Cuento de invierno: amor mágico

Cuento de Invierno
Una bella historia de amor

 

 Adaptación de la novela de Mark Helprin titulada Winter’s Tale

Nueva York está sumido en un durísimo invierno. Una noche, Peter Lake  intenta robar en una mansión aparentemente vacía. Así empieza la historia de amor entre Peter y una joven que poco a poco se está muriendo.

El reparto está formado por: Colin Farrell, Jessica Brown Findlay, Russell Crowe, Jennifer Connelly, William Hurt, Eva Marie Saint, Matt Bomer, Kevin Durand, Lucy Griffiths y Kevin Corrigan.

Cuento de Invierno dirigida por Akiva Goldsman, se estrena el 14 de Febrero de 2014. 

Ya sé lo que estáis pensando ¿Una historia de amor en La Casa de El? Bueno, Cuento de Invierno es una bonita historia de amor, pero de amor mágico: tenemos fantasía, deseos realizados, milagros… y ángeles y demonios en lucha por inclinar la balanza hacia su lado.

Basada en un libro de Mark Helprin, adaptada por el propio director Akiva Goldsman (ganador de un Oscar por el guión de Una mente maravillosa), Cuento de invierno es una historia de milagros, destinos cruzados, y la sempiterna lucha entre el bien y el mal, ambientada en la ciudad de Nueva York y abarcando más de un siglo, el tiempo que vive el protagonista.

Colin Farrell (que parece estar especializándose en papeles más sentimentales como hizo también en Al encuentro a Mr. Banks) interpreta a Peter Lake, un ladrón que intenta escapar de su terrible y diabólico jefe, Russell Crowe, lo que logra gracias a la oportuna intervención de un extraño caballo. Pronto comprobaremos que ni el caballo ni su antiguo jefe son lo que parecen a simple vista, y que Peter está inmerso en una lucha entre ángeles y demonios, en la que aparece un par de veces el mismísimo Lucifer como estrella invitada.

Cuento de Invierno
Un caballo que es algo más

Su último golpe, antes de poner tierra por medio, le hace entrar en una lujosa casa en la que conoce a Beverly (Jessica Brown Findlay), una bella joven con una enfermedad terminal de la que se enamorará. Tras la inevitable tragedia, Peter se verá obligado a vagar sin memoria durante más de un siglo, hasta que llega a nuestros días donde la lucha volverá a empezar.

Teniendo claro que es, básicamente, una historia de amor, el elemento mágico está presente, pero de una forma muy leve. Hay un par de transformaciones demoníacas, pero son de apenas unos segundos. Asimismo, la magia de los ángeles es casi invisible, reduciéndose a unos destellos de luz momentáneos que harán cambiar el curso de la historia en momentos claves. Excepto por estos pequeños detalles, y la longevidad del protagonista, los elementos mágicos son apenas imperceptibles. Pero el guión deja muy claro que es una historia de milagros, magia y amor.

Cuento de Invierno
Las huestes del mal

Pausada, que no lenta, la historia va transcurriendo de una forma natural gracias a las correctas interpretaciones de los principales actores y, sobre todo, a la dirección. Ya hemos hablado de Colin Farrell, con una emotiva interpretación. Russell Crowe resulta aterrador la mayor parte de las veces, aunque está algo sobre actuado.  Beverly es una personaje encantador, una persona casi etérea, rodeada de un halo mágico, tanto en la realidad como de forma figurada. Y es que otro personaje importante de la película es la luz, gracias a unos efectos visuales que le dan a la película un tono nostálgico. La fotografía resalta el tono mágico de la historia con determinadas tonalidades y colores, y con planos donde se le da especial importancia a la luz, que está presenta durante todo el metraje de las formas más variadas: lámparas, luna y estrellas sobretodo, siendo una metáfora del bien, además de servir como guías espirituales.

Cuento de Invierno
Los amantes frente a frente

Cuento de Invierno es claramente una película fantástica donde la historia de amor, hilo conductor de la trama, queda oculta a veces por esa lucha entre el Bien y el Mal que tan solo entrevemos. Quiere ser emotiva y lo consigue, logrando que el espectador entregado se implique emocionalmente, sintiendo una gran empatía con los principales protagonistas.

 Previsible, sencilla y tierna, pero sincera película que no engaña al espectador que sabe lo que va a ver: una romántica película con toques fantásticos, milagros y amores “más grandes que la vida”, entretenida y conmovedora. No es casualidad que se haya estrenado el Día de los Enamorados.

[xrr rating=3/5]

Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!