante, pero realmente es uno de los peores trabajos que he leído en mucho tiempo. Su narración es confusa y su manera de jugar con el pasado tampoco ayuda. Lo único a lo que le atribuyo mérito es a su manera de hacer que Creed tenga una muy buena excusa para querer amargar a Lobezno de por vida.

Página de The First X-Men
Página de The First X-Men

Neal Adams también es el dibujante de First X-Men y creo que no es el artista perfecto para la tarea. ¿Por qué? Pues porque no es una serie centrada en Lobezno. Me explico: su trazo es muy grueso y las siluetas no están definidas por una sola línea, algo que le viene genial a Lobezno como ya pudimos ver en Arma X por ejemplo, pero al ser uncómic grupal donde todos los personajes no son iguales ni tan “bestiales” como Logan o Creed se antoja algo extraño y muy de los 90. Podríamos definir el tipo de dibujo como algo burdo y sin muchos detalles.

Este análisis está hecho sobre los comicbooks americanos y por tanto no puedo valorar ni la traducción ni la edición española, aunque si buscáis esta serie la ha editado Panini en su formato 100% Marvel bajo el nombre de La primera Patrulla-X.

En resumen, tenemos una historia que nos trascenderá en los anales de la historia, un dibujo que aunque cumple no llega con el estándar de hoy en día y un plantel de personajes con carisma 0. Sí, creo que nunca había hecho una valoración tan negativa de un cómic, pero es que realmente no te quedas con buen sabor de boca cuando lo terminas, de hecho casi te preguntas si ha pasado por la mano de algún editor serio. Este material es solo para completistas de Lobezno o curiosos.

2 Comentarios

  1. Hombre, yo no calificaría el dibujo de Adams de noventero XD, pero sí de un mal dibujo, sin paliativos. Lmentablemente no ha envejecido muy bien.

  2. Pues la verdad, recuerdo muchos cómics de los 90 con ese estilo, aunque quizás se deba a que he leído mucho de Adams XD

¡No te vayas sin comentar!